martes, 5 julio 2022 3:40

FCC pega el salto a la obra pública de Oriente Medio

FCC prolonga sus éxitos de contratación de los últimos meses ahora en Oriente Medio. Su división de Construcción lidera el consorcio que ha resultado adjudicatario de uno de los contratos para la construcción de los túneles para alta velocidad ferroviaria y de mercancías de NEOM, la nueva ciudad que se está desarrollando al noroeste de Arabia Saudí. El proyecto ganado por el grupo español y sus socios alcanza los 550 millones de euros.

FCC Construcción lidera el consorcio que también integran China State Construction Engineering Corporation y Shibh Al-Jazira Contracting Company que ha resultado elegido para ejecutar uno de los contratos de construcción de los túneles dentro del proyecto saudí NEOM. El contrato constituye uno de los proyectos más importantes para el desarrollo de infraestructuras de transporte.

Los túneles permitirán una movilidad segura, rápida y sencilla de personas y mercancías. La roca excavada como parte del proyecto de construcción del túnel será procesada para su posterior reutilización dentro del revestimiento de hormigón que se utilizará tanto en los túneles como en otros proyectos, garantizando un mínimo impacto en el paisaje.

FCC, que cuenta con una dilatada trayectoria en Arabia Saudí tanto a través de su división de Construcción como de Agua (Aqualia), potencia con este nuevo contrato su cartera de obras, que al cierre del primer trimestre se situaba en 4.751,6 millones de euros, un 19,3% más que en diciembre de 2021.

Un impulso que prorroga recientes contrataciones como la de la construcción del túnel y las obras principales de la A-303 de Amesbury a Berwick Down (Reino Unido), un proyecto valorado en casi 1.500 millones de euros y para el que la compañía que dirige Pablo Colio es oferta preferente; la reconstrucción y posterior explotación de nueve puentes en Pensilvania (Estados Unidos), con un valor superior a los 2.000 millones de euros, y la construcción y operación de la red ferroviaria de cercanías en el entorno metropolitano de Toronto (Canadá), iniciativa que cuenta con un presupuesto próximo a los 7.000 millones de euros.

PAPEL IMPORTANTE DE CHINA

Por el momento, las empresas chinas tienen una gran rol en este megaproyecto, después de que China Railway ya se adjudicase el desarrollo de galerías y portales y China Sinohydro la red de transmisión de agua costera y de montaña.

Actualmente, son tres los pilares que conforman el proyecto. Por un lado, The Line, basado en diferentes núcleos urbanos situados en una extensión de 170 kilómetros de forma lineal, que abarcará cuatro ecosistemas diferentes (costa, desierto, montañas y valles).

En segundo lugar, Oxagon, la ciudad industrial flotante que abarcará sectores industriales de interés como el hidrógeno. Y por otra parte, Trojena, que busca la construcción de un nuevo destino de montaña. También existen otros proyectos más pequeños como NEOM Bay, Gulf of Aqaba o NEOM Zero, según la información publicada por Icex.

GRAN EVOLUCIÓN OPERATIVA

Esta compañía propiedad del multimillonario mexicano Carlos Slim, celebró el cierre financiero de 2021 con ganancias del orden de 580,1 millones de euros, es decir, el 121,2% más que el año anterior. Cifras que, según la compañía, han sido gracias la buena evolución operativa junto a la disminución del gasto financiero neto de 43,5 millones de euros y al impacto positivo de la diferencia de cambio de tasa contabilizada correspondiente a 24,5 millones de euros la cual para 2020 registraba una cifra negativa de 51,3 millones.

FCC registró ingresos de 6,659,3 millones de euros correspondientes a un incremento del 8,1% donde una de las áreas que mayor representación tuvo equivalente al 12,4% de incremento frente al año anterior, fue el área de medio ambiente.

El resultado bruto de explotación (Ebitda), se incrementó el 7,6% alcanzando los 1.126,6 millones de eurosgracias a los márgenes operativos especialmente del área de negocio de construcción. Adicional a esto, en el área de cemento se generó un impacto positivo gracias a la disminución por valor de 51,2 millones de euros menos por ventas de CO2 frente a lo registrado en 2020. Finalmente, la compañía también aduce este buen resultado a la consolidación global de sus empresas con la salida de Cedinsa y la llegada de Realia y Jezzine en 2021. Situación que al mismo tiempo le permitió a la compañía registrar un incremento del 40,1% respecto del resultado neto de explotación.


- Publicidad -