lunes, 4 julio 2022 6:16

Los accionistas de Iberdrola cierran filas con Ignacio Galán

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, obtuvo en la junta de accionistas un apoyo masivo. Rozó el 100% de votos a favor en los bloques de acuerdos sometidos a consideración de los accionistas, entre ellos, la gestión y el sistema de Gobernanza. Este respaldo es un espaldarazo para Galán de cara a las defensa de la compañía y de su contribución a la sociedad en el marco de un contexto complicado para las empresas del ámbito de la energía. Las perspectivas siguen siendo buenas para la empresa.

BLOQUES DE ACUERDOS

Apoyo masivo de los accionistas a la gestión del grupo. Todos los bloques de acuerdos, que recogen las 20 propuestas incluidas en el orden del día, contaron contado con un voto positivo al 98% de promedio, poniendo de manifiesto, un año más, la confianza de los inversores en la gestión de la dirección de la compañía. Este año, la Junta ha registrado un relevante incremento de participación de inversores institucionales, nacionales e internacionales.

Los accionistas dieron el visto al dividendo de involucración

El quórum fue del 72,13% del capital social, seis puntos más que el año pasado, lo que supone un relevante incremento de participación de inversores institucionales, nacionales e internacionales.

Además de que Iberdrola mantiene las previsiones, uno de los puntos más relevantes es que los accionistas dieron el visto al dividendo de involucración, que consiste en el abono de 0,5 céntimos de euro por acción a los accionistas -1 euro por cada 200 acciones- a los accionistas con derecho a asistir a la Junta General por haberse alcanzado el quórum de asistencia del 70 por ciento del capital social.

PROPUESTA DEL CONSEJO de IBERDROLA

En este contexto, la junta de accionistas -a propuesta de su Consejo- ha aprobado un dividendo complementario de 0,27 euros por acción, que se abonará en julio. Este, sumado al dividendo a cuenta ya distribuido -de 0,17 euros brutos por acción-, representa una remuneración total de 0,44 euros por acción, un 5% superior a la distribuida un año antes.

Asimismo, los accionistas han  dado el visto bueno a un nuevo programa de recompra de acciones propias con la finalidad de reducir el capital social. El objetivo es cumplir el compromiso del grupo de mantener estable el número de acciones en circulación, sobre las que se calcula el beneficio por acción, en torno a 6.240 millones. Sobre el papel, esta medida `provocarán que aumente el precio de los títulos, lo que no deja de ser una manera de mejorar la remuneración de los accionistas.

Para ello, Iberdrola amortizará un máximo de 197.563.000 acciones propias, representativas del 3,069 % del capital social actual de la compañía, entre las que se incluirán las que se adquieran con el programa de recompra.

MENSAJE DE TRANQUILIDAD

En este marco de incertidumbre, Galán lanzó un mensaje de tranquilidad apuntando que Iberdrola tiene un modelo de negocio resiliente en el actual contexto de mercado: cuenta con una alta diversificación -un 70% del margen bruto procede del área internacional-, una sólida estructura financiera -un 80% de la deuda es a tipo fijo y largo plazo con más de 6 años de media- y compras con precios cerrados o asegurados para 2022, evitando así las tensiones actuales de las materias primas.

La empresa mantiene sus previsiones a pesar de que hay circunstancias que le están afectando negativamente. El presidente Galán ha explicado cómo la subida de los precios del gas están afectando a la compañía de forma negativa, ya que la forma tiene los contratos a precio fijo cerrados para este ejercicio y la subida no se va a repercutir a los clientes.

Pese a estas circunstancia, Iberdrola mantiene sus previsiones de beneficio para este año, de entre 4.000 y 4.200 millones de euros.

Galán reafirmó el compromiso inversor de la compañía para contribuir a acelerar la transición energética

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, se dirigió a los más de 600.000 accionistas presencial. Durante su intervención desde la Torre Iberdrola de Bilbao reafirmó el compromiso inversor de la compañía para contribuir a acelerar la transición energética: “Las inversiones, que han alcanzado 9.940 millones de euros, nos ha permitido crecer a un ritmo superior al previsto, confirmando el éxito de nuestro modelo sostenible dirigido a consolidar una economía libre de emisiones e independiente energéticamente” asegurado el presidente a sus accionistas.

LOS RESULTADOS DE IBERDROLA

La consecuencia de este efecto inversor y el ritmo de su actividad se ha trasladado a los resultados y a la retribución al accionista. De hecho, las ventas han alcanzado la cifra de 39.114 millones de euros, con un incremento del 18% respecto del ejercicio 2021 y el beneficio operativo del grupo se situó en los 12.006 millones de euros, un 19% superior al del ejercicio anterior. Además, el beneficio neto escaló hasta la cifra de 3.855 millones de euros, con un crecimiento del 8% respecto de 2020.

Galán sale de esta junta con un respaldo que roza el 100%. Es el respaldo a la gestión Desde la llegada de Ignacio Galán a la compañía, la compañía ha pasado de ser una eléctrica local a consolidarse como la primera eléctrica de Europa, multiplicando por siete su tamaño en los últimos veinte años. Además, la compañía ha conseguido multiplicar por casi 6 veces su beneficio operativo, por más de 4 su beneficio neto y por 7 sus activos, hasta los más de 141.000 millones de euros.


- Publicidad -