martes, 9 agosto 2022 21:28

Condes Hotels, la puerta de entrada de Westin (Marriott) en Cataluña

Grupo Cadarso busca gestor y operador para su negocio hotelero. Con tres establecimientos ubicados en dos de las mejores zonas de Barcelona, los dueños de estos establecimientos han puesto la operación en manos de la asesora CBRE, según ha podido corroborar este medio tras la publicación de la información en medios especializados.

El grupo Cardarso no pretende vender los tres hoteles –Monument, Condes y Fonda España-, sino que sea una marca nacional o extranjera quien los opere y gestione. La cadena, dirigida por los herederos de Inmaculada, Miguel Ángel y del fallecido José Manuel Cadarso Gómez, sería una gran oportunidad para el grupo Marriott, que aún no ha abierto puertas en Cataluña pese a sus intentos entre 2015 y este 2022.

Los Cadarso, que ostentan un patrimonio de más de 135 millones de euros entre el negocio relojero, hotelero y distribuidor de firmas como Burberry, tiene ante sí una nueva oportunidad para desprenderse de este negocio, pero esta puerta está por el momento sellada.

EL MONUMENT, UNA OPORTUNIDAD ÚNICA PARA WESTIN

El grupo compró el hotel Condes Barcelona por apenas 40 millones de pesetas, unos 240.000 euros, con la deuda incluida, en el 95. Desde 2016, los rumores de venta son una constante, pero no se llega a materializar por supuestas fricciones entre los hermanos. Sin embargo y seis meses después del fallecimiento de José Antonio, se mueve ficha para evitar llevar la gestión de este trío de inmuebles.

La familia Cadarso, que vende al por mayor relojes de marcas reconocidas como Seiko, Philippe, Camel Trophy y Patek, entre otras, dispone también de actividad en la hostelería, con los prestigiosos Lasarte, Alaire Ramblas, Alaire y el catering de Martín Berasategui. Todo ello sumaba antes de la pandemia una facturación cercana a los 80 millones de euros.

En 2016, los rumores de venta provocaron la comidilla en el sector. El Monument, Condes y Fonda España salían al mercado, pero la pelea interna familiar lo habría evitado. En primer lugar, se exigía un precio muy elevado tras la aprobación de la moratoria de Ada Colau. Estas licencias, sin posibilidad de levantar un nuevo hotel, han disparado su precio desde entonces. De hecho, los precios continúan desorbitados en 2022, más con las expectativas para el turismo de cara a la temporada estival.

LOS PRECIOS DESORBITADOS RALENTIZAN LAS OPERACIONES

Tal es su precio y el negocio que hay detrás de los hoteles, que tan sólo se han cerrado cinco operaciones desde enero. En 2021, las diez operaciones registradas alcanzaron un valor total de 200 millones de euros. Antes de la pandemia, tan sólo se realizó una operación en 2019. “La venta de hoteles sólo se produce en Barcelona por necesidad de liquidez“, han señalado fuentes del sector a este medio.

La venta de hoteles sólo se produce en Barcelona por necesidad de liquidez

Con la crisis sanitaria urgió esta necesidad y la venta de establecimientos fue más que una operación de cara al futuro. “Los vendedores tenían que sacar rápidamente los inmuebles al mercado para pagar deudas“, sostienen las fuentes consultadas. Los precios fueron elevados, pero no tanto como se podría esperar y ni mucho menos se llega a los 200 millones de euros.

El Hotel Monument, un cinco estrellas gran lujo, está ubicado en el Paseo de Gracia y su remodelación costó 13 millones para sus 84 habitaciones, unos 154.000 euros de media. El precio que se exige ahora por habitación ronda los 800.000 euros, una cota demasiado alta para poder rentabilizar la inversión. La gastronomía en este establecimiento corre a cargo de Berasategui. Por día de estancia se ofertan entre 500 y los 2.000 euros por noche.

WESTIN TRATARÁ DE LEVANTARSE TRAS SU FIASCO

Este establecimiento sería el idóneo para Westin, la firma de lujo de Marriott. La firma lleva desde el año 2020 tratando de abrir su resort de lujo tras intentar aterrizar en Barcelona en plena prohibición. Westin está ahora en el Bonmont Goft Resort & Spa, en Tarragona. Sin embargo, tras la falta de licencias, el único complejo hotelero con golf en toda Cataluña está a un paso del embargo. Se trata de un establecimiento perteneciente en parte a la millonaria familia suiza Lavanchy. La otra mitad es propiedad de otra empresa helvética. El sonoro fiasco cerró las puertas a Westin para poner un pie en una zona estratégica para el turismo de lujo. El rótulo de la firma está colocada en la entrada del complejo, pero aún no hay visos de poder comenzar a operar con normalidad debido a las exigencias de dos de sus acreedores.

Vuelve el apetito inversor por Barcelona
Vuelve el apetito inversor por Barcelona

Sin embargo, Westin no estaría sola en esta operación. No son pocas las firmas internacionales interesadas en desembarcar en la Ciudad Condal, aunque habría tres ofertas diferenciadas. Condes Hotels no alcanzaría la categoría exigida para la marca de lujo de Marriott, al ser un cuatro estrellas. Sin embargo, sí podría ser un reclamo perfecto para las firmas españolas con intereses en Barcelona. Descartado NH Hoteles, no se descartaría a Hotusa.

SONDER, EL NUEVO ACTOR EN PASEO DE GRACIA

Por otro lado, firmas como Sonder sí han entrado recientemente en Barcelona, precisamente para gestionar el Hotel Passeig de Gràcia (Hotusa). No se descarta que en esta época estival pudiera estudiar y conocer de primera mano los movimientos reales de turistas en esta zona histórica. Y es que, entre sus activos cuenta con la gestión de La Casa del Sol, Le Palacete y Vasanta Hotel Boutique.

Cabe señalar que la inversión tiene el objetivo fijado en hoteles vacacionales, mientras que en el segmento urbano atrae al 43%. La mayoría del capital procede de las propias empresas hoteleras, ya sea para renovar su parque o bien expandirse.


- Publicidad -