lunes, 4 julio 2022 15:08

Altamira nombra a Patricia García Barrios directora de su nueva unidad de negocio

Altamira doValue Group nombra a Patricia García Barrios como nueva directora de su unidad de negocio especializada en la gestión de préstamos problemáticos para pymes. Su misión será impulsar este negocio “clave” para el desarrollo del grupo. 

El ‘servicer’ controlado en un 85% por doValue cuenta, desde el pasado mes de enero, con esta unidad, que ya gestiona una cartera de préstamos superior a 3.000 millones de euros.

García Barros contará con un equipo inicial de 40 personas que irá creciendo a medida que se incremente el volumen de activos bajo gestión en este segmento.

La nueva directora ha afirmado que la anticipación y visión de Altamira doValue Group en la creación de este servicio ha permitido a la compañía construir “una unidad muy especializada, pegada al terreno y con mucha capilaridad”, lo que considera “factores clave” para una adecuada gestión de este tipo de activos, por las propias características del segmento de las pymes.

“A ello sumamos nuestras fortalezas tecnológicas y el uso de herramientas de Inteligencia Artificial (IA), en las que la empresa también viene invirtiendo en el último año, en el marco de su Plan de Transformación”, ha recordado.

García Barrios cuenta con más de 20 años de experiencia profesional en el sector financiero y de recuperación de deuda. Comenzó su trayectoria en Banco Pastor y Catalunya Caixa, donde desempeñó funciones de gestión y dirección de equipos comerciales y de recuperación de morosidad en todos los segmentos.

En 2015, pasó a Servihabitat como responsable nacional de Gestión de Activos Financieros, gestionando cartera de Sareb, así como otras carteras de inversores (Atalaya, Carlit y Eloise) y participando en el asesoramiento en la inversión a Goldman Sachs.

En 2017 se incorporó a Solvia como responsable del equipo de Gestión de Activos Financieros (REDs), liderando el equipo de Gestión de Préstamos NPL promotor de Sareb y realizando labores de ‘portfolio management’ de la cartera. Durante esta etapa, también participó en procesos de mejora e implementación de herramientas tecnológicas de gestión y valoración de créditos.

Posteriormente, se incorporó a Altamira en 2019 como directora de la Gestión Territorial de NPLs, donde lideró la ejecución de la estrategia, el impulso y seguimiento directo de la gestión de recuperaciones a través de la red territorial para los diferentes clientes, carteras y segmentos. A esta función se sumó desde principios de este año la coordinación de la nueva unidad de pymes, de la que ahora ha sido designada directora.

EL 10% DE LOS CRÉDITOS ICO SERÁN MOROSOS

El consejero delegado de Altamira doValue Group en España y Portugal, Francesc Noguera, ha señalado que la puesta en marcha de la nueva unidad de pymes forma parte del Plan de Transformación que puso en marcha hace un año y del Plan Estratégico 2022-2024 que la compañía aprobó a principios de este año para hacer frente al nuevo entorno competitivo de la industria de los ‘servicers’.

El directivo espera un “crecimiento relevante” con esta unidad especializada, teniendo en cuenta el nuevo entorno económico. “La actual coyuntura macroeconómica, el alza de los tipos de interés que ya se está produciendo y la anunciada modificación hacia una política monetaria más restrictiva debido a los altos niveles de inflación alimentan este contexto de mayor complejidad en la gestión de préstamos a las pymes por parte de las entidades bancarias para el que Altamira viene anticipándose hace muchos meses”, ha destacado.

El volumen de ayudas ICO-Covid asciende a unos 150.000 millones de euros, correspondientes a alrededor de 500.000 empresas en toda España. Altamira doValue Group estima que, de este volumen total de ayudas, al menos en torno al 10% (unos 15.000 millones de euros) se conviertan en préstamos morosos, que deberán ser gestionados por unidades especializadas.


- Publicidad -