sábado, 13 agosto 2022 8:10

Conexión Madrid-Nueva York: los riesgos de un excesivo dominio de Uber

Todos conocemos los icónicos taxis de la ciudad de Nueva York. Si no hemos subido alguna vez en uno, sí que los hemos visto en películas. En 2018, empezaron la feroz competencia con los servicios de aplicaciones como Uber y Leafy. Se calcula que de los 80.000 vehículos que ofrecían estos servicios en la ciudad, tan sólo 13.000 correspondían a taxis. Las autoridades buscaban regular ese mercado e impusieron fuertes medidas para limitar su expansión y el endeudamiento que trabajar les había generado.

Luego llegó una alianza impensable entre Uber y los taxistas de Nueva York. La plataforma de vehículos incluiría en su aplicación toda la flota de taxis de la ciudad estadounidense. Un acuerdo de grandes rivales derivado de la dificultad de Uber para encontrar conductores desde el comienzo de la pandemia y del gran impacto de la crisis sanitaria en el sector de los icónicos coches amarillos.

Si trasladamos esa historia a la que estamos viviendo en Madrid entre el colectivo del taxi y los VTC, encontramos muchas semejanzas. Se acaba de aprobar en la Asamblea de Madrid, gracias a la abstención de Vox, la nueva ley de transportes que da luz verde a los VTC para seguir operando en la Comunidad de Madrid como hasta ahora

COMPETENCIA FEROZ

En la Gran Manzana, el taxi amarillo siempre ha sido un emblema, un icono. Sin embargo, en los últimos años, la tradicional industria del taxi se ha visto afectada por la feroz competencia de otros servicios de transporte que proveen plataformas digitales. Los taxistas tomaron las calles, iniciaron una lucha, y lograron una legislacion, la primera en su tipo.

“Se aprobó la primera legislación a nivel nacional para regular esta industria. Se congeló la extensión de licencias durante 12 meses, a excepción de vehículos especiales. Habrá una compensación mínima para los conductores y eso ayudará a más de 80 mil conductores y a sus familias”, decía Bill de Blasio, Alcalde de Nueva York.

El número de vehículos disponibles escaló de 2600 en 2015 a 80.000 en  2018.

Los taxis amarillos siempre han sido regulados. Sin embargo, la oferta del servicio se desbordó con la competencia desmedida de otro tipo de taxis operando en plataforma digitales como Uber o Leafy. El número de vehículos disponibles escaló de 2600 en 2015 a 80.000 en  2018. “Es un hecho que el 40% de los taxis que operan con aplicaciones están circulando vacíos mucho tiempo. Eso es terrible para los conductores, terrible para el medio, terrible para el tráfico, y todo por una estrategia corporativa demasiado ambiciosa”, subrayó Bill de Blasio en una rueda de prensa.

La legislación buscaba también mejor salario, tarifas justas y prestaciones para los taxistas que suelen ser inmigrantes. Muchos de ellos viven en pobreza extrema, porque se endeudaron por comprar coches y licencias, seducidos por la posibilidad de generar mayor ingreso. Frenar a los prestamistas que acosan a los taxistas y refinanciar las deudas de aquellos que las adquirieron es otro de los objetivos de la legislación, la que fue recibida con beneplácito por docenas de miles de taxistas agremiados, cuya lucha, motivó por los legisladores.

UN ACUERDO PARA LA HISTORIA

Más tarde, el pasado año, Uber llegó a un acuerdo para incluir a todos los taxis de la ciudad de Nueva York en su aplicación. Una alianza que podría aliviar la escasez de conductores del magnate de los viajes compartidos y moderar las elevadas tarifas, a la vez de ofrecer más negocio a los taxistas, cuyo medio de vida se vio afectado por la aparición de las aplicaciones para compartir autos y la pandemia.

Aunque Uber ha establecido asociaciones con algunos operadores de taxis en el extranjero, y los usuarios de varias ciudades de EE.UU. pueden utilizar su aplicación para reservar taxis si los taxistas deciden figurar en ella, la alianza de la ciudad de Nueva York es su primera asociación a nivel de ciudad en EE.UU.. Nueva York, uno de los mercados más lucrativos de Uber, ha sido un campo de batalla para la empresa y los icónicos taxis amarillos de la ciudad durante años.

“Es más grande y más audaz que todo lo que hemos hecho”, dijo Andrew Macdonald, jefe de movilidad global de Uber. La empresa espera lanzar la oferta a los usuarios esta primavera.

Como parte del acuerdo, los socios tecnológicos, autorizados por la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC) de la ciudad de Nueva York, integrarán el software de sus aplicaciones de taxi con el de Uber. Estas aplicaciones, gestionadas por Creative Mobile Technologies y Curb Mobility, son utilizadas por los aproximadamente 14.000 taxis de la ciudad, según Uber. Las dos empresas permiten el pago con tarjeta de crédito en los taxis y gestionan las pantallas que muestran el tiempo, las noticias y los anuncios a los pasajeros.

Los conductores de Uber en la ciudad de Nueva York reciben una tarifa mínima por tiempo y distancia fijado por el TLC

Los pasajeros pagarán aproximadamente la misma tarifa por los viajes en taxi que por los de Uber X, según la empresa. Los conductores de Uber en la ciudad de Nueva York reciben una tarifa mínima por tiempo y distancia fijado por el TLC, aunque Uber dijo que sus conductores suelen ganar más que esa tarifa. Y los taxistas que acepten llevar pasajeros de Uber recibirán el mismo pago.

SEMEJANZAS EN MADRID

La modificación de la Ley de Transportes que busca regularizar los Vehículos de Transportes con Conductor (VTC) ha sido aprobada este jueves en el Pleno de la Asamblea de Madrid.

Esta norma viene a hacer frente a la exigencia del bautizado como ‘Decreto Ábalos’, aprobado en 2018. Este decreto fijaba que los VTC no podrían ejercer su actividad a partir de octubre de 2022 si las autonomías no los regulaban.

El conflicto entre los VTC y el sector de los taxis viene de largo. Unos hablan de monopolio y otros de competencia desleal.

En 2019, en Madrid había 12,3 licencias de VTC por cada 30 de taxi. La mayoría de las comunidades se coloca por debajo de 5. Pero esto no significa que los VTC se estén saltando la ley. Lo que incumplen es el ratio 1/30, y lo hacen por la liberalización de las licencias que hizo zapatero en 2009. Esta normativa ya no está vigente pero sus efectos no se pueden eliminar de forma retroactiva.

Las exigencias de los taxistas incluyen, a parte de que se cumpla el ratio 1/30, que los VTC se tengan que precontratar con una hora de adelanto, que tengan que volver a aparcamientos específicos y hacer recorridos de al menos 5 kilómetros.

La pelea ya está abierta y los VTC como Uber, Bolt o Cabify, ya tienen su ley

De momento, habrá que esperar a ver qué acaba sucediendo en el futuro cercana en la capital madrileña en relación al conflicto entre los VTC y los taxis. La pelea ya está abierta y los VTC como Uber, Bolt o Cabify, ya tienen su ley. Ahora solo queda ver si, al igual que ha pasado en Nueva York, acaban echando al colectivo del taxi, para más tarde llegar a un acuerdo con el mismo y convivir ambos en paz.


- Publicidad -