viernes, 2 diciembre 2022 7:01

Metrovacesa rechaza a Slim: ser el rey del inmobiliario español no es barato

Slim ha subestimado a Metrovacesa. Una OPA sobre la promotora hace dos meses, valorada en 284 millones de euros, devolvía a los titulares a uno de los milmillonarios más activos del planeta: Carlos Slim. El magnate mexicano es conocido en España principalmente por dos de sus inversiones iniciales. Por un lado, los 1.500 millones de euros con los que se unió en 2015 a Esther Koplowitz para levantar FCC. Por otro, los dos millones con los que él y su yerno, Arturo Elías Ayub, rescataron al Real Oviedo en 2012. Este año, en mitad de la tormenta energética y la invasión de Ucrania, en la que el sector inmobiliario ha vivido su propio tsunami, Slim pretendía poseer las cartas ganadoras y convertirse en el rey del ladrillo español.

FCC lanzaba hace unas semanas una OPA sobre Metrovacesa para obtener el 29,4% del capital a 7,8 euros por acción. Sin embargo, más tarde, redujo ese precio a 7,2 euros. Así lo comunicó FCC a la CNMV después de que se cumpliese el plazo previsto en el anuncio de OPA para presentar formalmente su oferta. Una cantidad que para muchos accionistas minoritarios no resultaba suficiente de primeras. Y es que el precio de Metrovacesa en bolsa se ha mantenido estable. Se revalorizó un 20% en cuestión de un mes y viendo esa evolución todo parecía indicar que los inversores no iban a acudir a la OPA.

Ahora, Metrovacesa ha rechazado a Slim. En Merca2.es ya lo anunciábamos. Banco Santander y BBVA juegan un papel determinante en la operación. Y es que ambas entidades son quienes controlan la mayor parte del capital de la promotora. Aún esto, el rol de los minoristas también resulta crucial para entender las intenciones del accionariado. El valor actual de la acción de la promotora era un indicativo de que la oferta inicial de Slim era y es insuficiente. También se podía entender como una presión para que FCC eleve dicha oferta, y de esta forma, que el inversor tenga mayor rentabilidad. El jueves sabremos como continúa el espectáculo.

RECHAZO UNÁNIME

El consejo de administración de Metrovacesa ha rechazado por unanimidad la opa parcial del inversor mexicano Carlos Slim por el 24% del capital de la promotora española. La compañía explicó este lunes, en un documento remitido a la CNMV, que según un informe encargado a Bank of America, el precio aportado por el inversor mexicano a través de FCC es insuficiente. Slim ofrece 7,2 euros por acción.

El informe encargado a Bank of America para valorar si el precio que Slim está dispuesto a pagar es justo, indica claramente que la contraprestación ofrecida a los accionistas es «inadecuada desde un punto de vista financiero».

Tanto Santander como BBVA, principales accionistas de Metrovacesa, descartan vender sus acciones al magnate mexicano. Los consejeros de ambas entidades financieras se han sumado al resto de consejeros para rechazar una opa no solicitada, que se puede considerar como hostil.

El Grupo Santander considera que el precio de la oferta «no recoge adecuadamente el valor intrínseco de las acciones de Metrovacesa y que, a día de hoy, no tiene intención de aceptar la oferta con sus acciones», un 49,36% del capital, se apuntó en el informe, «si bien se reserva la facultad de revisar su intención si se produciese un cambio de circunstancias», se destaca en el documento remitido a la CNMV.

De igual forma, BBVA considera que el precio de la oferta «no es suficientemente atractivo y, a día de hoy, no tiene intención de aceptar». Es por ello que no venderá las acciones representativas del 20,85% del capital.

La CNMV autorizó la opa a finales del mes pasado. La filial inmobiliaria de FCC anunció en marzo su intención de presentar esta oferta a un precio de 7,8 euros por acción. Sin embargo, unas semanas más tarde, lo redujo a 7,2 euros, dado que Metrovacesa decidió entregar un dividendo de 0,6 euros por acción. Con ese movimiento, FCC podrá alcanzar una participación máxima del 29,4% del capital social de Metrovacesa. Esto incluyendo el 5,4% del que ya es titular, en una operación valorada en 262 millones.

El consejo de Metrovacesa, como es obligatorio, analizó la oferta de FCC y contrató a BofA Securities como asesor financiero y a los despachos Hogan Lovells International y Uría Menéndez.

El consejo de Metrovacesa rechaza la opa de Slim por considerar bajo el precio

La inmobiliaria también informó que Bank of America ha sondeado potenciales inversores interesados en Metrovacesa, tanto industriales como financieros. Ha contactado con ellos para conocer cualquier potencial interés en ofertas competidoras, sin de momento obtener ningún resultado. La promotora revela que se han mantenido en contacto con Slim con el objetivo de explorar la posibilidad de mejorar el importe de la opa y se han promovido contactos para buscar potenciales inversores interesados en formular una oferta competidora, sin conseguir resultados.

Según la ley de opas, Slim tiene hasta el jueves para mejorar su precio.

DOS POSIBLES VÍAS

El rechazo a la operación pone dos cuestiones sobre la mesa. La primera, si habrá suficientes accionistas minoritarios para vender al importe ofertado de 7,20 euros. La segunda, si el empresario mexicano, ante el no del consejo, mejorará su oferta. Los accionistas tienen hasta el 14 de junio para aceptar la propuesta de FCC. Este lunes, los títulos de la promotora cerraron a 7,07 euros.

Por otra parte, el consejo de administración quiso subrayar que, sea cual sea el nivel de aceptación que acabe recibiendo la OPA, Slim «en ningún caso alcanzará con la oferta una participación accionarial que le permita ejercer individualmente el control sobre las decisiones estratégicas o empresariales de Metrovacesa».

El consejo de Metrovacesa, además, se toma la licencia de tomar cartas en el asunto cuando acabe la oferta, según avisa en el documento remitido este lunes al regulador. Destaca que si, como resultado de la oferta, la acción no tuviese «una adecuada frecuencia de negociación y liquidez bursátil», el consejo «analizará la situación y adoptará las decisiones que resulten razonables en función de las circunstancias y de las decisiones del resto de accionistas».

Metrovacesa puede sopesar varías posibilidades. De un lado, que los actuales accionistas pongan en venta una parte de sus acciones para incrementar el free float de la sociedad. Por el otro, lanzar una ampliación de capital, con el objetivo además de incrementar la liquidez, de diluir el peso que adquiera FCC en el accionariado, pero también el del resto de accionistas. Y también puede explorar otras opciones con un efecto más pequeño, como rubricar contratos de liquidez.


- Publicidad -