jueves, 30 junio 2022 16:06

Las consecuencias para tu salud de abusar de la manicura permanente

La manicura permanente se ha puesto muy de moda en los últimos años. Y es que sus ventajas son muchas con respecto a manicura normal. Sin embargo, esta técnica tan extendida tiene sus inconvenientes y, si se hace un mal uso de ella, puede suponer problemas para nuestra salud. Por eso, es importante tener en cuenta estos aspectos y la forma en que actúa sobre nuestras uñas este tipo de esmaltado antes de empezar a empezar a realizársela ya que la comodidad que da su duración acaba teniendo una especie de efecto adictivo y no querrás dejarla y volver a los esmaltes clásicos.

Importancia del cuidado de las uñas

La salud de las uñas no solo es una cuestión estética, sino que también es una cuestión médica. Las uñas son las encargadas de proteger los tejidos de nuestros dedos pero, además, nos pueden avisar de muchas enfermedades, algunas de ellas bastante graves y que pueden atajarse con una detección precoz. Hay determinados síntomas que se manifiestan a través de las uñas y que te están avisando de que hay algún problema y que debes prestarle atención. Por ejemplo, unas uñas amarillentas o con manchas marrones pueden indicar la presencia de hongos pero también son síntoma de algunas enfermedades, especialmente pulmonares, al igual que los puntos blancos, que también son signos de que algo no está bien.

La manicura permanente oculta las enfermedades de las uñas

Como decíamos antes, las uñas son el reflejo de muchas patologías y enfermedades y pueden indicarnos un problema de salud. Por eso, es importante no excedernos en el tiempo en que llevamos este tipo de técnica, ya que podríamos estar posponiendo el diagnostico de un problema que en algunos casos puede ser grave. De hecho, tan importante es lo que dicen las uñas sobre la salud que en muchos casos, como en partos y casi cualquier tipo de operación, no está permitido llevar ningún tipo de manicura, mucho menos permanente ya que para retirarla de urgencia necesitarían una técnica y unos productos específicos.

La manicura permanente cambia y empeora el aspecto de nuestras uñas

Otra de las principales contraindicaciones de la manicura permanente es el estado en el que deja nuestras uñas, sobre todo si se realiza de forma muy continuada y extendida en el tiempo. Aunque esto también puede pasar con el esmaltado tradicional si usamos productos de mala calidad, es mucho más común que ocurra con el esmaltado permanente ya que los productos que se utilizan en el proceso son mucho más agresivos. Por eso es tan importante que esta técnica sea realizada por un profesional y que te asegures siempre de que los productos que se utilizan y la higiene del lugar es la adecuada para evitar, en la medida de lo posible, que tus uñas se estropeen.

Los productos utilizados pueden causar alergias y dermatitis

Aunque esto puede ocurrir con la mayoría de los productos de cosmética y depende en gran medida de nuestra sensibilidad hacia ellos, los productos que se utilizan en la manicura permanente son químicos muy fuertes, por lo que es relativamente frecuente que causen dermatitis y alergias. Concretamente, esto se debe a los acrilatos, unas sustancias presentes en los esmaltes permanentes y que tienen un altísimo riesgo de causar alergias, especialmente si la técnica realizada no es la correcta. Este tipo de reacciones alérgicas suele producirse cuando nuestra uña o nuestra piel entra en contacto con el esmalte fresco, por eso realizar el secado en la lámpara de luz ultravioleta o LED es primordial para evitarlo.

La manicura permanente debilita las uñas

Una de las principales razones por la que muchas mujeres eligen la manicura permanente frente al esmaltado tradicional es el hecho de notar tus uñas más fuertes y resistentes. Pero lo cierto es que esta sensación solo es pasajera e increíblemente contraproducente, ya que al retirar el esmalte nuestras uñas estarán mucho más débiles que antes debido, por una parte, al esmalte permanente en sí mismo y, por otro lado, al hecho de para ser retirado necesitamos usar acetona pura y limar la superficie de la uña. La acetona reblandece y debilita nuestra uña y la piel que la rodea, mientras que la lima va a terminar por eliminar la capa superior de la uña haciendo que esta se vuelva cada vez más fina.

Separación de la uña con la carne debido a la manicura permanente

Es muy común que la manicura permanente se realice junta a otras técnicas como las uñas de gel o las uñas acrílicas, una forma extremadamente duradera de llevar uñas postizas. Esto es un problema añadido para las uñas de nuestras manos, que sufrirán enormemente con el uso continuado de este tipo de técnicas. Es muy importante, todavía más que cuando hablamos solo de manicura permanente sobre nuestra uña sin ningún tipo de postizo, que acudamos a un centro especializado y de calidad, ya que el uso de este tipo de técnicas puede provocar que nuestra uña natural se separe e incluso pueda llegar a caerse. De hecho, la manicura permanente es una causa muy común de onicolisis, que causa que la uña se separe del lecho ungueal.

Es causante de infecciones

Otra de las consecuencias frecuentes de la manicura permanente, especialmente si se realiza de forma continuada, con productos de mala calidad o en un centro no especializado, son las infecciones. La mayoría se producen a consecuencia de otras patologías derivadas de este tipo de técnica, como la ya mencionada onicolisis, pero también pueden surgir por el contacto directo de estos productos con la piel que rodea la uña. Es muy común en los centros de manicura que la profesional retire y corte las cutículas. Esto, si no se realiza de forma adecuada y solo cuando sea estrictamente necesario, puede causar heridas e infecciones muy molestas en nuestras manos.

La gran ventaja de este tipo de esmaltado

La manicura permanente se ha convertido en los últimos años en uno de los tratamientos de belleza más solicitados. Este tipo de esmaltado tiene una ventaja fundamental frente a cualquier otra técnica y es su larga duración. Una buena manicura semipermanente, hecha con productos de calidad y llevada a cabo por un profesional, puede durar perfecta entre dos y tres semanas, aunque hay que tener en cuenta el crecimiento natural de las uñas ya que cuanto más rápido crezcan más deteriorada se verá tu manicura. Sin embargo, pese a esta gran ventaja que presenta con respecto a los esmaltes tradicionales, también puede traer consigo graves consecuencias para tu salud. Si quieres saber cuáles son, sigue leyendo.

esmaltes manicura semipermanente

[nextpage]

La manicura permanente puede causar hongos

Por último, uno de los problemas más comunes de la manicura permanente son las infecciones por hongos. Estos están causados por la humedad que se acumula debajo de las uñas y que, aunque no es un problema grave, es incómodo, molesto, difícil de curar y puede acabar extendiéndose a todas las uñas. El esmalte es el primer causante de este tipo de infecciones ya que la laca crea una especie de barrera que no deja respirar la uña y hace que la humedad se cumule durante más tiempo. Este problema suele ser más frecuente en verano debido sobre todo a las piscinas, aunque hay que tener cuidado durante todo el año. Otra de las causas tiene que ver con la higiene de los productos y objetos que se utilizan para realizar la manicura, ya que la falta de higiene y el hecho de no desinfectarlos bien es una causa asegurada de hongos e infecciones.

[/nextpage]


- Publicidad -