domingo, 3 julio 2022 9:56

Shopopop, el éxito fulgurante de la entrega colaborativa

Actualmente, en el mercado podemos encontrar muchas plataformas de delivery, pero y si te dijera que puede que ha llegado un nuevo formato para este tipo de apps. En concreto, estamos hablando de un servicio de reparto basado en la colaboración, con el objetivo de optimizar trayectos y reducir emisiones.

La primera empresa del sector delivery que cuenta con este modelo de negocio en España es la plataforma Shopopop. Su servicio está disponible en nuestro país desde el mes de febrero, y llegó desde Francia.

Esta compañía del sector delivery fue fundada en 2016 en Nantes, y ha tenido tanto éxito en Francia, que ya ha expandido su servicio a España. Se trata de un servicio de reparto colaborativo, también conocido como co-delivery, que permite a sus usuarios rentabilizar sus desplazamientos diarios.

SHOPOPOP, ENTREGA CON TRABAJO EN EQUIPO

El conocido como crowdshipping o delivery colaborativo se está posicionando como una alternativa muy interesante para atajar los problemas a los que se enfrenta el sector delivery de la última milla. Así, este modelo aporta flexibilidad, sostenibilidad y eficiente.

En concreto, el servicio de la plataforma Shopopop se diferencia de otras apps del sector delivery en que se centra en la colaboración. De esta forma, se sirve del conocido como reparto colaborativo para que las personas que usan esta app puedan rentabilizar sus desplazamientos diarios. Por ejemplo, entregando la compra o los paquetes a las personas que viven cerca, como sus vecinos.

Esta plataforma se presenta como una ayuda para mejorar el saldo a fin de mes. En su página web, este modelo de reparto colaborativo se compara con situaciones de la vida cotidiana, como pueden ser: compartir coche, alquilar entre vecinos o cuidar mascotas. Así, propone o nos expone la idea de colaborar en el reparto. Aunque, se aclara también en esta web que se trata de un servicio ocasional que los particulares prestan a otros particulares, a cambio de una remuneración.

«entregar a tus vecinos significa prestar un servicio a las personas»

El funcionamiento de Shopopop es fácil, por cada entrega se paga una gratificación a la persona que realiza el reparto, que se calcula en función del volumen del pedido. En concreto, estas entregas tienen un coste mínimo de cuatro euros. Además, es prácticamente imposible que cuando llegue la persona a hacer el reparto no haya nadie, ya que quién recibe el pedido elige el horario según su disponibilidad.

Por tanto, el objetivo de Shopopop o de cómo se plantea este modelo de delivery cooperativo es que, por ejemplo, una persona que llega a una hora concreta del trabajo, realice una entrega en un domicilio cercano y así se lleve un salario extra. Lo que supone a su vez un ahorro de combustible y de desplazamientos, ya que esa persona iba a realizar de todas formas ese recorrido hacia su casa.

NO SUSTITUYE UN SALARIO PROFESIONAL

Según la página web de la compañía, Shopopop supone una forma sencilla y responsable de complementar los ingresos, pero su objetivo no es sustituir un salario profesional. Ya que, con esta app, una persona que se encargue del reparto puede llegar a realizar una media de 10 a 12 euros, lo que supone una propina de 50,30 euros al mes.

«Queremos fomentar la economía colaborativa para que cualquier persona pueda ganar un dinero extra entregando a sus vecinos»

Sin embargo, el corazón de este proyecto se centra más en amortizar los viajes que hacemos a diario o de forma habitual, para reducir también la contaminación. Por lo que podemos decir que se trata más bien de un servicio de ayuda mutua entre particulares, que viven en una zona próxima.

Así, en la página web se indica que «entregar a tus vecinos significa prestar un servicio a las personas con movilidad reducida, a los ancianos, a las personas sin vehículo o, a veces, simplemente a las personas que tienen prisa».

Tras su aterrizaje en España, uno de los primeros lugares a los que ha llegado la app Shopopop ha sido Madrid. Aquí, ya se ha asociado con floristerías como Mon Parnasse o Natural Bouquet, y con la tienda de vinos Vino Premier.

«Gracias a nuestro modelo de negocio se consigue un óptimo rendimiento logístico con mayor flexibilidad. Por un lado, queremos ayudar al comercio local a competir frente a grandes como Amazon y otros gigantes del e-commerce. Y, por otro lado, queremos fomentar la economía colaborativa para que cualquier persona pueda ganar un dinero extra entregando a sus vecinos y potenciando acciones más sostenibles», ha destacado la directora de la compañía en España, Clara Lloveres.

En resumen, Shopopop es una app que ya está presente en 7 países europeos, y que es pionera en el modelo de ‘crowdshipping’, una rama de la economía colaborativa aplicada a la mensajería que consiste en aprovechar el viaje de una persona para que lleve un paquete a otra que se encuentra en su camino.

Asimismo, recientemente, en mayo, Shopopop ha alcanzado los 3 millones de entregas en las ciudades europeas en las que opera, desde su fundación en Francia en 2016.


- Publicidad -