jueves, 30 junio 2022 21:59

Una Fox News cañí: el viejo sueño de la derecha española emerge de nuevo

Roger Ailes, cerebro de la Fox News y creador de muchas de las fake news que abonaron el terreno para el acceso al poder de Donald Trump en los Estados Unidos, dividía al mundo en dos: “amigos o tierra quemada”.

Esta visión maniquea del famoso depredador sexual cuya vida se retrata en la popular miniserie ‘La voz más alta’ parece ser el modelo de algunos prebostes del PP, partido que desde hace años lamenta el supuesto sesgo progresista de la industria audiovisual autóctona. 

Con este mantra justificaron hace un cuarto de siglo la sórdida manipulación de RTVE durante el aznarismo, con Ernesto Sáenz de Buruaga y Alfredo Urdaci ejerciendo de comisarios políticos, o el asalto a Antena 3 con la chequera de la recién privatizada Telefónica liderada por Juan de Villalonga.

Julio Somano, que ejerció de estrella en las polémicas ‘Telenoticias’ de Telemadrid durante el aguirrismo y fue jefe de informativos de TVE con el Gobierno de Mariano Rajoy, articuló en su tesis de fin de curso de un máster realizado en 2005 una “Estrategia de comunicación para el triunfo del Partido Popular en las próximas elecciones generales” que esta formación acabaría perdiendo por su radicalismo (conspiración sobre el 11M, rechazo a las bodas entre personas del mismo sexo, oposición a la negociación entre el Gobierno central y ETA que pacificó el norte…).

El periodista sostenía que “el PP no debería dejar pasar estas formas de politizar el entretenimiento en televisión” y recordaba que “en la serie ‘7 vidas’, la de mayor audiencia de los domingos por la noche durante los últimos años, hay muchos protagonistas que se consideran de izquierdas. El único que dice que es del PP es el frutero: un hombre echado de casa por su mujer —que se ha ido con otro—, ignorado por sus hijos —de los que no se preocupa—, repudiado por las mujeres y manifiestamente misógino y xenófobo”. 

TDT PARTY

Quizá el único empresario conservador que ha sabido adaptar con cierto éxito el modelo norteamericano de televisión es Julio Ariza, que a partir de 2005 triunfó con una pequeña cadena, Intereconomía TV, que con sus aciertos y defectos (“364 días de Orgullo de la gente normal” o misas desde el Valle de los Caídos), logró grandes dosis de influencia gracias a una programación imaginativa que acabó opada por Trece TV y replicada, desde el otro lado del cuadrilátero, por La Sexta.

El canal, políticamente independiente al PP, replicó el modelo radiofónico nocturno de las últimas cuatro décadas: tertulia política en prime time, ‘El gato al agua’, y deportes a medianoche, ‘Punto pelota’. Este canal, que superó fácilmente a otros proyectos informativos como el público Canal 24 horas o el prisaico CNN+, acabó dejando la TDT estatal porque los problemas económicos del grupo fueron agravados por la consciente asfixia del Gobierno de Mariano Rajoy, que prefería otros empresarios mediáticos más moldeables.

En el bautizado como TDT Party (en relación al lobby pretrumpista Tea Party) también apareció Trece TV, fracaso mayúsculo que ha supuesto unas pérdidas a la Conferencia Episcopal superiores a los 100 millones de euros. 

Este canal gris, repleto de westerns, informativos afines al PP y unas eucaristías que sirven a Fernando Giménez Barriocanal para justificar el ruinoso proyecto, ha acabado fusionándose con COPE para que los beneficios de Carlos Herrera enjuaguen unas pérdidas televisivas que en los últimos años se han cubierto con unos fondos europeos de los que apenas llegaban a Cáritas.

EL CANAL QUE NO LLEGARÁ

En los últimos meses varios proyectos han intentado acompañar a la TDT a Trece. Es el caso del fallido proyecto La Séptima, que nacía de la mano del exdiputado Marcos de Quinto con la intención de replicar a La Sexta desde un punto de vista conservador. 

El nuevo proyecto era “de carácter generalista cuyos contenidos se enmarcarán dentro del género de entretenimiento informativo. La nueva cadena televisiva no tendrá adscripción política alguna y no estará supeditada a los intereses de ninguna formación política ni a ningún credo en particular, sino que pretende aglutinar a todos los defensores de las democracias liberales y de las libertades, tanto individuales como de libre emprendimiento, independientemente de sus preferencias políticas“.

“En definitiva, el nuevo canal llega para ocupar un hueco en el que no cabrá duda de su inequívoca defensa de la Constitución de 1978 y, por ende, de la monarquía parlamentaria, de la unidad de España, de la separación de poderes y del respeto a las instituciones“, aseguraban.

De Quinto, finalmente, no logró la financiación necesaria y saltó de un barco en el que estaban el empresario murciano Juan Francisco Zambudio o el polémico y millonario Félix Revuelta, padre de Naturhouse. 

El ex director general de Coca-Cola España se sumó finalmente a una ampliación de capital de la controvertida plataforma Estado de Alarma que lidera Javier Negre, acusado por Okdiario.com de precarizar a sus empleados. 

Este proyecto, apuntalado por administraciones ‘populares’ como el Ayuntamiento de Madrid, la Diputación de Ourense o el Gobierno de la Región de Murcia, a pesar de que Negre decía rechazar el dinero público, ha perdido como presidenta ejecutiva a María Cordón, exCEO de Quirón Salud e hija de Publio Cordón, empresario asesinado por los GRAPO.

LA TDT MADRILEÑA

La derecha sí que cuenta con varios proyectos audiovisuales en la TDT de la conservadora Comunidad de Madrid. Y es que hasta cuatro ofertas diferentes se pueden encuadrar en posiciones claramente conservadoras. 

Es el caso de Libertad Digital TV que emite espacios de Es Radio como el de Federico Jiménez Losantos, comparado en algunos ámbitos con Tucker Carlson, estrella de Fox News y avalista de la teoría xenófoba de ‘El gran reemplazo’ (que dice que las personas caucásicas están siendo relevadas por miembros de otras etnias).

El grupo que preside Jiménez Losantos acaba de reforzar su área audiovisual con Carlos Cuesta, que tras dejar Okdiario “trabajará en colaboración directa con la dirección en el área de gestión del grupo así como con Raúl Vilas en la elaboración diaria de productos informativos multimedia”, explica Libertad Digital.

Este grupo tuvo problemas el pasado año porque Jiménez Losantos tuvo la valentía de desmarcarse de las teorías antivacunas para enfado de algunos medios con la nueva 7NN, fundada por Marcial Cuquerella (ex de Intereconomía TV), liderada por periodistas como Luis Losada (vinculado a El Yunque, según varios medios) y que cuenta entre sus colaboradores como el negacionista Fernando Paz o el mesiánico tuitero Alvise Pérez, que compartió una PCR falsa de Salvador Illa y publicó fotografías de José Luis Ábalos cuando se encontraba en el interior de su domicilio.

En la TDT madrileña también pueden encontrar a la relanzada Distrito TV, que acaba de sumar a su parrilla ‘La segunda dosis’ de Alfonso Rojo (Periodista Digital). El canal cuenta con otros espacios informativos liderados por Javier Algarra, Jesús Ángel Rojo (presidente del proyecto) o el propio Carlos Cuesta. 

Al accionariado de este canal que también se ve en Valencia se acaba de sumar Félix Revuelta, que asegura que quiere convertir a Distrito TV en la “Fox News española”, hecho al que se acercó Julio Ariza, que hoy está al frente de El Toro TV.

El proyecto heredero de Intereconomía TV afín a Vox cuenta con espacios como ‘El gato al agua’, ‘Dando caña’ o ‘España en la memoria’ y acaba de desalojar de su parrilla a ‘Estado de Alarma Night Show’ a cuenta de la guerra entre Eduardo Inda y Javier Negre.


- Publicidad -