lunes, 4 julio 2022 17:33

Las puertas que le abre a El Corte Inglés su futuro hotel en Goya

El Corte Inglés ya tiene luz verde para dar el salto al negocio hotelero con un primer hotel gestionado al 100% por la compañía. En el día de ayer, el pleno del Ayuntamiento de Madrid votó a favor del futuro hotel propiedad de la cadena de grandes almacenes. Estará ubicado en el centro de Madrid, contará con 113 habitaciones y supondrá una inversión de 6,8 millones de euros. El Corte Inglés se meterá de lleno así en un sector en el que hasta la fecha no estaba del todo presente y lo hará dando una nueva oportunidad a dos edificios residenciales prácticamente vacíos en el barrio de Salamanca, en la madrileña calle Goya.

120 EUROS POR HABITACIÓN

El pasado miércoles, la comisión de Urbanismo daba el visto bueno al plan que convertirá dos edificios contiguos de la propiedad de la compañía. Situados en las calles Goya 89 y Conde de Peñalver 3 (ver imagen), el hotel se ubicará en plena almendra central madrileña. Será un hotel de 4 estrellas con 113 habitaciones y se calcula que cueste de media 120 euros al día por habitación.

Fuente: Google Maps.

El edificio de la calle Goya 89 es un típico residencial multifamiliar de primer tercio del siglo XX -según el Catastro data de 1920- con 5.918,3 metros cuadrados de superficie neta y orientado sobre todo a vivienda familiar. Por su parte, el de Conde de Peñalver 3, es también un típico residencial multifamiliar de primer tercio del siglo XX, que según el Catastro data de 1915 y posee de 3.160 metros cuadrados de superficie.

UNA INVERSIÓN DE 6,8 MILLONES

El plan especial también estima cuánto costará a El Corte Inglés empezar a mover los hilos para el futuro hotel. En total, se prevé una inversión de unos 6,8 millones de euros, cifra que podría estar amortizada en 20 años, si tenemos en cuenta una tasa hipotecaria del 5% y efectuando un reparto del beneficio neto, de manera que se destine a la recuperación de la inversión el 30% del mismo, y el 70% sobrante a la remuneración del promotor.

Se espera que el hotel genere en torno a 2,5 millones de euros al año

Si se utiliza un 40% del beneficio neto para la amortización de la inversión, la recuperación de la misma se produciría en 13 años, y si el porcentaje se elevara al 50%, la recuperación se reduciría a apenas nueve años, tal y como calcula la compañía que preside Marta Álvarez en la memoria económica del plan especial que recoge, por otra parte, un detallado plan de ingresos brutos del futuro hotel, el restaurante y el bar del mismo, así como del ‘spa’.

En total, 4,77 millones de euros, siendo el hotel, evidentemente, el que generará el grueso de los ingresos a la compañía, en torno a 2,5 millones de euros al año, partiendo de una tarifa media diaria de 120 euros al día y unos ingresos por habitación disponible de 60 euros, partiendo de una ocupación del 50% y la apertura del establecimiento los 365 días del año. La compañía también espera conseguir unos ingresos de casi 1,3 millones gracias a la organización de eventos en el futuro hotel. Y no es para menos, teniendo en cuenta la ubicación privilegiada en la que se encuentra.

En el caso de que en el futuro no diera los beneficios esperados, existirá liquidez de sobra y resultará sencillo vender el activo.

LA IZQUIERDA, EN CONTRA

El proyecto de hotel de Goya de El Corte Inglés no fue bien recibido por todos. Y es que acaparó el voto en contra de los grupos del PSOE y Más Madrid, con seis representantes en total en la Comisión citada. “No estamos en contra de que haya una actividad económica nueva, sino de que no se controle. El problema es que en el centro de Madrid prolifere la misma actividad (hoteles, pisos turísticos..) gentrifiquen el centro, lo turistifiquen, y expulsen a los vecinos de la almendra“, explicó el concejal socialista Pedro Barrero, representante del grupo en la Comisión Permanente Ordinaria de Desarrollo Urbano y de Obras y Equipamientos, según VozPopuli.

En ambos edificios viven en las primeras plantas “algunos inquilinos”, que han llegado a un acuerdo con El Corte Inglés para abandonar las viviendas. La parte de arriba se encuentra vacía, explican las fuentes consultadas. Lo negativo del plan, desde el punto de vista del PSOE, es que la inauguración de un hotel en una área céntrica como es Goya “supone una concatenación de problemas, porque desaparece el pequeño comercio al vivir menos gente en estas zonas, y se ahonda en el desplazamiento de los vecinos al extrarradio porque se encarece el precio en la almendra central, sobredimensionando la oferta turística“, recalca Barrero.

Además de las protestas por el impacto en el turismo de la zona, PSOE también presentó alegaciones relacionadas con los detalles del plan especial. El partido considera que la superficie de la propuesta -más de 9.000 metros cuadrados- es superior a la máxima permitida. Y cree que es inviable la reconfiguración de las cubiertas o que la construcción del hotel impactaría en la normativa de control de ruido. Todas ellas fueron desestimadas.


- Publicidad -