lunes, 4 julio 2022 8:11

Ibercaja sigue con su salida a Bolsa ‘en pausa’ ante la volatilidad del mercado

Ibercaja Banco continúa sin ver clara su salida a Bolsa debido a la volatilidad que todavía persiste en los mercados, y mantiene el salto al parqué ‘en pausa’, a la espera de que se estabilice la situación, según han informado fuentes financieras a Europa Press.

La entidad mantiene su plan de intentar la salida en la ventana de junio, si bien la volatilidad continúa en los mercados, tal y como se recoge en los índices que miden esta magnitud. En concreto, el VStoxx –ligado al Eurostoxx 500– cotiza en torno a los 25 puntos, mientras que el Vix –ligado al S&P500– se sitúa en torno a los 27 puntos.

Cabe destacar que los expertos desaconsejan realizar una operación de este tipo con un nivel de entre 25 y 30 puntos, mientras que la recomendarían en un nivel de 20 a 25 puntos.

A finales de abril, la entidad se encontraba a la espera de que los índices de volatilidad bajasen por debajo de los 25 puntos para volver a activar el proceso y contactar con los inversores de manera formal.

El medio digital El Español-Invertia apunta como fecha clave el próximo 10 de julio, cuando terminaría el plazo que Ibercaja tiene para poder utilizar los resultados del primer trimestre del año para elaborar el folleto de salida a Bolsa. En caso de no producirse en ese momento, el banco bajaría la opción de intentar la operación en septiembre.

INTENTO EN ENERO

Ibercaja anunció el pasado 20 de enero su intención de salir a Bolsa mediante una oferta pública inicial de venta de acciones ordinarias a inversores cualificados a través de un documento que ya no estaría vigente y que la entidad tendría que volver a elaborar.

En ese momento, la oferta propuesta consistía en una venta secundaria de acciones existentes por parte del accionista mayoritario del banco, la Fundación Ibercaja, que posee el 88% de las acciones del banco.

A través de esta oferta, la fundación bancaria pretendía reducir su participación en el banco por debajo del 50% para cumplir con la Ley de Fundaciones Bancarias, si bien buscaría retener el control del banco, manteniendo una participación del 46,09%.

Sin embargo, a principios de febrero, Ibercaja decidía retrasar la operación por la alta volatilidad registrada en los mercados a consecuencia de las tensiones geopolíticas, una situación que empeoró tras el inicio de la invasión rusa de Ucrania.

Así, en marzo, el banco barajaba la posibilidad de salir a Bolsa en abril, si bien las condiciones de los mercados seguían sin mejorar, por lo que ahora tiene como escenario central salir en junio.

FONDO DE RESERVA

La entidad ya estaba preparada para salir al mercado en marzo de 2020, pero la llegada de la pandemia de Covid-19 dio al traste con los planes de su debut en el parqué; unos preparativos que el banco había iniciado a finales de 2018.

Se trata de uno de los dos procedimiento contemplados en la normativa española que obliga a las antiguas cajas de ahorros a reducir las participaciones de las fundaciones bancarias en las entidades por debajo del 50%.

En un principio, el plazo para optar por esta vía era hasta 2020, aunque la llegada de la pandemia de Covid-19 llevó al Gobierno a ampliar el periodo otros dos años, hasta 2022, por lo que este ejercicio sería el último que Ibercaja tiene para cumplir este mandado, en caso de que el Ejecutivo no vuelva a dar más tiempo para realizar la salida a Bolsa.

Sin embargo, existe otra posibilidad con la que cuenta la entidad y es constituir un fondo de reserva a fin de garantizar la financiación de la entidad de crédito participada en situaciones de dificultades. Para crear este fondo, la Fundación Ibercaja contaría con un plazo de dos años más, hasta finales de 2024.


- Publicidad -