domingo, 3 julio 2022 18:55

Real Madrid-Liverpool: una final de Champions con las remontadas de Zanussi en la memoria

El Real Madrid se cita con la historia. Una nueva final de su competición  preferida, la Champions, ante un rival al que ya se ha medido en anteriores ocasiones con el mismo objetivo y diferente resultado. Hay una final en la memoria colectiva de los veteranos que siguen al Madrid, la que les enfrento al Liverpool en 1981 en el Parque de Los Príncipes (París). Viene a la memoria porque este año se repite rival y ciudad de la final así como por el error que condenó a un Madrid tan meritorio como limitado, el Madrid de los “García”, a la derrota y porque fue la última final del Madrid antes de que los blancos tuvieran patrocinador en la camiseta. La marca de electrodomésticos Zanussi fue la primera y acompañó al Madrid en las remontadas europeas del Real en el estadio Santiago Bernabeú. Zanussi forma parte de ese término que esta temporada ha vuelto a convertir en guiñapos asustados a equipos gigantes: el miedo escénico. Llega el turno de Benzema, Modric y compañía.

OTRA VEZ PARÍS

Otra vez Francia, de nuevo el Liverpool y la final de la Liga de Campeones.  Los más viejos del lugar recuerda que el Madrid de Boskov, el de “fútbol es fútbol”, llegó con mucho mérito a una final que perdió.  El Real jugó esa final con la camiseta blanca inmaculada, pero la pureza de la elástica merengue pasó a tener en 1982 un poco de color oscuro. La marca Zanussi apostó por el equipo blanco. Se habló de 100’ millones de pesetas (600.000 euros de entonces) por la “publicidad!” en la camiseta.  Un dineral entonces.

Zanussi fue un talimán para los merengues en las noches mágicas europeas del bernabéu

Zanussi fue un talimán para los merengues en las noches mágicas europeas, esas noches en las que el Bernabéu se convertía en un jugador más entrando en combustión y provocando un efecto que aflojaba las piernas de los rivales.  

DERROTAS FUERA DEL REAL MADRID

Todo partía de una derrota considerable en una competición europea, en este caso, la Copa de la UEFA fue quien llevó a los cielos las noches del Bernabéu.  El primer equipo en sufrir el terror blanco fue el Anderlecht, ese equipo belga del que salió un brillante jugador: Enzo Scifo.

El Madrid había perdido en la ida por de los octavos de final por 3-0, pero en la vuelta fue un huracán. Sanchis adelantó a los blancos en el minuto 2. Antes de la media hora el Madrid ya ganaba por 3-0, con dos tantos más de Butragüeño y Jorge Valdano.  La cosa pintaba bien, pero un gol de los belgas puso incertidumbre, ya que los merengues estaban eliminados en ese momento.

No obstante, Valdano anoto dos goles más antes del descanso, poniendo de nuevo en ventaja. En el segundo tiempo, el Buitre anotó dos tantos más y el Madrid se alzó con el pase a cuartos. Tras eliminar en cuartos al Totenham, el adversario era un especialista del cerrojazo, de la defensa: el Inter de Milán de Zegna, Bergomi y el delantero Altobelli.

El Anderlecht fue la primera víctima reseñable del “miedo escénico”

En el estadio del Inter, el Real Madrid cayó por dos goles a cero. No importó. Ya en el vestuario del Giussepe Meazza, Camacho, Juanito y Valdano comenzaron a ganar el partido de vuelta. “Nos los comemos crudos”. Esta frase pudo ser una de las que pronunciaran los merengues que en la vuelta vencieron por tres goles a cero.  En este choque fue clave Carlos “Santillana”, que anotó dos tantos, mientras que Miguel González “Míchel” hizo el tercero. El Real Madrid se impuso, pasó a la final y se lució ante el Videotón. El equipo entonces presidido por Luis de Carlos levantó la UEFA, a la temporada siguiente también lo haría, pero sin Zanussi en la camiseta.

HISTORIA DE ZANUSSI

En 1916, el joven emprendedor Antonio Zanussi comenzó a fabricar cocinas en el nordeste de Italia y muy pronto creó una amplia gama de ingeniosos productos. Desde entonces, Zanussi ha estado siempre a la vanguardia en electrodomésticos. Con innovaciones como la primera cocina de gas y el primer frigorífico con descongelación automática. El diseño italiano inteligente es la piedra angular de nuestro éxito actual, igual que hace 100 años.

Electrolux se convirtió el mayor fabricante de electrodomésticos en Europa al adquirir el 49% de Zanussi

Esta marca italiana forma parte del grupo Electrolux. Según  contó el diario El País el 15 de diciembre de 1984, el grupo sueco Electrolux se convirtió el mayor fabricante de electrodomésticos en Europa al adquirir el 49% del capital del consorcio italiano Zanussi, que atravesaba por serias dificultades financieras desde hace tiempo.Esta compra fue aprobada en la junta extraordinaria de accionistas celebrada en la localidad italiana de Pordenone. “El nuevo grupo Electrolux-Zanussi copará más del 25% del mercado europeo de electrodomésticos de línea blanca, con una plantilla de 110.000 trabajadores en 120 fábricas distribuidas en 23 países”.


- Publicidad -