martes, 16 agosto 2022 14:50

Lypsum puede hacer realidad cualquier idea publicitaria que sus clientes tengan en la cabeza

Crear una campaña publicitaria es una tarea que implica mucha creatividad y originalidad, para conseguir atraer la atención de los clientes. Lypsum es un estudio creativo que puede hacer realidad cualquier idea publicitaria, usando las emociones para generar historias realmente conmovedoras sobre los proyectos de sus clientes.

Lypsum, publicidad y diseño

El estudio creativo independiente Lypsum nació en 2012, producto de las ganas de emprender de un grupo de amigos amantes de la publicidad. En este estudio, desde hace diez años, producen soluciones creativas para sus clientes, a través del trabajo en diferentes disciplinas, pero su raíz es siempre creativa. Ellos investigan, generan estrategias y planifican acciones, hasta hacer realidad las ideas de sus clientes. Todo esto gracias a la metodología semilla, la cual les ha traído muy buenos resultados.

Su gran trabajo les ha llevado a colaborar con marcas bastante reconocidas y han logrado obtener varios premios por sus campañas publicitarias desde el año 2015, como el Premio a la Mejor Acción de Promoción Turística en el Litoral, el Premio a la Mejor Estrategia en Acción Social Viral y el premio Agripina a la Mejor Campaña Turística.

Los métodos innovadores de Lypsum

Los profesionales con perfiles creativos son indispensables en el mundo publicitario. Pues, desde los años 80 y 90, con el boom publicitario y los cambios sociales producidos en estas épocas, los expertos del diseño publicitario y los directores de arte se han visto obligados a ser mucho más creativos.

Es cierto que el diseño publicitario, sin duda alguna, beneficia a las empresas que desean vender sus productos. Sin embargo, también es verdad que el público ha desarrollado cierta repulsión hacia los anuncios, por eso es primordial el uso de métodos publicitarios innovadores como los que utiliza el estudio creativo Lypsum, para llamar la atención de los espectadores.

Para llevar a cabo todos sus proyectos, los profesionales de Lypsum trabajan con la metodología “semilla”. De esta forma, comienzan cultivando un proceso creativo. El siguiente paso que llevan a cabo consiste en decidir qué ideas se quieren plantar y, una vez se escogen, es el momento de descubrir cuáles son las condiciones óptimas para poder sembrar dicha idea. Lo importante en este punto es saber que cada idea tarda su tiempo en dar resultados. Por eso, existe la cosecha, una fase en la cual se observan los resultados de un duro proceso donde las ideas han conseguido su objetivo y, si se ha respetado el proceso, se podrá volver a plantar en muy poco tiempo.


- Publicidad -