jueves, 18 agosto 2022 22:09

Las particularidades de las tarjetas revolving, por Dual Asociados

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjetas de crédito que funcionan como un crédito al consumo, ofreciendo al usuario la posibilidad de pagar las compras a plazos con aplicación de intereses. El uso de estas tarjetas está en auge y sus intereses superan ya el 25 % TAE, generando el endeudamiento de muchas personas. Estos usuarios están en su derecho de reclamar los intereses abusivos de las entidades emisoras. Dual Asociados brinda asesoramiento legal para el reclamo de tarjetas revolving en toda España.

¿Cómo funcionan las tarjetas revolving?

Este tipo de tarjetas permite financiar compras y obtener dinero en efectivo dentro de un límite de crédito, independientemente del nivel de liquidez. Para devolver ese saldo, es posible pagar un porcentaje o una cantidad fija cada mes o devolver el total del crédito a mes vencido. De esta manera, a medida que el usuario utilice su tarjeta revolving, el saldo disponible se irá reduciendo, mientras que cuando reintegre el dinero, el capital a utilizar aumentará. Cabe mencionar que los intereses a aplicar dependerán del límite de crédito y el modo de devolución estipulados en el contrato.

No obstante, uno de los mayores problemas de este tipo de instrumentos financieros es su elevada Tasa Anual Equivalente (TAE), la cual suele superar el 25 % y genera que el cliente, al pagar cuotas mensuales bajas e intereses altos, no pueda amortizar el capital y se endeude indefinidamente. Por tanto, aunque en apariencia son herramientas de crédito flexibles, las personas que las utilizan deben hacerlo de manera cuidadosa, ya que deberán afrontar el pago de intereses durante un periodo de tiempo prolongado.

Reclamar tarjetas revolving de la mano de Dual Asociados

Todas las personas que hayan solicitado una tarjeta revolving tienen el derecho, amparados en la Ley de Usura, a reclamar por los intereses usurarios contra la entidad emisora. Dicha ley prohíbe que las firmas prestamistas fijen intereses desproporcionados y excesivos, para lo cual se los debe comparar con el interés normal del dinero.

Para saber si una tarjeta es revolving, el usuario debe comprobar el tipo de interés en los recibos mensuales o en el contrato, ya que si supera el 25 % TAE, representa un abuso en el cobro de intereses.

Así, presentando una copia del DNI y de la tarjeta escaneada, además del último recibo y el contrato, el equipo de abogados especialistas en derecho bancario de Dual Asociados llevará a cabo un estudio gratuito del caso y negociará extrajudicialmente con la entidad financiera para recuperar el dinero y anular la deuda.


- Publicidad -