domingo, 14 agosto 2022 2:13

Los trabajadores de banca recurren a Mariano Rajoy para lograr subidas salariales

La reforma laboral que llevó a cabo el PP de Mariano Rajoy en 2012 ha recibido durísimas críticas por parte de los sindicatos hasta la fecha. Sin embargo, las centrales sindicales pretenden aprovechar un de los artículos de la misma para que se puedan tocar los convenios colectivos de Banca, Ahorro y Cajas Rurales de cara a conseguir subidas salariales muy superiores a las que marcan estos acuerdos colectivos. Todavía resuenan las palabras del consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, sobre este tema, pero los sindicatos esperan que tanto la CECA como las otras patronales (AEB y UNACC) entiendan su postura, con datos en la mano, y haya algún tipo de incremento que palíe la pérdida de poder adquisitivo. Este el contexto en el que se enmarca la primera cita de los observatorios de los convenios colectivos. Abre turno la CECA.

LA REFORMA DE MARIANO RAJOY

Las entidades no están muy por la labor, pero los sindicatos, pese a todo son optimistas de cara a que las reuniones del observatorio de los convenios acaben derivando en que las mesas de los convenios se reabran para negociar en ellas subidas salariales. Eso sí tendrán que convencer a las entidades porque el observatorio en sí no es una mesa de negociación. En este punto, la reforma laboral de Mariano Rajoy tendrá un papel clave.

El texto de los convenios de Banca y Ahorro es claro sobre el Observatorio: “Como foro estable de diálogo social sobre materias de interés común, durante la vigencia de este convenio se crea un observatorio sectorial de carácter paritario, integrado por la representación de las entidades y las organizaciones sindicales firmantes del presente convenio, que realizará los correspondientes análisis de la realidad sectorial, para estudiar y evaluar prácticas en el sector financiero enfocado a la mejora de la productividad y competitividad, de la profesionalidad de las plantillas». Estudiar no es negociar, se desprende del texto.

CAIXABANK LLEVA LA VOZ CANTANTE

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Górtazar fue muy claro sobre una posible negociación para paliar los efectos de la inflación. “Nuestra plantilla y en general todo el sector bancario y el de las antiguas cajas de ahorro se rigen por un convenio que vence a finales de 2023. A partir de ahí habrá una negociación”. Los sindicatos recogen el guante, pero esperan que las patronales no sean tan inflexibles.

VALORACIÓN SINDICAL DE LA REFORMA DE MARIANO RAJOY

“El CEO de Caixabank dijo que no tocaba negociar ahora, sino cuando se cumplan los convenios, pero hay un artículo de la reforma laboral que hizo el Gobierno cuando Mariano Rajoy era el presidente del Ejecutivo que recoge que los convenios se pueden revisar”, señalaron fuentes de UGT en el sector financiero. En concreto se refieren al artículo 86.1 del Estatuto de los Trabajadores: “Durante la vigencia del convenio, los sujetos que reúnan los requisitos de legitimación previstos en los artículos 87 y 88 del ET podrán negociar su revisión” reza el artículo. Estas fuentes apuntan que “esta cuestión se incorporó al texto a petición de la patronal con la reforma laboral del PP y ahora nosotros lo vamos a invocar con afán de que se abran a negociar”.

Caixabank es la antigua caja con más poder en la patronal de Ahorro

De este modo, hoy mismo tendrán la oportunidad de tratar esta cuestión en la reunión que mantendrán con la CECA, la patronal de las antiguas cajas de ahorro. La voz cantante la llevará Caixabank, que, a la luz de las palabras de Gortázar, es quien tiene una posición más dura, estiman los sindicatos. La patronal está presidida por Isidro Fainé, que, a su vez, es el máximo responsable de la Fundación Bancaria La Caixa. Dado que esta entidad es la que tiene más poder en el seno de la CECA, las centrales sindicales tendrán que convencerla para desbloquear esta situación. 

SIN PORCENTAJE

A la mesa no llevan un porcentaje de subida, pero una posición sobre que el contexto es complicado, pero las plantillas tienen que recibir una subida salarial que palie su situación, máxime en un contexto de grandes beneficios de las entidades financieras y altas retribuciones de los directivos. En estas citas, el representante de la CECA para las relaciones laborales será el bufete Sagardoy, ya que no tienen un representante institucional, señalan fuentes que tienen una interlocución habitual con la patronal de las antiguas cajas.

EL TURNO DE LA AEB Y LA UNACC

Pasado mañana será el turno de la UNACC, la patronal de las cajas rurales y cooperativas de crédito.  Por esta patronal acudirá la secretaria general, Cristina Freijanes, y por los trabajadores estará presente el sindicato CC OO, que fue el único que firmó el convenio colectivo del sectores.

La patronal de las cajas rurales se sentará en la mesa solo con el sindicato Comisiones Obreras

Para la reunión de la Asociación Española de Banca (AEB), que preside Alejandra Kindelán, acudirá un representante institucional y también personas que representarán a los cuatro bancos más relevantes por activos.

En caso de que acepten tocar los convenios colectivos y aplicar una subida, las partes tendrán que convocar la mesa negociadora de los diferentes marcos colectivos. Si este incremento llega, seguro que los sindicatos esbozarán una sonrisa recordando que le pueden deber mucho a Mariano Rajoy.


- Publicidad -