lunes, 28 noviembre 2022 22:19

La injerencia del Gobierno en Prisa ahuyenta la fuerza inversora de BlackRock

El Ejecutivo limita a BlackRock. El fondo BlackRock no aumenta con fuerza sus posiciones en algunas de las empresas del Ibex-35 en las que está presente por la presencia del Gobierno español en ellas, ya sea directamente o indirectamente, o por la influencia gubernamental en las mismas.  Así hablan fuentes conocedoras del mundo bursátil después de que se haya conocido que gran parte del paquete accionarial de Telefónica en Prisa (7%) lo ha adquirido por Global Alconaba SL, que tiene como administrador único a Andrés Valera Entrecanales. Le atribuyen ser un empresario cercano al Ejecutivo que preside Pedro Sánchez.

LAS RELACIONES PRISA-GOBIERNO

“No sé sabe si es más el PSOE de Prisa o Prisa del PSOE”. Esta frase que circulaba por los cenáculos políticos y mediáticos de la España de finales del siglo XX y principios del XXI vuelve a estar de nuevo en el tapete tras la desinversión de Telefónica en Prisa. Según se publica, lo ha adquirido un empresario cercano al Gobierno y consideran que es un movimiento clave porque los socialistas quieren controlar de modo férreo la línea editorial de El País y la Cadena SER, algo que en el PSOE consideran vital para contar con opciones de seguir Gobernando, apuntan fuentes conocedoras en profundidad de las estrecha vinculación de ambas organizaciones desde hace décadas.

La injerencia gubernamental espanta a los fondos de inversión

Fuentes del mercado consideran que esta operación y otras cuestiones relativas a Prisa son una muestra de injerencia gubernamental, algo que espanta a los fondos a la hora de dar un fuerte empujón a sus inversiones en España.

Una vez realizado el movimiento desinversor por parte de Telefónica, MERCA2 ha preguntado en el mercado si Prisa va a buscar de inmediato un nuevo socio inversor con una posición fuerte. Telefónica tiene aún un 1,9% del capital del Prisa y por ello no tiene porque buscar un nuevo inversor potente”, dijo el analista de XTB Darío García.

Por su parte, es obvio que los gestores de Telefónica no se encontraban cómodos con esa participación, y que tarde o temprano se iba a producir esa salida, indicó el analista de iBroker.es Antonio castelo. «Por los volúmenes manejados, a Banco Santander y a Telefónica, su participación en Prisa no les supone nada. Por ejemplo, en el caso de Telefónica ha vendido el paquete de acciones comunicado hoy a 0,68 euros por acción, lo que hace un total de 34,2 millones de euros. Como Telefónica tenía valorada el total de su participación en 36 millones, genera una plusvalía contable mínima, por lo que la operación no debe tener la más mínima relevancia para su cotización. Lo mismo supondría para Banco Santander», estimó. «En el caso de Prisa, la patata caliente la tiene el fondo Amber Capital, su máximo accionista, para buscar socios financieros que sustituyan a Telefónica y a Banco Santander», apuntó Antonio Castelo.

LAS CALABAZAS DE CAIXABANK A PRISA

A este respecto, Caixabank ya dejó claro antes de que Telefónica informara de la venta que si Prisa emprendía una ampliación de capital, el banco no acudiría a ella y en este marco, MERCA2 se interesó por las posibilidades de que el fondo BlackRock, que tiene un 0,23% del capital de Prisa, apostara por realizar una fuerte compra de acciones, que pudiera incluso llevarle a tener una posición relevante en el grupo de comunicación que tiene como máximo accionista a Amber Capital.

“BlackRock es un fondo de capital riesgo y busca exponerse a factores que le ofrezcan una rentabilidad interesante y Prisa puede que no esté entre sus posibilidades de aumentar sus posiciones. El movimiento de Telefónica no es un movimiento de luz para los que están ojo avizor de cara a entrar en Prisa. Es una posibilidad que BlackRock realice una compra fuerte en Prisa, pero no es probable que suceda. Si BlackRock quisiera, ya estaría dentro, al igual que Norges Bank”, apuntó García en referencia implícita a que estuvieran en el consejo de administración de Prisa.

LOS INTERESES DE INVERSIÓN

¿Por qué no llega una apuesta fuerte de BlackRock sobre Prisa? La respuesta desde el mundo de los analistas es que “Prisa es un grupo que tiene un peso importante en España de injerencia del Gobierno”.  “Por esa regla de tres al fondo le interesaría entrar con muchísima fuerza en CaixaBank, donde está el Estado debido a la presencia de FROB o en Indra, por medio de la SEPI”. Esto no sucede y la clave reside en “los posicionamientos estratégicos del Gobierno en con influencia en determinados valores estratégicos buscan proteger esos valores para evitar que fondos extranjeros tengan una posición fuerte”, según señala el experto de XTB Darío García. Entre los analistas hay dos referencias claras al respecto.

A BlackRock no le interesa exponerse a valores con una alta influencia política

La compra masiva de acciones de Naturgy por Criteria para hacer frente al fondo australiano IFM o el hecho de que Vivendi haya renunciado, al menos por ahora, a llegar al 29% en Prisa por la oposición del Gobierno socialista a que esto se produjera son a juicio de los analistas dos poruebas de la injerencia del Ejecutivo español.  “A BlackRock no le interesa exponerse a valores con una alta influencia política», señala el analista de XTB Darío García.

LOS CRITERIOS DE INVERSIÓN

BlackRock tiene sus criterios de inversión y la injerencia del Gobierno en unos casos y la presencia del mismo en el accionariado en otros hace que el Fondo no apueste por aumentar sus posiciones de modo relevante en empresas como Caixabank, Indra o Prisa. Este fondo tiene un 3,21% en Caixabank y no compra acciones de esta entidad desde el pasado 31 de diciembre, fecha en la que se hizo con 16,8 millones de títulos. Por su parte, en Indra, donde la pública SEPI tiene 18,7% del capital, adquirió 22.496 acciones el pasado 18 de mayo, mientras que el pasado 5 de enero se hizo 2 millones de acciones de Prisa, donde cuenta con el 0,29% del capital.

Cuando el FROB salga de CaixaBank, para lo cual hay que esperar, como mínimo, a finales del año que viene, BlackRock será uno de los candidatos a hacerse con un buen número de acciones del paquete estatal, que llega en la actualidad a 1,289 millones de títulos.


- Publicidad -