domingo, 3 julio 2022 20:32

Aldi se juega la caza de Lidl en la subida de precios

El objetivo de Aldi para este 2022 es conseguir acortar la distancia con su máximo competidor, que en este caso es Lidl. Para ello ha iniciado una fuerte apuesta por la marca propia y ha mantenido sus precios por debajo del promedio de costes del resto de supermercados, a pesar de la inflación.

«Desde nuestro posicionamiento de ‘discount’ tratamos de mantener la inflación al mínimo. Nuestra subida de precios es inferior al promedio», ha explicado el responsable del equipo Research de Aldi, Ignacio Cid.  

Las familias españolas gastaron 1.900 euros en productos frescos durante el 2021, un 8,6% más que en 2019, pero aún por debajo de los 2.192 euros de 2020. Un claro reflejo de como el aumento del coste de las materias primas ha impactado ya en la cesta de la compra y en los hábitos de consumo de los españoles, que compran menos productos frescos, pero a un precio mucho más elevado.

Estos datos se desprenden de la cuarta edición del Observatorio de Productos Frescos de Aldi en España. Sin embargo, cabe destacar que, aunque la compra de productos frescos ha disminuido, el gasto en este tipo de artículos ha aumentado en el 2021. Así, este incremento en el gasto en productos frescos es del 6,6%, lo que evidencia el claro efecto de la inflación en la cesta de la compra.

Esta tendencia al alza supone un problema para que los españoles mantengan un estilo de vida saludable. Debido a que los productos frescos ya suponen el 41% del gasto anual en alimentación de los hogares españoles en 2021, con una inversión total de 35.614 millones de euros.

«El roll de distribuidor de Aldi es tratar de amortiguar esta subida de precios»

Por otra parte, el informe del Observatorio de Productos Frescos de Aldi indica que durante el 2021 el consumo de carne y pan frescos se ha reducido en los hogares españoles.

«En 2021 ya se mostraban síntomas de inflación, pero no es una inflación por exceso de capacidad de los consumidores. El roll de distribuidor de Aldi es tratar de amortiguar esta subida», ha asegurado Cid.

LOS PRODUCTOS FRESCOS, LOS FAVORITOS EN 2020

La caída del consumo de productos frescos ya es un hecho. La tendencia por una alimentación más saludable comenzó a crecer en el 2020, sobre todo, motivada por la pandemia. Pero parece que, en el 2021, los españoles se han olvido de estos buenos hábitos que adquirieron durante el confinamiento.

En concreto, el descenso en la compra de los productos frescos como fruta, verdura, pan, embutidos, carne, pescado y huevos ha sido de un 6,7% menos durante el 2021. Unas cifras mucho más bajas de los datos que se recogen en el 2020, donde el consumo de productos frescos experimento un crecimiento del 12,7%, coincidiendo con el confinamiento y la pandemia.

«En 2020 hubo un incremento en el consumo de productos frescos, debido a las pocas oportunidades de ir a la hostelería. Mientras que en 2022 hay una tendencia de caída ligera del consumo de carne, pescado y pan fresco. Sin embargo, el consumo de fruta ha subido», ha indicado Cid.  

«Más de un 80% de nuestros productos son de marca propia. La marca propia está creciendo con una tendencia positiva»

El 2020 experimentó un gran auge en el consumo de los productos frescos, por lo que se puede decir que fue el mejor año para este tipo de artículos. Con respecto a 2019, creció el consumo un 12,7%. Pero, en esta ocasión, el aumento de compra de productos frescos se debe al confinamiento, ya que la hostelería estaba cerrada por completo y había limitaciones de movilidad muy restrictivas.

«El 73% de los tikets de compra de Aldi incluyen un producto fresco. Sin embargo, en regiones como Cataluña, Andalucía y Madrid ha bajado ligeramente el consumo de frescos», ha aclarado Cid.

ALDI Y EL AUGE DE LAS MARCAS PROPIAS

La marca propia está adquiriendo un gran valor para los supermercados. Esto se debe a que ahora el motivo que se tiene en cuenta es el precio de la cesta de la compra.

«Más de un 80% de nuestros productos son de marca propia. La marca propia está creciendo con una tendencia positiva porque los consumidores la perciben como un factor de mayor flexibilidad en la calidad y en el precio», ha explicado Cid.

Asimismo, los consumidores cada vez ponen más atención en el origen de los productos que consumen, así como en el etiquetado.

«La lectura de la etiqueta por parte de los consumidores es más importante en los productos frescos que en el resto de artículos. El 64,6% de los clientes lee la etiqueta de los productos frescos», ha asegurado Cid.

Además, el cliente se fija más en que el producto sea de origen español y establece sus preferencias en relación a la denominación de origen.

«Para un 60% de los consumidores el hecho de que sea un producto de origen nacional es un factor determinante en la elección», ha indicado Cid.

Otra de las preocupaciones de los consumidores actuales es la sostenibilidad. Por lo que Aldi está priorizando esta meta. «En 2025 queremos conseguir que los envases de marca propia sean compostables o biodegradables», ha asegurado Cid.

Uno de los principales objetivos de Adi también es la expansión. «La cifra de apertura de tiendas para este año es 50, mientras que el año pasado fue 30. España tiene una gran relevancia estratégica para Aldi. Las próximas aperturas serán en las Islas canarias, Galicia y Asturias», ha expuesto Cid.


- Publicidad -