jueves, 30 junio 2022 22:15

¿Es posible calmar los síntomas del bruxismo mediante la aplicación de botox?

En el 90 % de los casos, los pacientes que acuden a un odontólogo con síntomas como dolor facial o dental padecen bruxismo. Este mal, que se caracteriza por apretar la mandíbula por la noche o en situaciones de estrés, puede provocar grandes molestias y dolencias que van más allá de la salud bucal. En este sentido, es frecuente la aparición de tensiones en el cuerpo, dolores musculares, jaquecas y malestar en los oídos, el cuello y la espalda.

Según el doctor Fernando Germán, director médico del centro dental Dentinova, en la primera visita del paciente es posible diagnosticar este trastorno, el cual, por lo general, se manifiesta de noche, aunque también hay casos en los que se produce de día. En los casos avanzados, las personas con bruxismo desgastan sus dientes y luego pueden fracturarse con facilidad, ocasionando la pérdida de la pieza.

Las posibles causas y tratamientos para el bruxismo

El bruxismo es una afectación neuro-muscular que está provocada por factores como el estrés, los desórdenes del sueño, la mordida inestable, las malas posiciones dentarias y la ausencia de dientes.

A día de hoy, la clínica Dentinova cuenta con distintos métodos para tratar estos cuadros que, en su forma más severa, pueden ser muy molestos para los pacientes. Una de las opciones es la aplicación de una férula de descarga y ajuste de la mordida, que sirve para descontracturar los músculos tensionados.

Otra posibilidad es practicar infiltraciones con un medicamento relajante, local y de acción prolongada. También es posible realizar masajes para aliviar la musculatura interna y externa de la boca, para lo que resulta necesaria la colaboración de un fisioterapeuta.

Asimismo, la terapia más novedosa para aliviar el bruxismo es la aplicación de botox en los puntos de dolor, lo cual provoca un alivio inmediato porque permite aflojar los músculos que se encuentran tensos. De esta manera, el dentista puede trabajar con el paciente en un estado de alivio mayor.

En particular, el botox se aplica en pacientes que transitan una etapa aguda de bruxismo. Por lo general, son personas con dolor que, además, llevan varias noches durmiendo mal. Incluso es común que tengan dificultades para abrir la boca.

¿Cómo prevenir el bruxismo?

Existen algunas conductas que los especialistas recomiendan para evitar la aparición de los síntomas del bruxismo. Por ejemplo, es importante practicar algún deporte aeróbico con frecuencia, lo cual permite liberar energía, y establecer períodos de descanso durante las actividades diarias.

También es aconsejable disminuir el consumo de cafeína. Si fuera necesario relajar los músculos de la cara, una buena opción es tomar baños relajantes y aplicar calor húmedo en las zonas afectadas.

En Dentinova, es posible acceder a distintos tratamientos contra el bruxismo como, por ejemplo, las aplicaciones de botox, para abordar a tiempo la sintomatología de estos cuadros y evitar la pérdida de piezas dentales.


- Publicidad -