miércoles, 29 junio 2022 10:35

Ni Chanel otorga aire a Pérez Tornero al frente de RTVE

La situación en RTVE es “insostenible”, señalan fuentes sindicales a MERCA2.es., a pesar de que La Moncloa mira para otro lado porque Pedro Sánchez, deseoso de que el PP desencallase pactos a nivel mediático o judicial, avala los escándalos que acumula José Manuel Pérez Tornero.

A Pérez Tornero se le acumulan las acusaciones de promover la manipulación informativa, repartir los cargos estratégicos de RTVE entre afines al bipartidismo, enchufar a cercanos y ejecutar unos gastos tan llamativos como los 35 millones de euros que desembolsará la pública por emitir el Mundial futbolístico desde la dictadura de Qatar. 

Además, los proyectos personales que ha impulsado hacen aguas en términos de share, La 1 no levanta el vuelo tras echar a Jesús Cintora de los mediodías, los ‘Telediarios’ están en mínimos históricos y los consejeros de RTVE ligados al PSOE y PP están recibiendo proyectos personales, véase el programa de entrevistas de Jenaro Castro o el próximo proyecto de Elena Sánchez. 

DIMISIONES Y ACUSACIONES

Pérez Tornero, que va camino de hacer buenos a José Antonio Sánchez y Rosa María Mateo, niega ‘todo’ con su pacificadora sonrisa. Pero demasiados profesionales le han dado con un portazo en las narices tras aguantar sus injerencias. Cabe recordar que Mamen del Cerro se negó a asumir la dirección de Informativos en 2021 porque el presidente de RTVE le intentó condicionar sus cargos de confianza y que hace unos días Esteve Crespo dimitía del mismo cargo tras explicar a sus cercanos que estaba “harto” de las exigencias del directivo.

La cúpula de RTVE quiere abrazarse ahora al refrescante éxito eurovisivo de Chanel, meritorio tercer puesto a pesar del arbitrario triunfo ucraniano. Pero ni los casi 7 millones de espectadores del sábado serán suficientes para hacer inaudible a nivel interno el ruido por la colección de escándalos que acumula el presidente de la Corporación pública. 

NO, NO Y NO

Pérez Tornero negó en el pasado mes de octubre que hubiese vetado la presencia de periodistas de la pública en un viaje periodístico organizado por el Frente Polisario al Sáhara Internacional. Esta situación provocó la dimisión de los responsables de Internacional de RTVE, Juan Tato, Guillaume Bontoux y Sylvia Fernández de Bobadilla. Y ahora, visto lo visto en el Sáhara, es difícil creer que no hubiera injerencias.

El presidente de RTVE también ha negado que intimidase a Ana Bosch, que rebotó en Twitter una información de Bluper que decía que la pública había desviado el presupuesto de promoción de la RTVE Play del caído Fran Llorente, hoy en Prisa, para financiar la campaña de La Gran Consulta que lidera María Eizaguirre, dircom con hambre de cámara que ha dejado de cargar contra Pedro Sánchez porque se ha convertido en una de las piezas que conforman la cuota del PP en la cúpula de la pública.

El Consejo de Informativos de TVE, muy crítico contra el PP y muy laxo con el PSOE, al fin volvió a la primera plana para defender a Bosch: “¿Por qué la Presidencia, como declaró en sede parlamentaria, considera ‘libertad de expresión’ los tuits y las críticas del trabajo de los profesionales de CRTVE que algunos miembros del Consejo de Administración realizan a diario del trabajo, cuando ellos son los máximos responsables de las decisiones de gestión y proyectos de esta Corporación?”.

Pérez Tornero, que según Bosch alardeó de tener dossieres de ella y de Xabier Fortes ha negado la máxima: “La conversación transcurrió en un ambiente de respeto y claridad. La colega exigió que RTVE respondiera de la denuncia de presunta irregularidad. A ello se le respondió que más bien podría calificarse de injuria contra otra trabajadora de la empresa, y que, en todo caso, la periodista podría utilizar nuestro canal ético para denunciar por su parte si tuviera pruebas de ello”. 

El presidente de RTVE asegura que es un caso lleno de “injurias, falsedades y bulos” y asegura que “en cualquier caso, quedó claro que RTVE no consideraba adecuado responder sistemáticamente a injurias, falsedades y bulos con objeto de no extender la maledicencia. Niego, pues, que hubiese intimidación, advertencia o prevención ninguna. Niego también rotundamente que se hablara de presuntos dossieres de periodistas de RTVE y, por último, también niego que se limitara el derecho de expresión de nadie en redes o en cualquier circunstancia. Por tanto, lamento la mala información transmitida, las falsedades vertidas a la opinión pública y la manipulación de los hechos que ha tenido lugar”, añade.

Pérez Tornero también negó anteriormente que se lucrase durante su etapa directiva en la Universidad Autónoma de Barcelona con negocios privados que hizo a través de dos empresas de su propiedad, hecho que contraviene la Ley de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas. El directivo, según El País, facturó con sus dos sociedades (Mizar, muy contratada por el Grupo Planeta, y Gamma Media) cerca de 12 millones de euros entre los años 2000 y 2017, según consta en el Registro Mercantil. 

Y el presidente de RTVE también tuvo que dar explicaciones por el fichaje por la Corporación estatal de Mireia Pi (apoderada de la empresa familiar del directivo y nueva subdirectora del área de Proyectos y Desarollo de RTVE) y de Lluís Pastor (íntimo de Tornero desde los tiempos universitarios y nuevo subdirector de Estudios y Transferencia del conocimiento de RTVE). 

“LA MANIPULACIÓN TAMBIÉN ES CORRUPCIÓN”

Se van a cumplir cuatro años de ello: 31 de mayo de 2018. Pedro Sánchez regresa al Congreso por la puerta grande y en la primera sesión de la moción de censura le espeta al alicaído Mariano Rajoy que “la manipulación” de RTVE “también es corrupción”. Pues eso…


- Publicidad -