domingo, 3 julio 2022 11:39

¿Por qué necesitan las empresas españolas importar mercancía de otros países?

Las empresas españolas normalmente requieren de importar mercancías de otros países, especialmente en sectores como el alimentario, el textil, los derivados del acero o del vidrio, los componentes para automoción y los productos químicos, entre otros.

Para ello, se sirven frecuentemente de empresas de importación y fabricación externa, con el objetivo no sólo de encontrar los materiales necesarios para su producción, sino de abaratar costes o internacionalizar su empresa.

De esta manera, las empresas vinculadas a la fabricación de productos con complejos procesos de producción donde intervienen multitud de componentes y equipos pueden querer que una empresa de importación gestione la fabricación de algunos de sus elementos en China y otros países. Por ejemplo, el caso de la fabricación de moldes de inyección para la posterior producción industrial de la empresa. Estos moldes pueden ser de acero, de aluminio u otros metales, y pueden utilizarse para la creación en masa de piezas de plástico, silicona, etc.

Bull Importer es una de estas compañías que se encargan precisamente de todo lo relativo a la importación de productos y materiales de otros países. En su caso, podría decirse que son prácticamente un equipo de compras internacional para la empresa que contrata sus servicios, porque además de localizar a proveedores o fabricantes adecuados según el tipo de producto, coordinan los envíos y llevan un control de la calendarización y burocracia necesaria para este tipo de transacciones globales.

A menudo, si una gran empresa necesita un producto así, necesita encontrar precios competitivos que se adecuen a la calidad que busca en sus productos o prototipos, y es que estos procesos de fabricación suelen requerir de una maquinaria específica que permita hacer desde un fresado hasta una estampación pasando por una fundición o, como hemos explicado, inyección.

Beneficios de la importación de productos

  1. En primer lugar, puede aumentar la calidad de tu producto, ya que estás invirtiendo en la adquisición de componentes o procesos de producción que puedes no tener disponibles en tu entorno inmediato.
  2. Una empresa que importa hace que el valor de su marca crezca considerablemente, al considerarse un negocio internacional.
  3. Puedes reducir costes si cuentas con el asesoramiento y coordinación necesarios, porque los costes de importación de los materiales que necesitas pueden ser menores a los que te llevaría producir desde tu país.
  4. Importar permite a la empresa diferenciarse de su competencia eligiendo productos o componentes de otros países que hacen disminuir el poder de competencia de otras empresas que ofrecen productos o servicios similares pero que siguen procesos distintos o que producen de cero.
  5. Debido a los denominados TLC o tratados de libre comercio, es posible rebajar los impuestos que debe pagar tu empresa considerablemente, e incluso haceros inexistentes.
  6. Hay que considerar la oportunidad que significa siempre conseguir alianzas comerciales con otras empresas internacionales, que permiten generar colaboraciones mucho más interesantes de lo que en un primer momento podemos pensar.

¿Cómo se pone en marcha una importación?

Empresas como la mencionada más arriba, se encargan de todo lo relacionado con el proceso de importación, que suele llevar un trabajo de administración, coordinación internacional, búsqueda de las mejores oportunidades y tramitaciones seguridad, de transporte y otras labores.

De esta manera, confiar en una empresa especializada en este tipo de interacciones entre empresas, te permite enfocarte en la producción y en todos los demás departamentos de tu empresa con la seguridad de tener un problema solucionado con garantías. Dentro de estos procesos destacan 3 fases:

  1. La búsqueda del proveedor: tener claras todas las opciones y saber encontrar al proveedor necesario específicamente para nuestro producto es vital para empezar con buen pie.
  2. El contrato: firmar un buen acuerdo comercial te permite tener claras todas las condiciones y cláusulas que implicarán a las dos partes, así como saber la manera y fechas de llegada de tu mercancía.
  3. Transporte y trámites: dependiendo de tu presupuesto y de tus necesidades es importante encontrar el método de transporte que mejor se ajuste. No será lo mismo utilizar el tren o el barco que el avión o la carretera.

    Además, tener controlados todos los trámites necesarios para pasar las aduanas etc., evitará que tengas pérdidas derivadas de problemas con documentación requerida.

Por último, uno de los aspectos más importantes de Bull Importer es que incluyen el 100% de la gestión en una única factura, que incluirá todos los costes e incluyendo el seguro de mercancía que cubre el 100% del coste de la misma.

De esta forma las empresas tendrán la máxima seguridad ante eventuales daños o desperfectos ocasionados durante el traslado para su mayor tranquilidad junto con la RC del producto.


- Publicidad -