viernes, 20 mayo 2022 15:36

El patinazo andaluz de Barriocanal salpica a la campaña episcopal XTantos

Una de las mayores virtudes que se le atribuyen a Fernando Giménez Barriocanal es su habilidad para salir aparentemente indemne de las mil y una batallas político-mediáticas que ha librado, véase la salida de Federico Jiménez Losantos de COPE, la cruenta guerra contra José Antonio Abellán, la opa gubernamental de Trece sobre Intereconomía TV o el fichaje ‘sorayil’ de Carlos Herrera por la emisora episcopal para enfado de la omnipotente Atresmedia.

Barriocanal, que ejerce como una especie de ‘presidente seglar’ de la Conferencia Episcopal (de la que controla sus cuentas y medios de comunicación), parece haber hecho olvidar la ruina de Trece (que suma más de 100 millones de euros en pérdidas tras recibir más financiación que Cáritas) o escándalos como el de los polémicos conciertos benéficos.

Pero ahora bajan revueltas las aguas para el presidente de COPE, y vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, después de haber patinado en público con las elecciones andaluzas de por medio.

DOS DEBATES QUE NO SE PRODUCIRÁN

Barriocanal ha intentado organizar un cara a cara en COPE y Trece moderado por Carlos Herrera entre el presidente andaluz Juanma Moreno y el líder de la oposición, el socialista Juan Espadas, y otro sin demasiado interés entre Macarena Olona, de Vox, y el vicepresidente Juan Marín, de Cs. Los progresistas Por Andalucía y Adelante Andalucía, por supuesto, no tenían hueco en las conservadoras ondas eclesiales.

Pero el plan de este directivo ha saltado por los aires después de que la ultraderecha, con razón, haya puesto el grito en el cielo: «Vox no va a participar en ningún debate con censura porque tratan de boicotear a Olona para impedir que sea la futura presidenta de Andalucía», aseguran.

UNO: DERIVADA POLÍTICA

Desde Andalucía se cree que Barriocanal pretendía fijar en el imaginario colectivo que la batalla electoral del 19 de junio solo se librará entre el PP y el PSOE, quizá con la intención de que Vox sea prescindible la próxima legislatura (tal y como pretende el presidente Juanma Moreno).

Esta operación ha enfadado al PP, incómodo ante la polémica por aparecer como beneficiario de una jugada mediática; al PSOE, que no quiere mostrar ‘desnudo’ en un cara a cara a Juan Espadas, al que le interesaría un debate abierto con Vox; a Ciudadanos, al que lo quieren sentar ‘en la mesa de los niños’ a pesar de la generosidad publicitaria que ha mostrado la consejería de Turismo hacia COPE Andalucía; y a Vox, que sabe que el sur es clave para el próximo ciclo electoral estatal y pretende que Macarena Olona sea la próxima vicepresidenta, cargo al que quizá no pueda acceder si el PP supera en solitario a todo el centro-izquierda junto.

DOS: DERIVADA MEDIÁTICA

El jefe de campaña de Vox, Álvaro Zancajo, ha vuelto a sembrar la polémica. Este periodista, que fue acusado de manipular contra Podemos desde ‘Antena 3 Noticias’ y fue premiado posteriormente con un cargo en el Canal 24 horas, ejerció esta legislatura como jefe de Informativos de Canal Sur, convertida en un aparato de propaganda al servicio del hombre fuerte de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, sobre el que correrán ríos de tinta cuando salte al tablero político estatal. 

Zancajo mantiene buenas relaciones en San Telmo, pero sabe que tiene que poner toda la carne en el asador para empujar hacia la vicepresidencia a Macarena Olona. Es por ello que no dudó en dejar claro que COPE Andalucía no tenía nada que ver con la organización de los debates: «El director de COPE Andalucía (Adolfo Arjona) me ha llamado hoy avergonzado para pedirme disculpas y desvincularse de una propuesta de debate que más bien parece una broma», aseguró.

Fuentes de COPE reconocen que se ha organizado un polvorín entre Madrid y las emisoras andaluzas de la cadena. Pero descartan que este asunto conlleve despidos porque «la relación entre Barriocanal y Arjona ha tenido muchos altibajos, ambos se sobrellevan y no caerá el director regional de Andalucía porque trae mucho dinero». Y este dinero procede, principalmente, de muchas de las consejerías de la Junta, que patrocinan secciones de COPE Andalucía o pagan los especiales de la casa.

Cabe recordar que Barriocanal nombró como director de COPE Andalucía a Arjona el 21 de febrero de 2019, tan solo 36 días después de la investidura de Juanma Moreno. Era voz pópuli que el PP quería acabar con décadas de favoritismos del PSOE a la Cadena SER, pero los ‘populares’ parecen haber copiado la arbitrariedad socialista y llevan más de tres años utilizando la emisora episcopal, que desde entonces ha aumentado su programación, plantilla y facturación en Andalucía.

Esta polémica también ha salpicado a Carlos Herrera, arropado por varios directivos de COPE en la pasada Feria de Abril. El locutor estrella de la emisora episcopal quiere ponerse de perfil ante este escándalo que ha reabierto algunas heridas entre varios apoyos mediáticos de Vox, véase la antigua Intereconomía, y Barriocanal, que opó ‘El gato al agua’ para alegría de Mariano Rajoy.

TRES: DERIVADA ECONÓMICA

En algunos ámbitos de la Conferencia Episcopal se ha instalado el temor de que Vox promueva un boicot a la ‘equis’ de Hacienda (que le sirvió a la organización católica para recaudar 295,5 millones de euros en 2021). Y es que los votantes de Santiago Abascal, aseguran algunos obispos, «son el público natural de COPE». El de la pequeña e influyente Infovaticana son los propios obispos, alarmados de leer las noticias sobre esta polémica política en esta concurrida web de información religiosa.

Algunas personas cercanas a la formación ultraderechista han cargado contra la campaña XTantos que promueve la Conferencia Episcopal, cuyo Comité Ejecutivo tendrá que decidir antes del verano si acepta el deseo de Fernando Giménez Barriocanal: colocar a Javier Visiers como nuevo CEO de Ábside Media, holding impulsado para que los beneficios del Grupo COPE enjuaguen las pérdidas de Trece.


- Publicidad -