lunes, 23 mayo 2022 19:47

La importancia del mentoring grupal

Lidia Monzón es Presidenta de la Asociación Española de Mujeres Empresarias Canarias y Secretaria General de la Federación Iberoamericana de Empresarias. Mentora para el desarrollo de competencias en comunicación, liderazgo y valores, ha recibido la Medalla de Oro del Foro Europa por su trayectoria profesional, y entiende que hoy «estamos en la era del mentoring».

Para esta profesional «a estas alturas nadie duda de la importancia de contar con un mentor a la hora de llevar a cabo cambios profesionales y personales en nuestras vidas», pero entiende que hay una opción que puede favorecer el dinamismo de las reuniones, realizar las mentorías en grupos.

Sesión de Mentoring

Lidia Monzón cree que «el grupo tiene vida propia y propone temas que son de interés o preocupación para los asistentes, además por supuesto, de generar entre los componentes de dicho mentoring un enriquecedor intercambio de ideas».

Para esta experta, el mentoring grupal, que se puede desarrollar tanto de forma física como de forma virtual, tiene como objetivo que sus integrantes alcances metas, sueños y deseos profesionales aportando sus propias experiencias al resto de miembros del grupo.

Durante el desarrollo de una mentoría grupal se expone la información, se generan casos prácticos y la participación de todos enriquece y profundiza el contenido, generando además un networking cercano y natural. Además, los contactos que se generan entre los participantes de un mentoring grupal tienen una dimensión más allá de la finalización del programa, por lo que el éxito y el enriquecimiento de la propuesta es aún mayor.

Los contactos que se generan entre los participantes de un mentoring grupal tienen una dimensión más allá de la finalización del programa, por lo que el éxito y el enriquecimiento de la propuesta es aún mayor.

Lo más importante es el beneficio común que se logra para el colectivo y las alianzas que, como siempre digo, surgen de compartir durante un tiempo con personas que tienen los mismos objetivos aún siendo sectores empresariales diferentes o negocios y emprendimientos totalmente opuestos.

Para Lidia Monzón en su experiencia como mentora le ha demostrado «que el mentoring es la clave para aprender, crecer exponencialmente y motivarnos, pero además si se hace en grupo, el enriquecimiento es aún mayor y las influencias son mucho más gratificantes».

«No dudes en acogerte a un programa grupal de mentoring, estamos en un tiempo donde cooperar, compartir y las alianzas serán las claves de una nueva forma de crear empresas, de emprender y de desarrollar negocios» concluye Lidia Monzón.


- Publicidad -