miércoles, 10 agosto 2022 17:18

Tormenta en Wall Street, miedo a la “burbuja de todo” y golpe a los hogares

Estamos aquí una semana más para exponer las principales claves que mueven los mercados y la repercusión que tienen las decisiones de los burócratas en las haciendas de los ciudadanos. El mes parece haber comenzado haciendo bueno el famoso dicho que aconseja vender en mayo para afrontar con tranquilidad el verano (sell in may and go away), aunque lo cierto es que este 2022 será recordado por la caída de abril, que sólo es comparable a la registrada en 1970.

ZOZOBRA EN LOS MERCADOS

Parece que esa corrección que muchos descartaban se está produciendo ante nuestros ojos. Eso sí, no faltará quien use la premisa de Benjamin Graham para defender que es momento de comprar aprovechando las actuales valoraciones, aunque el mundo se prepare para una nueva recesión.

Tras una pasada semana de locura en Wall Street, con subida de tipos de la Reserva Federal incluida, las principales casas de análisis coinciden en señalar a la volatilidad como la principal protagonista durante las próximas semanas o meses.

Bank of America apunta a octubre como el mes en el que se detendrá la espiral bajista que vive el mercado desde antes de la guerra de Ucrania, aunque se use al Kremlin como excusa para todo. Estamos al final de un ciclo económico que se ha aplazado gracias a la droga monetaria repartida por la banca central durante la pandemia. 

DE LA CRISIS DE 2008 A LA “BURBUJA DE TODO”

Aunque si nos ponemos serios habría que decir que en realidad hemos llegado a la situación actual por el afán de los políticos e ingenieros sociales por evitar el necesario y sano ajuste que debería haberse producido tras la crisis financiera de 2008. La resaca después de una década de inflar el valor de los activos ha creado lo que ya algunos denominan como la “burbuja de todo“. Esa que va a ser desinflada (o pinchada) con las subidas de tipos de interés. 

La sesión bursátil del pasado viernes fue un buen ejemplo del miedo que atenaza a los inversores profesionales, que ven como las rentabilidades de los bonos se disparan a pesar de la tibieza de los discursos del presidente de la FED, Jerome Powell, que rechaza acometer subidas agresivas de las tasas de referencia como le reclaman los chicos de Jim Bullard. Convertidos en “halcones” por obra y gracia del pensamiento único académico, secuestrado por los aprendices de brujo de la Teoría Monetaria Moderna (TMM) que adoran al déficit público en el altar intervencionista.

EL CONSUMO DE LOS HOGARES SE RESIENTE

Pero los hogares saben bien lo que está pasando, porque ven cómo los precios se disparan en los supermercados y sienten temblores fríos cada vez que entrar en Internet para comprobar la evolución del euribor.

No es extraño que Funcas haya rebajado un 25% su previsión de crecimiento del consumo en España este año, anticipando además que las subidas de impuestos terminarán de dar la puntilla a los hogares. Bien sea con una incremento de los gravámenes o eliminando las deducciones actuales, lo que en la práctica tiene el mismo resultado.

En el plano empresarial, las grandes corporaciones se apresuran a refinanciar su pasivo

En el plano empresarial, las grandes corporaciones se apresuran a refinanciar su pasivo antes de que llegue la sangre al río (las que no lo habían hecho ya) y gigantes de las infraestructuras tradicionales como ACS intenta sacar tajada de la fiebre verde. Tal como adelantó MERCA2 no habrá contraopa por Atlantia y el foco del grupo de Florentino Pérez se pondrá en las autopistas (con Abertis de principal estrella) y las renovables, donde hay mucho dinero público en juego, así como privilegios regulatorios. 

GALÁN (IBERDROLA) Y LOS “TONTOS” ESPAÑOLES

Y hablando de negocios verdes, no podemos realizar este repaso por la actualidad económica sin mencionar al presidente de Iberdrola, enemigo acérrimo del presidente de ACS, y que intenta obtener en EEUU lo que le niegan en el Palacio de La Moncloa. Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha sido grabado llamando “tontos” a los españoles que tienen la tarifa regulada eléctrica (la famosa PVPC) por haber sido los paganinis de la crisis energética en los últimos meses.

Eludiendo, además, que uno de los objetivos del Gobierno ha sido expulsar a las familias de esta tarifa para llevarlas al mercado libre, incorporando en el precio regulado costes adicionales en las últimas reformas impulsadas por Teresa Ribera, vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica de España. 

Como sucede siempre en estos casos en el que a uno le pillan con el carrito del helado, Sánchez Galán ha pedido perdón a “aquellos que se hayan visto ofendidos por unas frases expresadas en forma coloquial”. En realidad lleva bastante razón el directivo salmantino, pero quizás debería haberse mostrado más comedido, sobre todo teniendo en cuenta que BlackRock lleva tiempo intentando ponerle un CEO en Iberdrola que limite sus actuaciones. Especialmente desde que fue imputado por las conexiones de la eléctrica con las cloacas del Estado a través del ex comisario Villarejo.

LA BANCA ESPERA AL BCE, ENTRE EL MIEDO Y LA ESPERANZA

Mientras, la banca espera la subida de tipos en la eurozona con sentimientos encontrados. Por un lado servirá para apuntalar esa subida en el margen de intereses que al fin y al cabo procede del negocio tradicional de las entidades (el de dar créditos y captar depósitos). Pero a cambio el incremento en los costes de financiación hará aflorar esa morosidad oculta que permanece bajo la alfombra. Según el Banco de España hay 94.000 millones de euros en préstamos que están a punto de entrar en impago.

la tendencia actual del mercado va a golpear duramente a los planes de pensiones

En materia de inversión conservadora, la tendencia actual del mercado va a golpear duramente a los planes de pensiones, un producto que perderá rentabilidad más allá de las eternas comisiones. Victor Alvargonzález, fundador de Nextep Finance augura “un futuro negro” para estos productos de ahorro a largo plazo.

Porque a los problemas de la mal llamada renta fija en un contexto alcista de tipos de interés, se suma el golpe fiscal. ¿Y dónde irá ese dinero que huya de los planes de pensiones?, pues una parte a fondos, otra a depósitos y el resto al ladrillo, presionando aún más sobre los precios de los inmuebles.

¿ADELANTO ELECTORAL EN OTOÑO?

Desde luego corren malos tiempos para la lírica, pero debemos estar preparados para navegar en estas aguas procesolas con la mente limpia y el conocimiento de lo que está sucediendo a nuestro alrededor. De nada sirve engañar a la población con la mirada puesta en las elecciones que, en el caso de España, podrían llegar el próximo otoño usando el escándalo de Pegasus como excusa.

Si la vicepresidenta económica tiene razón y la inflación se desploma en la segunda mitad de este año será porque la destrucción de la demanda se habrá llevado por delante a las empresas y las familias, no por sus “escudos anticrisis”.

Seamos claros. Hay que hablar a la población como gente adulta que es. El denominado Estado de Derecho hace aguas mientras la economía se prepara para encarar una nueva recesión, y nuestros políticos quieren que no lo veamos hasta que sea demasiado tarde. Así podrán culpar a un virus, a los rusos, a los chinos o a la herencia guerracivilista para eludir su responsabilidad, no ya por habernos traído hasta aquí, sino por intentar convencernos de que todo va estupendamente. Cosas chulísimas, que diría la ministra de Empleo, candidata a todo y aspirante a nada, Yolanda Díaz.


- Publicidad -