lunes, 23 mayo 2022 19:39

Qué es el crowdlending: características y cómo funciona

Las nuevas tecnologías han traído consigo interesantes cambios en multitud de sectores, también en el ámbito de la inversión. Ahora, gracias a Internet, podemos invertir en todo tipo de productos financieros y de ahorro fácilmente y sin necesidad de salir de casa. Una de las soluciones de más éxito en los últimos años ha sido el crowdlending, un concepto con el que cada vez más personas se sienten familiarizadas.

El crowdlending es una rama del crowdfunding que consiste en la inversión en préstamos a empresas a través de plataformas online y junto con otros inversores hasta completar la necesidad de financiación de la empresa a cambio de una rentabilidad a recibir dentro de un plazo de tiempo. En la web de Todocrowdlending vas a poder encontrar multitud de opiniones acerca de los pros y contras del crowdlending y las distintas plataformas que se utilizan para invertir.

¿Cómo funciona el crowdlending?

El funcionamiento del crowdlending no resulta complejo ni para los inversores ni para las empresas que buscan financiación en este tipo de plataformas. Los inversores se registran y crean un perfil de usuario e ingresan el dinero que tienen intención de invertir. Solo tiene que esperar que la plataforma publique oportunidades de inversión que se adecúen a su perfil de riesgo y rentabilidad exigida para invertir la cantidad que desee y esperar a que el proyecto dé sus frutos.

Las empresas que necesitan financiación tampoco tienen un proceso mucho más complicado. Igualmente deben registrarse en la plataforma, entregar la documentación e información que la plataforma exija, exponer las características del proyecto a financiar y esperar una respuesta de la plataforma, que puede ser afirmativa o negativa. Si es afirmativa el proyecto se abrirá a la financiación por parte de los inversores y en cuanto el dinero esté recaudado se transfiere a la empresa.

Es un proceso transparente que permite a los inversores obtener unos ingresos adicionales por sus ahorros y a las empresas solicitar financiación sin necesidad de tener que pasar por las exigencias y trámites de las entidades bancarias tradicionales. Por ello, el número de plataformas que operan en este sector no ha dejado de crecer en los últimos años y ahora mueven miles de millones de euros financiados cada año.

¿Qué tipos de crowdlending existen?

Dentro del ámbito del crowdlending existen diferentes segmentos que se dedican a presentar préstamos provenientes de distintos ámbitos. Algunos de los tipos de crowdlending más frecuentes son los siguientes:

Crowdlending clásico

El crowdlending clásico es el que llevan a cabo grandes plataformas internacionales como Mintos o Bondora. En estas plataformas empresas de créditos al consumo financian los préstamos que conceden a sus clientes con el dinero que invierten los usuarios de la plataforma. Estos reciben una rentabilidad variable en función del riesgo o de si los préstamos tienen o no garantía de recompra. Es la modalidad más extendida y cuenta con miles de inversores en toda Europa que utilizan esta modalidad para rentabilizar sus ahorros.

Crowdlending inmobiliario

El crowdlending inmobiliario tiene varias modalidades en sí mismo. Existen plataformas donde los usuarios pueden invertir en préstamos a promotoras inmobiliarias y constructoras para que lleven a cabo sus proyectos. Pueden ser préstamos con garantía hipotecaria en los que los inversores pueden quedarse con la propiedad si la inversión es fallida, encargándose la plataforma de la venta posterior de dicha propiedad. También existe la inversión en apartamentos o viviendas que se alquilan y que otorgan una rentabilidad mes a mes y que se venden con una rentabilidad por la venta cuando pasan uno o dos años.

Crowdlending de descuento de pagarés y facturas

El crowdlending de descuento de pagarés o facturas, también conocido como crowdfactoring, permite a las empresas adelantar el cobro de facturas y pagarés emitidos por empresas o administraciones públicas. A cambio, los usuarios que invierten en estos pagarés asumen el riesgo de impago por una rentabilidad atractiva. Es una modalidad muy extendida en España donde hay varias plataformas operativas en este segmento desde hace años.

¿Es seguro invertir en plataformas de crowdlending?

Las plataformas de crowdlending están reguladas por diferentes organismos y por la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial. De esta forma los inversores tienen la garantía de que están depositando su dinero en una plataforma regulada que opera de manera legal. También existen leyes europeas al respecto que plataformas que operan a nivel europeo tienen en cuenta.

Esto no quiere decir que el inversor no pueda perder dinero en estas plataformas, pues siempre dependerá de si los proyectos o préstamos en los que invierte resultan exitosos o no. En cualquier caso, el crowdlending es una alternativa a la financiación tradicional que permite a pequeños y medianos ahorradores obtener una rentabilidad para sus ahorros.


- Publicidad -