jueves, 18 agosto 2022 21:15

Sánchez Llibre baja al barro contra Colau

Josep Sánchez Llibre anima a los empresarios a entrar en el barro político contra Ada Colau. El presidente de Foment ha arengado a los empresarios a combatir “con argumentos” la ideología de la alcaldesa de Barcelona en materia económica y urbanística. El exnúmero dos de CiU cargó contra la política del “no a todo” de Colau, entrando en los descalificativos personales. Y todo sin nombrar al PSC, apoyo imprescindible para mantener a Colau.

En su crítica más visceral, Sánchez Llibre tildó de “autoritaria, arrogante y poco democrática” la Administración de Colau y Jaume Collboni (PSC). Todo por las fuertes restricciones a la movilidad en la Ciudad Condal. Y es que, la Barcelona anticoches, cuyos planes han golpeado literalmente a las puertas de la sede de Foment, se ha hecho fuerte.

SÁNCHEZ LLIBRE TILDA DE autoritaria, arrogante y poco democrática A COLAU

Pese a las consultas ciudadanas, Colau ha hecho caso omiso a las peticiones de los ciudadanos y comerciantes, cuya facturación se hunde con la proliferación de las ‘supermanzanas’, grandes manzanas de zonas céntricas y muy transitadas por vehículos venidos del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que ahora tienen restringido el tráfico. La mayoría de los comerciantes les esperaban cada mañana y en los descansos del trabajo para hacer caja, pero ahora ya no hay transeúntes.

FOMENT CARGA CONTRA LA BARCELONA ANTICOCHES DE COLAU

Las próximas ‘supemanzanas’ que prepara Colau pasan por la Vía Laietana y Rambla de Cataluña, dos de las arterias principales que flanquean las sedes del Ayuntamiento y la Generalitat, pero también la de Foment del Treball. De esta forma, aparcar en las inmediaciones va a ser prácticamente imposible.

Foment del Treball ha intentado alcanzar acuerdos con Colau, pero sus peticiones han caído en saco roto, como también cayeron en el olvido las peticiones para ampliar el aeropuerto de Barcelona, entre otras. “La alcaldesa ha optado por la judicialización, y parece que es el único camino para defender nuestros intereses”, ha asegurado Sánchez Llibre, que sigue así los pasos de Junts per Catalunya para tratar de parar los pies a Colau.

Sánchez Llibre evitó nombrar a Collboni, como si el Gobierno municipal no fuera con el líder del PSC y vicealcalde de Barcelona. A Colau la nombró hasta en cinco ocasiones durante la asamblea de la patronal celebrada el pasado lunes.

MENOS PLAZAS, MÁS ATASCOS EN HORA PUNTA: EL CAOS DE COLAU

Durante su mandato, iniciado hace siete años -los últimos tres con el apoyo del PSC-, Colau, con la ayuda de los socialistas, ha convertido a Barcelona en una ratonera para los trabajadores que se desplazan desde otros municipios a la ciudad.

Las plazas de párking se han reducido; han proliferado las zonas de bajas emisiones, provocando cuellos de botella en hora punta y ha sido tumbada por la Justicia, pero la alcaldesa prosigue poniendo multas y sanciones; mientras se han perdido importantes inversiones, como la llegada de L’Hermitage. El máximo dirigente de la patronal ha asegurado que siempre ha estado predispuesto a “consensuar y negociar“, pero “el resultado ha sido siempre muy negativo, sin posibilidad de acuerdo alguno”.

Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment

Las multas por entrar indebidamente en la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona es la más cara de España, y una de las más elevadas de toda Europa. La disputa judicial a la que hizo referencia Sánchez Llibre aún permanece viva. Y es que, a pesar de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, el Ayuntamiento ha evitado que sea firme con un recurso de casación ante el Supremo.

El Alto Tribunal tendrá que decidir si finalmente tumba estas zonas, por las cuales no se puede circular sin un distintivo de la DGT. El Gobierno de Sánchez, en paralelo, prepara ahora su nueva normativa para incluir una serie de “requisitos mínimos” y regular estas medidas municipales.

SÁNCHEZ LLIBRE ENTRA EN LA DESCALIFICACIÓN PERSONAL CONTRA COLAU

Sánchez Llibre no escatimó tampoco comentarios muy negativos contra la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez, principalmente por los niveles récords de endeudamiento en España. “Es evidente que los empresarios europeos lo están pasando mal, pero es posible que el español lo pase peor, porque aquí la deuda pública se incrementa más que en el resto de países y ya está en el 118,4 por ciento”, criticó Sánchez Llibre.

Con todo, ha emplazado a todos los empresarios de Barcelona combatir a la Administración de Colau con argumentos sólidos, como si un reto empresarial se tratara. Todo ello, a un año de las elecciones municipales.

El presidente de Foment ha asegurado que se mantiene proactivo contra “la política de decrecimiento económico impuesta a la fuerza por la señora Colau“. A su juicio, la alcaldesa de Barcelona fue un obstáculo a la ampliación del aeropuerto, pese a que no tiene competencia alguna en infraestructuras. De hecho, fue el propio Gobierno de la Generalitat, con ERC a la cabeza, quien descartó el proyecto.

UNA ALCADESA OBSESIVA, SEGÚN SÁNCHEZ LLIBRE

Asimismo, ha cargado también contra “la obsesión” de la alcaldesa de “atentar contra la libertad individual de las personas”. Por esta razón, ha insistido en la premisa de alcanzar consensos en cuanto a la transformación de la ciudad se refiere.

El pasado viernes y ante un nutrido público, Salvador Rueda, el creador de esta nueva movilidad, criticó a Colau por no ser más ambiciosa y convertir en ejes peatonales una de cada tres calles de la ciudad para reducir la contaminación y ganar espacio público. A su juicio, la fórmula de Colau no soluciona los retos de la ciudad. Según Rueda, se debería peatonalizar el 15% del total de calles del interior de las vías de circunvalación. Todo ello en unas jornadas organizadas por Foment del Treball. ¿Qué hubiera pasado si Colau hubiera implementado el plan de Rueda?

Para Sánchez Llibre, las supermanzanas, especialmente la del Eixample, provocarán la pérdida de miles de puestos de trabajo. En concreto, cree que con la anteriormente nombrada se perderán 25.000 empleos. Todo ello, sin indicar cómo se ha llegado a tal cifra.


- Publicidad -