viernes, 20 mayo 2022 16:24

Ruber Internacional Centro Médico Masó impulsa la Unidad de Salud Capilar de la Mujer

La pérdida de pelo afecta al 25% de las mujeres y a más del 50% de los hombres. En la actualidad existen tratamientos seguros y eficaces que pueden mejorar y mantener este atributo tan preciado, cualidad imprescindible por razones sociales y estéticas.

Por ello, Ruber Internacional Centro Médico Masó y Clínica Dermatológica Internacional (CDI), ponen en marcha la Unidad de Salud Capilar de la Mujer formada por prestigiosos dermatólogos y tricólogos especializados en los tratamientos médicos y quirúrgicos de los distintos tipos de alopecia.

Tal y como explica el doctor Ricardo RuizDirector Médico de la Unidad de Dermatología Médica, Capilar y Estética del Ruber Internacional Centro Médico Masó y de la Clínica Dermatológica Internacional (CDI), hoy existen tratamientos no invasivos que han revolucionado el manejo de las alopecias en la mujer como el minoxidil en pastillas, fármacos antiandrogénicos como el dutasteride, la Bicalutamida o la espironolactona, o microinyecciones de antiandrógenos y plasma rico en plaquetas.

El doctor Pedro Rodríguez, dermatólogo del equipo de la Unidad de Salud Capilar de la Mujer, defiende que, de cara a usar el mejor tratamiento, lo más importante es realizar un buen diagnóstico. «Por eso es fundamental que los problemas de alopecia sean atendidos por un dermatólogo con experiencia en este tipo de patología.»

La Unidad de Salud Capilar de la Mujer de este centro hospitalario está especializada en alopecia femenina. Según el doctor Pedro Rodríguez, la alopecia femenina ha aumentado exponencialmente ya que cada vez vemos más alopecia en chicas jóvenes. «El pelo, es un carácter sexual femenino secundario pero importante socialmente. Las pacientes con alopecia femenina suelen tener niveles de estrés emocional elevados y una afectación de la calidad de vida por un problema capilar importante».

Dr. Navarro

Existen varios tipos de alopecia, siendo los más frecuentes la hormonal o androgénica, que, según el doctor José Luis Ramírez Bellverdermatólogo responsable de la Unidad de Salud Capilar de la Mujer, el folículo se va haciendo cada vez más pequeño, por lo que el pelo se va afinando y hay una disminución de densidad progresiva. «La alopecia areata, es una afección autoinmune, en ocasiones desencadenada por estrés, que suele afectar a gente joven. Sus causas pueden estar originadas por déficit vitamínico, de hierro o alteraciones tiroideas.

Para el doctor Ricardo Ruiz, es muy importante descartar un problema de tiroides asociado que aparece casi en un 20% de los pacientes con alopecia areata y, en ocasiones, a la enfermedad celiaca, diabetes o artritis reumatoide.

El doctor Ramirez Bellver afirma que en los últimos años se está detectando un aumento de una alopecia denominada alopecia frontal fibrosante, «en la que la línea de implantación capilar va retrocediendo cada vez más. Es particularmente importante diagnosticar y tratar esta entidad, ya que la pérdida de pelo puede ser definitiva al tratarse de una alopecia cicatrizal«, recomienda Ramírez Bellver.

Según el doctor Pedro Rodríguez, existen tratamientos orales e infiltrados que son eficaces para la alopecia femenina, pero hay que tener en cuenta que muchos de ellos se recetan fuera de ficha técnica y hay que tomarlos durante periodos largos de tiempo. «Por eso, en la Unidad de Salud Capilar de la Mujer valoramos los pros y contras de la indicación de estos fármacos, destacando primero la seguridad del paciente», subraya el doctor Rodríguez.

Si con los fármacos no mejoran, entonces, en determinadas pacientes, se aconseja el trasplante capilar. «Los trasplantes capilares son seguros y los resultados son cada vez más naturales en la mujer«, asevera Ramirez Bellver.

Pero no todos los pacientes son candidatos a ser trasplantados. Según el doctor Luis Navarrocirujano capilar de la Unidad de Salud Capilar de la Mujer del Ruber Internacional Centro Médico Masó y de Clínica Dermatológica Internacional, para que una mujer se pueda realizar estos trasplantes debe cumplir que tenga más de 25 años y el patrón de alopecia esté definido, que tenga una zona donante adecuada (suele ser la nuca) y que tenga una alopecia en la que el proceso esté controlado, teniendo en cuenta que la supervivencia del trasplante en hormonales o cicatriciales es limitada.

El doctor Ricardo Ruiz, asegura que hoy las técnicas de trasplante capilar más realizadas y con óptimos resultados en la mujer son la FUE (Follicular Unit Extraction), técnica menos agresiva con una recuperación más rápida y consiste en extraer e implantar folículo a folículo y la FUSS (Follicular Unit Strip Surgery o Técnica de la Tira), que consiste en la extracción quirúrgica de una tira de cuero cabelludo.

«Las mujeres no necesitan rasurarse totalmente, solemos dejar ventanas estéticas, es decir, rasuramos la zona donante y la escondemos con el pelo de alrededor», concluye el doctor Luis Navarro.

La pérdida de pelo afecta al 25% de las mujeres y a más del 50% de los hombres. En la actualidad existen tratamientos seguros y eficaces que pueden mejorar y mantener este atributo tan preciado, cualidad imprescindible por razones sociales y estéticas.

Por ello, Ruber Internacional Centro Médico Masó y Clínica Dermatológica Internacional (CDI), ponen en marcha la Unidad de Salud Capilar de la Mujer formada por prestigiosos dermatólogos y tricólogos especializados en los tratamientos médicos y quirúrgicos de los distintos tipos de alopecia.

Tal y como explica el doctor Ricardo RuizDirector Médico de la Unidad de Dermatología Médica, Capilar y Estética del Ruber Internacional Centro Médico Masó y de la Clínica Dermatológica Internacional (CDI), hoy existen tratamientos no invasivos que han revolucionado el manejo de las alopecias en la mujer como el minoxidil en pastillas, fármacos antiandrogénicos como el dutasteride, la Bicalutamida o la espironolactona, o microinyecciones de antiandrógenos y plasma rico en plaquetas.

El doctor Pedro Rodríguez, dermatólogo del equipo de la Unidad de Salud Capilar de la Mujer, defiende que, de cara a usar el mejor tratamiento, lo más importante es realizar un buen diagnóstico. «Por eso es fundamental que los problemas de alopecia sean atendidos por un dermatólogo con experiencia en este tipo de patología.»

La Unidad de Salud Capilar de la Mujer de este centro hospitalario está especializada en alopecia femenina. Según el doctor Pedro Rodríguez, la alopecia femenina ha aumentado exponencialmente ya que cada vez vemos más alopecia en chicas jóvenes. «El pelo, es un carácter sexual femenino secundario pero importante socialmente. Las pacientes con alopecia femenina suelen tener niveles de estrés emocional elevados y una afectación de la calidad de vida por un problema capilar importante».

Existen varios tipos de alopecia, siendo los más frecuentes la hormonal o androgénica, que, según el doctor José Luis Ramírez Bellverdermatólogo responsable de la Unidad de Salud Capilar de la Mujer, el folículo se va haciendo cada vez más pequeño, por lo que el pelo se va afinando y hay una disminución de densidad progresiva. «La alopecia areata, es una afección autoinmune, en ocasiones desencadenada por estrés, que suele afectar a gente joven. Sus causas pueden estar originadas por déficit vitamínico, de hierro o alteraciones tiroideas.

Para el doctor Ricardo Ruiz, es muy importante descartar un problema de tiroides asociado que aparece casi en un 20% de los pacientes con alopecia areata y, en ocasiones, a la enfermedad celiaca, diabetes o artritis reumatoide.

El doctor Ramirez Bellver afirma que en los últimos años se está detectando un aumento de una alopecia denominada alopecia frontal fibrosante, «en la que la línea de implantación capilar va retrocediendo cada vez más. Es particularmente importante diagnosticar y tratar esta entidad, ya que la pérdida de pelo puede ser definitiva al tratarse de una alopecia cicatrizal«, recomienda Ramírez Bellver.

Según el doctor Pedro Rodríguez, existen tratamientos orales e infiltrados que son eficaces para la alopecia femenina, pero hay que tener en cuenta que muchos de ellos se recetan fuera de ficha técnica y hay que tomarlos durante periodos largos de tiempo. «Por eso, en la Unidad de Salud Capilar de la Mujer valoramos los pros y contras de la indicación de estos fármacos, destacando primero la seguridad del paciente», subraya el doctor Rodríguez.

Si con los fármacos no mejoran, entonces, en determinadas pacientes, se aconseja el trasplante capilar. «Los trasplantes capilares son seguros y los resultados son cada vez más naturales en la mujer«, asevera Ramírez Bellver.

Pero no todos los pacientes son candidatos a ser trasplantados. Según el doctor Luis Navarrocirujano capilar de la Unidad de Salud Capilar de la Mujer del Ruber Internacional Centro Médico Masó y de Clínica Dermatológica Internacional, para que una mujer se pueda realizar estos trasplantes debe cumplir que tenga más de 25 años y el patrón de alopecia esté definido, que tenga una zona donante adecuada (suele ser la nuca) y que tenga una alopecia en la que el proceso esté controlado, teniendo en cuenta que la supervivencia del trasplante en hormonales ocicatriciales es limitada.

El doctor Ricardo Ruiz, asegura que hoy las técnicas de trasplante capilar más realizadas y con óptimos resultados en la mujer son la FUE (Follicular Unit Extraction), técnica menos agresiva con una recuperación más rápida y consiste en extraer e implantar folículo a folículo y la FUSS (Follicular Unit Strip Surgery o Técnica de la Tira), que consiste en la extracción quirúrgica de una tira de cuero cabelludo.

«Las mujeres no necesitan rasurarse totalmente, solemos dejar ventanas estéticas, es decir, rasuramos la zona donante y la escondemos con el pelo de alrededor», concluye el doctor Luis Navarro.


- Publicidad -