viernes, 1 julio 2022 16:56

El plan B de Florentino Pérez: el túnel del Canal de la Mancha

El asalto sobre Atlantia promete cambiar el sector de la construcción europeo. Por un lado, porque la operación involucra una serie de activos claves como puede ser Abertis, la gran joya de la corona del conglomerado italiano. Pero también porque el enorme desembolso económico necesario, la operación esta valorada en unos 45.000 millones incluida la deuda, puede obligar al comprador a sacar a la venta otros activos. Esa parece ser una de las grandes alternativas que la firma española ACS, que fue el primer postor, tiene encima de la mesa, si finalmente decide arrojar la toalla a favor de los Benetton.

El presidente de la empresa ACS, Florentino Pérez.

EL CASO MÁS PROBABLE

Para ese caso, el más probable, según los analistas, ACS ya habría decidido cuál es el activo por el que pujar: Getlink, el operador del túnel del Canal de la Mancha. El asalto de Florentino Pérez por la compañía francesa debería ejecutarse bajo la legalidad de opa (oferta pública de adquisición) francesa, ya que la firma cotiza en la bolsa de Francia. En la actualidad, está valorada en unos 9.500 millones de euros y cuenta con la ventaja de que Atlantia posee directamente hasta un 15,5% de la misma, por lo que podría forzar una venta de dicha participación como gesto de buena voluntad de la familia Benetton.

EL CONTROL

Atlantia mantiene el control de ese 15,5% del capital de Getlink a través del vehículo de inversión Aero 1 Global & International. La compañía italiana adquirió dicha firma con residencia en Luxemburgo a Goldman Sachs en 2018 por algo más de 1.000 millones, lo que suponía un precio de 12,40 euros por acción. En la actualidad, el valor de los títulos de la empresa francesa alcanza los 17,5 euros, lo que supone un 40% más. Con ello, los Benetton podrían reducir el coste de su operación en unos 1.500 millones en efectivo. Además, de aliviar el pasivo.

ACS, por su parte, se convertiría en el máximo accionista del operador del canal de la Mancha que le colocaría en la posición de salida para aumentar su posición. Para ello, tendría que tantear primero al resto de grandes accionistas. Una tarea que podría ser bastante ardua. En primer lugar, porque el segundo máximo accionista, con cerca del 12,5%, es el fondo activista británico TCI que encabeza el conocido (y polémico inversor) Chris Hohn. Una figura controvertida cuya respuesta a una posible opa sobre Getlink es toda una incógnita.

ACS, por su parte, se convertiría en el máximo accionista del operador del canal de la Mancha

De hecho, Hohn ha protagonizado algunos de los choques, entre empresas y accionistas, más recordados en el viejo continente. Una región donde los fondos activistas como su TCI no abundan. Incluso, sus dotes son bien conocidas en España, dónde ya ha dejado su impronta en distintas compañías. En este caso para forzar a las mismas a luchar contra el cambio climático. Un buen ejemplo de ello ha sido Aena, una de sus grandes posiciones en los últimos años. Aunque su alargada sombra no ha desaparecido de la península, ya que ahora tiene entre sus prioridades actuar sobre Ferrovial.

EL RESTO DE GRANDES ACTORES

Mientras, el resto de grandes actores en el accionariado de la compañía francesa podrían ser menos difícil de doblegar. Principalmente, porque el grupo no está respaldado por el estado galo, como ocurre con otras muchas empresas, lo que dificultaría todavía más la toma de control. El tercero en discordia es el fondo soberano del petroestado de Abu Dhabi, Abu Dhabi Investment Authority, al cuál podría convencerse con una buena oferta. Finalmente, sobresalen Blackrock y el grupo energético francés Eiffage, ambos con poco más de 5%. Al final, si el plan de ACS sale bien, el grupo español podría controlar más del 31% del accionariado de Getlink, a la espera de negociar con TCI.

¿QUÉ ES Y QUÉ OFRECE GETLINK PARA ACS?

El grupo fue creado en 1986 con la firma del contrato de concesión que incluía la construcción, financiación y explotación del túnel del canal de la Mancha. Entre sus ventajas se encuentran, por ejemplo, su posición como zona clave en el desarrollo de nuevas cadenas logísticas transfronterizas. Un elemento que destaca, dada la importancia que está adquiriendo este tipo de infraestructuras en el comercio mundial. Además, posee la concesión hasta el año 2086 de los servicios clave de la infraestructura, que representan una base de ingresos superior a los 1.000 millones en la época prepandémica.

LA FACTURACIÓN

Así, el grueso de la facturación (cerca del 60%) del grupo proviene del transporte rodado en el túnel que conecta Calais (Francia) y Folkestone (Reino Unidos). Se trata de una zona de paso vital tanto a nivel de cadenas de suministro como de circulación para todo tipo de vehículos. Además, el llamado Eurotunel pone su infraestructura a disposición de los operadores ferroviarios para proporcionar enlaces entre Europa continental y el Reino Unido. Además, de operar un servicios de pasajeros de extremo a extremo de alta velocidad. Las tarifas cobradas por este tipo de servicios ascienden a unos 200 millones anules.

DIVERSIFICACIÓN DE FUENTES

Por último, Getlink ha estado diversificando sus fuentes de ingresos a través de Europorte y ElecLink. El primero participa en toda la cadena logística del transporte ferroviario de mercancías principalmente en Francia, y más recientemente en el transporte transfronterizo con Alemania y Bélgica. En el caso del segundo se trata de un proyecto de interconecto eléctrico. La suma de dichas áreas produce esos más de 1.000 millones de facturación, que deberían traducirse en una corriente de dividendos que podría alcanzar los 200 millones anuales. Una vez se vuelva a la situación precovid, como parece que podría pasar en este 2022.

el grupo español podría afrontar una posible opa en solitario sin necesidad de más socios

En definitiva, ACS podría adquirir un activo más que interesante dadas las actuales ambiciones de las compañías de todo el mundo para rearmar sus cadenas de suministro. De ahí, quizás, el interés de Florentino Pérez por Getlink. Además, el grupo español podría afrontar una posible opa en solitario sin necesidad de más socios, una forma de operar que el presidente del Real Madrid siempre ha preferido. Para ello, la compañía española cuenta con cerca de la mitad del dinero necesario (que serían unos 10.000 millones) en caja y el resto podría conseguirlo a través de un crédito sindicado.

DÍAS POR DELANTE

Todavía quedan algunos días para que los jugadores en la guerra por Atlantia hagan sus movimientos. También para que se erija un ganador y un perdedor. Aunque eso último será más difícil de adivinar con todas las aristas que está dejando el movimiento.


- Publicidad -