lunes, 23 mayo 2022 20:52

Parking seguro y económicos en aeropuertos

Los aeropuertos constituyen puntos de tránsito bastante problemáticos por la continua afluencia de viajeros. Además, tienden a ubicarse en entornos urbanos con los inconvenientes de tráfico que eso supone. La circulación en sus inmediaciones a menudo se ve obstruida y las posibilidades de encontrar aparcamiento son prácticamente nulas.

Por ejemplo, el Parking T1 El Prat se encuentra a menos de dos minutos de la puerta de embarque y cuenta con altas garantías en materia de seguridad (con supervisión constante por profesionales durante las 24 horas). Algo similar ocurre con este Parking T4 Barajas.

¿Estás planificando un viaje de negocios o unas vacaciones? Si necesitas acceder al aeropuerto de cualquier ciudad, quizá deberías echar un vistazo a la presencia de parkings privados cercanos. A continuación te proponemos algunos consejos para utilizarlos y te explicamos cuáles son los principales beneficios que se derivan de su uso. ¡Toma nota!

Consejos para contratar un servicio de parking en el aeropuerto

Planifica tu reserva con antelación

La mayoría de viajeros planifican sus viajes con antelación. En general, entienden la importancia de comprar billetes con la suficiente antelación. Sin embargo, no suele tenerse la misma visión en lo que respecta a la reserva de aparcamiento. Descuidar esta parte de la planificación puede generar problemas de última hora. ¿La razón? Los aeropuertos constituyen auténticos puntos de ebullición que tienden a masificarse a diario.

Optar por un parking privado cerca del aeropuerto puede suponer un ahorro de tiempo importante, pero, como cualquier otro punto abierto al público, también está sujeto a un aforo limitado. Por ello, es recomendable reservar plaza con antelación. Hacerlo nos ayudará a evitar contratiempos. Además, en muchos casos, las reservas anticipadas van sujetas a otro tipo de beneficios indirectos como el acceso a descuentos especiales o tarificaciones más reducidas.

Organiza tu tiempo tanto como puedas

Los viajes pueden estar sujetos a imprevistos de todo tipo, no obstante la mayor parte de los retrasos y obstaculizaciones se deben a una mala gestión del tiempo. A menudo, esto deriva en gastos extra que podrían haberse evitado y otro tipo de consecuencias. Organiza tu tiempo tanto como sea posible. ¿Cuándo llegarás al aeropuerto? ¿Cuánto recogerás tu vehículo? Establece un planning y trata de cumplirlo para reducir posibles gastos indeseados y facilitar la gestión del personal responsable del parking contratado.

Revisa las políticas de cancelación

Hacer una reserva de plaza por adelantado supone un extra de seguridad a la hora de cumplir tiempos. No obstante, supone formalizar un acuerdo y, por tanto, adquirir un compromiso con la empresa. Esto significa que debes comunicar cualquier cambio en tu planificación. Si, por ejemplo, tu viaje se cancela o cambia de fecha, es probable que debas abonar algún tipo de comisión en concepto de cancelación. De existir, puede ser variable, en función de cada parking por lo que es recomendable que leas sus políticas de cancelación antes de tomar una decisión.

Estos son algunos de los beneficios de dejar tu coche en el parking del aeropuerto

Acceso a un aparcamiento vigilado y seguro

Aunque en la mayor parte de los aeropuertos los niveles de tránsito y actividad se vean reducidos considerablemente en la franja nocturna, no ocurre lo mismo en el interior de los parking, en donde la entrada y salida de vehículos sigue siendo recurrente. Los parkings privados proporcionan grandes garantías de seguridad. No sólo se trata de instalaciones interiores que posibilitan la protección de los vehículos ante agentes externos como la humedad o la lluvia. También suelen integrar sistemas automatizados que abarcan las tecnologías de vídeo vigilancia o la disposición de una plantilla de profesionales especializados en el sector de la seguridad.

Situación geográfica privilegiada

Los aeropuertos suelen ubicarse en el casco urbano, con todo lo que ello supone. Buscar aparcamientos en sus inmediaciones suele ser una tarea imposible. Existe la posibilidad de desplazarnos hasta ellos en algún transporte público como el autobús o el metro. No obstante, optar por esta alternativa también supone ciertos inconvenientes. En primer lugar, la pérdida de control. Utilizar un transporte público nos expone a cualquier tipo de retraso o incidente que nos lleve a perder el vuelo. Por otro lado, resulta bastante menos cómodo porque supone cargar con las maletas y el resto de pertenencias a través cabinas de metro repletas de pasajeros con todo lo que conlleva hacer trasbordos utilizando diferentes medios como el metro y el autobús, o recorrer calles masificadas antes de llegar al aeropuerto.

A partir de un parking privado es posible evitar este tipo de desventajas. Muchos de ellos cuentan con una situación inmejorable en relación con el aeropuerto o poseen un shuttle que conecta directamente con la terminal.

Oferta de servicios adicionales

Algunos parkings privados proporcionan servicios complementarios que pueden mejorar la experiencia de los usuarios. Aparcandgo, un referente del sector, cuenta con una oferta de servicios que abarcan labores de mantenimiento como revisión, recambio de líquidos, filtros, frenos, batería o escobillas. Además sus clientes también pueden optar por una revisión pre-ITV o, directamente por servicios de ITV en modalidad basic y plus. Junto al resto de opciones, también se incluye un servicio de lavado.

Mayor flexibilidad

Frente a las restricciones que imponen los servicios de aparcamiento público, los parkings privados proporcionan una gran flexibilidad. Podrás mantener tu vehículo en el interior de las instalaciones durante el período de tiempo que estimes oportuno, sin importar cuáles sean tus necesidades.

Agilidad

Los aeropuertos pueden convertirse en entornos altamente estresantes. El continuo trasiego de viajeros y las posibilidades de perder un vuelo nos obligan a salir de casa con demasiada antelación. Sin embargo, si cuentas con una reserva en el parking privado más cercano, contarás con la seguridad de que, al menos en lo que respecta al estacionamiento, no se producirá ningún tipo de incidente.

Como puedes ver, son muchas las ventajas que se derivan del uso de parking privado cerca del aeropuerto. Optar por una empresa de confianza y formalizar una reserva con antelación puede ahorrarnos una gran cantidad de dolores de cabeza. Gracias a propuestas como las de Aparcandgo ganarás una mayor independencia durante tus desplazamientos y podrás renunciar al tedioso transporte público sin poner en peligro tu planificación.


- Publicidad -