lunes, 23 mayo 2022 23:05

Amazon y Etsy ahogan a sus vendedores

La gran distribución, como Amazon y Etsy, no logra atajar el grave problema de la inflación desbocada a nivel mundial por los cauces de la negociación. Ambas compañías han decidido unilateralmente seguir los pasos de los gigantes tradiciones y ahogar así a las tiendas con un fuerte incremento de las tarifas.

La medida se ha adoptado en un mal primer trimestre del año. Amazon perdió un total de 3.656 millones de euros, frente a un descenso del beneficio del 17%, cifra esperada por la mayoría de los analistas. Sin embargo, la entrada en números rojos no se produjo por el lado de los ingresos, que alcanzaron los 110.894 millones, un 7% más que en 2021, pero es el peor ritmo en este periodo desde el 2002, cuando estalló la burbuja tecnológica de las punto com.

Amazon cae en wall street a niveles no vistos desde mayo de 2020 y registra el peor ritmo de ingresos en 20 años

De hecho, los inversores han dado la espalda a ambas empresas tras la rendición de cuentas. Amazon cae en Wall Street como un cuchillo afilado, hasta niveles no vistos desde mayo de 2020. Desde enero, los descensos alcanzan el 30%. La capitalización del gigante ha caído a 1,23 billones de dólares, unos 952.000 millones de euros.

Etsy, por su parte, se ha desplomado más de un 55% desde el inicio del año. La plataforma especializada en las ventas de artistas independientes cotiza en niveles no vistos desde mayo de hace dos años. Y es que, con la inflación disparada el consumo se ha detraído, pero no sólo por este efecto. La invasión de Rusia a Ucrania ha perjudicado gravemente el comercio electrónico.

UN RECARGO DEL 5% POR EMBALAR Y ENVIAR EL PEDIDO

Para evitar la sangría y tratar de paliar el impacto negativo de la inflación, Amazon ha implantado un recargo del 5% a las tiendas que utilicen su servicio de paquetería. El motivo no sólo es el encarecimiento de los combustibles, sino también de otras como el cartón, principal materia prima no energética que utilizan estos gigantes. Todo ello, por el impacto de los costes. En Rusia, Amazon no es la plataforma más utilizada, sino Aliexpress.

Amazon
Amazon

La compañía ha afirmado que se trata de una medida temporal para hacer frente a la inflación y que sólo se aplicará en Estados Unidos, donde el nivel de precios cerró en abril en el 8,5%, el más elevado en 40 años. De hecho, los precios, pese a la subida de los tipos de interés, continuarán en niveles altos, según los expertos consultados por MERCA2, no sólo en 2022 sino también a lo largo de 2023. Y es que, la crisis energética ha mostrado su peor cara con la invasión de Rusia a Ucrania, donde Europa tiene que buscar fuentes alternativas para poder calentarse.

Amazon ha aplicado por primera vez esta medida en un servicio que utilizan la mayoría de sus tiendas online. Por el momento, se libran de este incremento del 5% los vendedores que realizan sus propios envíos.

AMAZON DA EL HACHAZO A LOS SUSCRIPTORES PRIME

No es la única decisión que ha realizado Amazon en las últimas semanas. El gigante de la logística ha anunciado un incremento en la suscripción al servicio Prime también en Estados Unidos. El sablazo es del 16%, hasta los 139 dólares, mientras que ha dejado invariables las tarifas en Europa. Por este servicio se paga 36 euros anuales en España, aunque este acceso se ha multiplicado por 2,5 veces desde el 2011.

Por este precio se puede acceder a todas las compras con todos los gastos de envío incluido, así como la entrega garantizada en menos de 48 horas. También da acceso a su servicio en la nube, a películas y series -aunque la mayoría haya que pagar después por otras suscripciones- y un suscriptor mensual en Twich. En Francia y Alemania, los servicios de Amazon son sensiblemente más caros que en España, con 49 y 69 euros, respectivamente.

Etsy, por su parte, ha subido sus comisiones en un 30%, hasta el 6,5% frente al 5% anterior. Es decir, casi tres veces más que el incremento de la inflación. Algunos vendedores independientes montaron una huelga, secundada por unos 14.000 artistas, a mediados de abril. Para evitar represalias, colocaron el cartel «cerrado por vacaciones». No obstante, se estima que dispone de más de cinco millones de vendedores.

LAS GRANDES AMERICANAS SIGUEN LAS REGLAS TRADICIONALES

Amazon y Etsy siguen así con las prácticas de las grandes distribuidoras. Y es que, su poder de negociación es tan fuerte que a los proveedores les es imposible cortar esta dependencia. Son su mejor expositor para colocar el producto en el mercado.

Etsy se ha excusado en la compensación de costes para subir esta comisión, si bien no ha atajado el problema de las tiendas chinas que alberga su plataforma, que tratan de pasar por artesanías productos fabricados en serie. Asimismo, ha obligado a los vendedores a abonar al menos 30 dólares mensuales de media -a razón de un dólar diario- para la promoción de sus propios productos. Este requisito es de facto una tarifa por entrar en la plataforma y destacar los productos entre los millones que están disponibles.

De hecho, Lidl y Aldi, entre otros, han tomado la decisión de imposibilitar a sus proveedores trasladar los costes derivados de la inflación para amortiguar la situación. Sin embargo, las grandes distribuidoras sí trasladan a los clientes el incremento de la inflación.

Las marcas blancas y los productos con marca propia están aumentando los precios en España aunque a ritmos distintos, pero de dos dígitos. Según las cifras de Gelt, los incrementos son del 18% para las marcas blancas, frente al 10%. De esta forma, los precios entre las marcas de las grandes distribuidoras se acercan a los de las grandes, de por sí más caros.


- Publicidad -