lunes, 23 mayo 2022 19:54

Repsol anticipa el mejor mes de abril de su historia ayudado por el Gobierno

El primer trimestre de Repsol a nivel económico ha sido sobresaliente. El grupo petrolero ha estado cerca de batir todos los récords en los tres primeros meses del año. De hecho, entre enero y marzo del 2022 ha obtenido prácticamente las mismas ganancias, resultado neto, que el conseguido entre enero y septiembre de 2019. Aunque el equipo directivo ha prometido a los analistas e inversores que la compañía irá a más. Incluso, que este mes de abril que acaba ha podido ser uno de los mejores, gracias a los altos precios, el enorme crecimiento del margen de refino y, en especial, a la ayuda del Gobierno en la recuperación de la demanda.

EL CEO IMAZ

El escenario está sorprendiendo, ya que hace un tiempo nadie contaba con él. De hecho, año y medio atrás el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, presentó el nuevo plan estratégico 2021-2025 con unas cifras mucho más prudentes. Así, la cúpula directiva trabajó con un escenario en el que el precio medio del barril de Brent estaría en los 50 dólares y el gas, medido como Henry Hub, en los 2,5 dólares. Ahora, esas mismas cifras son prácticamente el doble, lo que están generando un fuerte incremento en los beneficios.

Aunque hay un último elemento que está sorprendiendo todavía más: el denominado ‘margen de refino’. Se trata de uno de los principales indicadores del grupo, sino el que más, ya que mide prácticamente la rentabilidad del grupo en el área de ‘downstream’, que tiene que ver con la transformación del petróleo en sus derivados y su comercialización, el área que genera las mayores ganancias dentro del grupo. Y en este caso no solo ha estado disparado de enero a marzo, sino que en abril ha alcanzado cotas históricas.

REPSOL MULTIPLICA POR 50 EL MARGEN DE REFINO

De hecho, la evolución del mismo ha sido espectacular en el último año. En el primer trimestre de 2021, en plena pandemia y con la movilidad totalmente restringida en España, el margen de refino apenas alcanzó los 0,2 dólares por barril. Una vez avanzó la vacunación y la normalidad volvió poco a poco, dicha ratio se fue elevando hasta cerrar el año pasado en los 4,4 dólares. Para entonces, eso suponía multiplicarse por hasta 21. Pero en los primeros tres meses de 2022 esa cifra ha alcanzado los 6,8 euros, lo que supone un incremento récord del 3.300% en solo 12 meses.

El margen de refino todavía ha escalado con mucha más fuerza en abril hasta

Aunque todavía falta lo mejor. Y es que el margen de refino todavía ha escalado con mucha más fuerza en abril hasta alcanzar probablemente los dos dígitos. Así lo reconocía el propio Imaz durante la conferencia con analistas que ha tenido, tras la presentación de resultados. “El margen de refino en abril alcanzó un número de dos dígitos”, desveló el CEO de Repsol en su primera intervención ante las preguntas de los analistas. Una secuencia temporal y una predisposición a dar el dato que dejan entrever la importancia de la cifra para el negocio de la petrolera española.

el sector turístico también puede tener un segundo trimestre récord

Con esa cifra de dos dígitos, como señala Imaz, Repsol habría alcanzado prácticamente un récord histórico en dicho indicador. Eso también le empujará a poder alcanzar a lo largo del segundo trimestre uno de sus beneficios más altos en la historia. Además, puliendo los de los últimos años. De hecho, el CEO de la petrolera también señaló que en el mes de abril la recuperación de la demanda había sido muy fuerte. En especial, para el mercado del queroseno, lo que significa que el sector turístico también puede tener un segundo trimestre récord.

LA DEMANDA SE DISPARA GRACIAS AL GOBIERNO

Imaz explicó a los inversores que “el mercado del queroseno está creciendo de forma dramática”. Así, el CEO de Repsol advirtió a los analistas de que las ventas de queroseno en las últimas semanas “son más altas” que las registradas para estos mismos días en 2019. “Hay que tener en cuenta que Barcelona y Madrid han registrado una de las mejores dinámicas dentro de Europa en cuanto a recuperación de la demanda (…) en España la recuperación del sector turístico está siendo fuerte y ahora tenemos una ganancia inesperada”. Esa recuperación puede ayudar a la compañía vasca también a afianzar el segundo trimestre como uno de los mejores de su historia.

Aunque esa demanda, y los buenos registros de Repsol, tienen un colaborador particularmente importante: el Gobierno. Así, la medida tomada por el Ejecutivo de limitar el precio del carburante en 20 céntimos ha posibilitado que su uso no se resienta, como temía una buena parte del sector. Además, ha permitido dar la falsa sensación de que los precios son más bajos de lo que en realidad lo son, al fin y al cabo, ese dinero lo debe abonar el Estado en 40 o 45 días, lo que permite a las compañías como la petrolera vasca, con un gran poder de mercado, aprovechar para mantener altos los precios en los surtidores.

PRECIOS POR ENCIMA

De hecho, pese a que el precio del petróleo a niveles previos a la guerra, entre los 96 y 98 dólares, las gasolineras españolas mantuvieron sus precios muy por encima de los que tenían a mediados de febrero. En especial, en el caso del diésel que pese a que el precio del barril era similar al de hacía dos meses era un 20% más caro. Un hecho que se explica por el encarecimiento de algunos productos derivados del petróleo, pero fundamentalmente por la intervención del Gobierno y el poder de mercado de Repsol.

LA COMPAÑÍA TIENE Una posición de dominio enorme EN CUOTA DE MERCADO

Repsol cuenta con cuota de mercado que casi convierte a la compañía en un monopolista. En concreto, la firma tiene más de un 30% de cuota de mercado (porcentaje que implica que lo domina) en hasta 38 de los 55 provincias de España. Una posición de dominio enorme que, además, en el caso de las gasolineras es todavía más significativo por su característica forma de venta en la que hay poco contraste de precios.

En definitiva, Repsol está en uno de sus momentos corporativos más dulces con todo de cara. Incluso con aquello con lo que nunca hubiera imaginado: la inestimable ayuda de un gobierno de izquierdas que dice estar volcado con la transición energética.


- Publicidad -