martes, 4 octubre 2022 12:05

Una cumbre en tierra hostil

Los próximo 29 y 30 de junio se celebrará la cumbre de la OTAN en Madrid, una cumbre muy importante por varios aspectos. Por un lado, coincide con el 40 aniversario de la adhesión de nuestro país en la organización y, por otro, la invasión injustificada e ilegal de Ucrania por Rusia ha reactivado la importancia de la organización porque ha quedado claro que “si vis pacem, para bellum”, es decir, si quieres la paz prepárate para la guerra.

LA ADVERTENCIA

Ahora bien, alguien debería advertirle al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que dicha cumbre tendrá lugar en tierra hostil ya que la mitad del gobierno de España está en contra de la celebración de la misma.

Podemos, partido que cuenta con una vicepresidencia y tres ministros en el Gobierno, se opuesto publicamente a la celebración de esta reunión en nuestro país por el elevado gasto que supone esta reunión “militarista” y consideran que debería organizarse un foro por la paz dedicado a “los derechos sociales, la igualdad o la lucha contra el cambio climático”.

CIUDADANOS UCRANIANOS

Además, se ha mostrado radicalmente en contra del envío de armas para que los ciudadanos ucranianos puedan defenderse de los tanques, las bombas y de las violaciones y demás crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas en Ucrania.

Sinceramente no creo en realidades paralelas así que esta oposición de Podemos, miembro de la coalición que gobierna España, sólo puede entenderse desde su admiración por la ideología comunista.

Así, Pablo Iglesias, uno de los fundadores del partido y ex-vicepresidente segundo del gobierno de España afirmó en 2013 que «a pesar de las barbaridades que se hicieron en nombre del comunismo en la URSS, la caída del Muro fue una mala noticia para todo el mundo porque quito el miedo a una parte de las clases políticas y económicamente dominantes».

Una frase muy parecida a la que Vladimir Putin pronunció en 2005, cinco años después de llegar al poder en Rusia:  la caída de la Unión Soviética fue la “mayor tragedia geopolítica del siglo XX”.

Saquen ustedes sus propias conclusiones.

Con estos ministros es imposible que ninguna organización internacional y, menos, del ámbito de la defensa, tome a España por un país serio, responsable y en el que se puede confiar.

Pero siendo esto preocupante tampoco es muy de fiar un presidente, Pedro Sánchez,  que ha llegado a afirmar sin ninguna vacilación ni matiz que el Ministeiro de Defensa sobraba y que solo ha enviado armas a Ucrania cuando ha visto peligrar la celebración de esta cumbre en Madrid.

INSTRUMENTO DE PROPAGANDA

Una cumbre que para él es simplemente otro instrumento más de propaganda y no un foro para demostrar, sin ambiguedades, el compromiso de España con la defensa de la libertad y de la democracia en el mundo.

Por todo ello, recomiendo al Sr. Jens Stoltenberg, que venga preparado ante la estratergia de “bandera falsa“ que alguna parte de nuestro gobierno pretendera desplegar ante él y el resto de aliados y, por otro lado, le informo que, frente a un gobierno con escasos- por no decir ninguno- principios morales, cuenta con un aliado fiel, el Partido Popular, un partido que ha demostrado su compromiso con la defensa de la libertad y la democracia y con sus aliados apoyando el envío de armas a Ucrania cuando, obligado por la circunstancia Sánchez reftificó, mientras sus socios le abandonan. 

Antonio González Terol, diputado del Partido Popular (PP)


- Publicidad -