domingo, 14 agosto 2022 2:42

Los fondos vuelven a la ‘milla de oro’ de Barcelona

La milla de oro de Barcelona vuelve a atraer la inversión, eso sí ni rastro de los rusos. El protagonismo en este momento se lo llevan franceses e italianos especialmente en esta ubicación de L’Eixample. La atracción principal se centra en las viviendas prime, de más de un millón de euros, y que suponen el 15% del total de las compraventas en España.

Y es que, vuelve el ‘boom’ inmobiliario. Los datos de compraventas dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) arrojan un dato que invita a la esperanza, si bien hay que mirarlos con lupa. Este mes de febrero se ha registrado el mayor número de operaciones desde abril de 2008, coincidiendo con el estallido de la burbuja inmobiliaria de 2008.

Evolución de la compraventa de viviendas en los meses de febrero desde 2008

Es un dato que da luz sobre la evolución en el mercado inmobiliario, pero las cifras en Cataluña dan pie al temor a una nueva burbuja. En concreto, la compraventa de viviendas en febrero de 2022 supera en un 17% a las del mismo mes de 2008 en Cataluña. En Barcelona, la subida es del 22%, mientras se mantienen prácticamente invariables en el resto de provincias respecto al mismo mes de hace catorce años.

INMUEBLES SITUADOS EN LOS EJES COMERCIALES

Tras la pandemia y sin tener en cuenta aún las consecuencias derivadas de la invasión de Rusia a Ucrania, el interés por las principales urbes de España vuelve a estas grandes carteras, según los datos del Colegio de Registradores. Los extranjeros compraron el 12,6% de las viviendas en el último trimestre del pasado año. Barcelona, como no podría ser de otra manera, se consolida como una de las principales ciudades debido a la relación calidad-precio, uno de los principales vectores a la hora de tomar la decisión entre los inversores internacionales. Y es que, pese a ser un precio muy elevado para los trabajadores españoles, la Ciudad Condal aún está lejos de otros focos de inversión como Londres y París, cuyos precios son aún más elevados.

L’Eixample sigue registrando el mayor interés entre el inversor internacional

“L’Eixample sigue registrando el mayor interés entre el inversor internacional, sobre todo por lo que respecta a la vivienda de alquiler”, ha sostenido Iñaki Unsain, presidente de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI). Para Unsain, los principales alicientes de invertir en esta zona se encuentran en el transporte público y su proximidad a los principales ejes comerciales de la ciudad. Y es que, por este motivo los inversores extranjeros vuelven a decantarse por “una vivienda de la zona de la Milla de Oro“.

LOS DISTRITOS RESIDENCIALES DE BARCELONA, AL ALZA

Otras zonas de Barcelona, como los residenciales distritos de Les Corts o Sant Gervasi también dan muestras de un “elevado interés” entre italianos y franceses, especialmente para quienes buscan propiedades más modestas, pero con una alta rentabilidad potencial. Y es que, el precio del metro cuadrado alcanza los 4.000 euros. Además, en esta búsqueda de inmuebles, los inversores extranjeros no están buscando ofertas públicas, sino propiedades fuera de mercado.

En la misma línea se ha pronunciado Rebeca Pérez, CEO y fundadora de Inviertis, a preguntas de MERCA2. “Desde mediados del año pasado se han comenzado a levantar fondos y nuevas maneras más eficientes para gestionar carteras en toda España“, ha destacado.

Asimismo, ha indicado que “los grandes inversores extranjeros nunca han dejado de estar interesados en España. “En nuestro país hay una gran oportunidad para adquirir segundas residencias y una gran liquidez”, ha sostenido. “Una vez pasados los períodos de crisis, España es siempre es un buen lugar en el que fijarse”, ha apostillado. En este sentido, ha destacado el apetito inversor sobre las grandes carteras de inmuebles. “Esta misma semana, hemos recibido una petición para invertir 20 millones de euros“, ha asegurado.

LOS INMUEBLES DE MÁS DE UN MILLÓN ESTÁN FUERA DEL MERCADO

Asimismo, Pérez ha constatado el interés inversor por los inmuebles de más de un millón de euros. “Hay que tener en cuenta que estamos hablando de precios altos y de grandes inversores que por norma general notan menos los vaivenes de las crisis”, ha comentado. “En este momento y desde hace ya unos meses, la inversión inmobiliaria bulle“, ha apuntado. Eso sí, los inversores están invirtiendo sobre seguro, “y en períodos de inflación e inestabilidad, la inmobiliaria es siempre la inversión ganadora”.

“Las grandes carteras recurren a este tipo de activos cuando buscan viviendas prime con características especiales y que la operación sea lo más confidencial posible“, ha destacado Unsain. Por esta razón, estas propiedades no se anuncian en las plataformas habituales, pero son muy codiciadas. Una de las formas para acceder a ellas es recurrir a los personal shopper inmobiliarios.

Las previsiones para este año son muy elevadas en el sector inmobiliario. Según BNP Paribas Real Estate, se alcanzarán los 15.000 millones, sustentados especialmente por los altos volúmenes en el inicio de este 2022 y que podría estirarse aún más si se cierran las operaciones en fase de negociación.

AÑO DE RÉCORD CON LA LEY DE OCUPAS CATALANA Y TRABAS

El volumen de inversión directa realizada en activos de oficinas, retail, logístico, hoteles, residencial en alquiler y alternativos en el primer trimestre del año se ha situado en 3.680 millones de euros. Con lo que este periodo del año 2022 se posiciona como el segundo mejor trimestre de los últimos tres años y el cuarto de mayor volumen de toda la serie histórica.

Todo ello con una legislación caótica, tanto a nivel estatal como autonómico y municipal. En los últimos dos años, el Gobierno ha introducido hasta ocho decretos sobre la vivienda, algunos de ellos escondidos en otras regulaciones. “Se legisla de cara a la galería“, ha asegurado Arantxa Goenaga Llorca, socia del Círculo Legal Barcelona.

Según ha explicado la abogada, la oferta del alquiler en la Ciudad Condal se está reprimiendo y los propietarios venden los inmuebles ante las continuas trabas de la Administración, como poner un techo a las subidas del alquiler. Una medida, a su juicio, que no sólo merma la rentabilidad sino que además carga en el propietario toda la subida de la inflación. “Se ha creado inseguridad jurídica y no es sano“, ha destacado.


- Publicidad -