sábado, 1 octubre 2022 10:26

ING asume el rol de ONG financiera tras vender el servicio de cashback

En un tiempo récord ING ha pasado de apostar por aumentar el servicio de cashback a deshacerse de él. Se trata de una venta a la fintech TOPII, una operación de la cual el banco naranja no da apenas datos. Para justificar el hecho de que se desprenda del cashback, apunta al bien que supondrá para la sociedad, lo que le coloca en un rol de organización sin ánimo de lucro.

Lo que si es cierto es que con la venta habrá más empresas que se puedan adherir al cashback y eso incrementará, sobre el papel, el acceso al efectivo. Lo que resulta extraño es que en tres meses el cashback ya no le sea útil a la entidad naranja.

SERVICIO DE MÁS A MENOS

El 25 de enero de este año en una presentación de ING, pareció que el Cashback era importantísimo para el banco a nivel de estrategia, pero tres meses después este servicio ya no va a ser cosa del banco naranja.

En la entidad niegan que sea un tema de dinero y recurren a un argumento que va a resultar difícil de vender: «Lo hacemos para que haya más capacidad de acceso de los usuarios», dicen. 

Es cierto que si TOPII, que asumirá el cashback de ING con los acuerdos existentes, consigue nuevas compañías que se sumen a la idea, habrá más gente que pueda acceder al efectivo. No obstante, resulta extraño que en solo tres meses en ING hayan pasado del todo a la nada en el cashback.

Si hay una razón económica para deshacerse del servicio, el banco ING no está dispuesto a hacerla pública. «No estamos autorizados a dar datos de la operación», indicaron fuentes de la entidad.

OTRA PARTE

Por su parte, TOPII señala que «los términos del acuerdo privado entre ING y TOPII son confidenciales». «En cualquier caso, está soportado en un acuerdo de traspaso de activos y otro acuerdo sobre el servicio que a partir de ahora presta TOPII a ING», indicaron a MERCA2.

«Como ha contado ING en la rueda de prensa, la motivación para llegar al acuerdo no ha sido para nada económica sino la de intentar que el servicio crezca y se convierta en algo cotidiano en España y eso tenía que hacerse por una empresa independiente como TOPII», dijeron a MERCA2 desde esta fintech.

«No tenemos intención de ganar dinero con el cashback. La rentabilidad de la compañía debería venir como plataforma de promociones y descuentos», apuntan en la fintech. Mientras, en ING reiteran el mensaje de que se desprenden del servicio de cashback por una cuestión de utilidad social. «Tras alcanzar las dimensiones y la escalabilidad suficiente, (lo han utilizado más de 250.000 clientes y alcanza una satisfacción de 8 puntos sobre 10), ING da este paso para que su red pueda estar al alcance de todas las entidades financieras y comercios y se convierta en una solución cómoda y sin comisiones ante la actual problemática de acceso al efectivo», apuntaron desde el banco.

REPUTACIÓN ENTIDAD

A nivel de los usuarios de ING, estos podrán seguir utilizando el servicio, lo cual hará que no le penalice en materia de reputación, a priori.

Sucede que con la venta, los méritos de ayudar al acceso al efectivo van a ser para la fintech TOPII y las entidades que tengan un acuerdo con ella o los comercios. ING pierde así la posibilidad de capitalizar la ayuda al acceso al efectivo, un tema que podía llevarles a conquistar a miles de clientes mayores. ING tiene 4,2 millones de clientes (2,5 millones de usuarios transaccionales) y cuenta con un 13% de clientes cuya edad es de 65 años o más.

FINTECH TOPII

El servicio pasa a estar gestionado por la fintech TOPII, que gracias a su conocimiento especializado, ampliará la red con la incorporación de nuevas entidades financieras, comercios y servicios, apuntan. La intención de esta venta es que se llegue a todos los bancos, pero desde ING no se podía vender la plataforma a las otras entidades. Ahora desde Topii sí que podrán tener acceso, señala «El Independiente».

LA RED DE RETIRADA

El banco naranja, pionero en la introducción de cashback en España, llevaba más de seis años innovando con este servicio, pero ya no lo ofrecerá más.

La red de retirada de efectivo en comercios de ING es la más grande de España y de eso se va a beneficar TOPII. ING venía contando con más de 30.000 puntos asociados, entre ellos Supercor, Hipercor y supermercados de El Corte Inglés, Gasolineras Shell, Disa y Galp, tiendas y supermercados del grupo DIA, más de 3.000 estancos gestionados por Logista y los puntos de venta de la ONCE. Además, tiene una importante capilaridad geográfica con presencia en más del 10% de poblaciones de menos de 1.000 habitantes, en el 50% de entre 1.000 y 5.000, en el 80% de entre 5.000 y 10.000 y en más del 90% de poblaciones de 10.000 habitantes en adelante.

Topii asume las riendas del servicio con el objetivo de hacer crecer la red de entidades financieras

TOPII asume las riendas del servicio con el objetivo de hacer crecer la red de entidades financieras y comercios adheridos para ampliar la base de clientes y generalizar su uso en España. «La vocación de la compañía es que los clientes disfruten con una experiencia de máxima sencillez y facilidad de uso de los de servicios de pago, retirada de efectivo, descuentos como el actual 4% en Galp y Shell, y otros nuevos servicios que pronto estarán disponibles en la red de Tiendas TOPII».

LA META

El objetivo es hacer crecer el número de supermercados, gasolineras, estancos, loterías, y otro tipo de tiendas, hasta asegurar que todos estos servicios estén disponibles en toda la geografía y para todos los ciudadanos. En otros países TOPII está también desarrollando nuevas soluciones de pago innovadores, como su solución de Remesas para América Latina.

LOS CLIENTES Y LA RESPONSABILIDAD

Para la directora general de banca para particulares de ING, Almudena Román, “nuestra red de cashback es muy apreciada por nuestros clientes y ahora cedemos la batuta a TOPII para que la ponga a disposición de todo el mercado». «Creemos que es un hito para el sector financiero porque, con esta decisión, la red se ampliará de manera exponencial, mientras que todas las entidades financieras interesadas podrán ofrecer el servicio a sus clientes en sus aplicaciones móviles y hacer sus vidas más fáciles. Desde ING mantenemos nuestro compromiso con el servicio a nuestros clientes y sabemos que, en un escenario como el actual, tenemos la responsabilidad de ceder la red al conjunto de la población”, dijo.

El servicio crecerá pronto con más bancos y comercios adheridos

Por su parte, el presidente ejecutivo de Topii, Javier Celaya, resalta que está convencido de que “el servicio crecerá pronto con más bancos y comercios adheridos, ya que mejorar la accesibilidad y seguridad en el acceso al efectivo se está convirtiendo en una prioridad social que tiene fácil solución con la colaboración de todos”. “De hecho, sacar dinero en comercio es ya una práctica habitual en la mayoría de los países del mundo. Además, el objetivo del proyecto de TOPII es asegurar que muchos otros comercios, además de Galp y Shell, ofrezcan descuentos para hacer el uso de la solución aún más atractivo”, señala Celaya.


- Publicidad -