sábado, 10 diciembre 2022 5:30

La patronal de la construcción alerta: sin personal, no habrá fondos europeos

Con unos precios energéticos y logísticos desorbitados, sin materia prima por la crisis de suministros y ahora, también, sin mano de obra cualificada. Aunque siempre será uno de los ámbitos que más impacto genere a nivel económico, el sector inmobiliario no está pasando por su mejor momento. Parte de las obras se están paralizando o ralentizando y los obstáculos no cesan.

Según la patronal, el 65% de las constructoras cree que es «extremadamente difícil» contratar encargados de obra actualmente. En España, la «alarmante» falta de mano de obra, cualificada y no cualificada, es un problema real que amenazará la ejecución de los fondos europeos, de los cuales el 70% pasarán por este sector.

Durante su intervención en una jornada organizada por Cepyme y Randstad, el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Pedro Fernández-Alén, ha presentado los resultados del I Informe sobre el Estado de la Mano de Obra, realizado entre casi medio millar de compañías asociadas a la patronal.

EMPLEOS MÁS DEMANDADOS

Capataces, albañiles, encofradores, operarios de puesta en obra de hormigón, carpinteros, instaladores de fachadas técnicas, montadores de prefabricados estructurales, especialistas en trabajos verticales u operadores de grúas, montacargas y maquinaria similar de movimiento de materiales. Más allá del encargado de obra, estos son los empleos más demandados en el sector de la construcción.

¿Qué otros empleos siguen haciendo falta, aunque en menor medida? Según el informe, en esta sección se encuentran, por este orden, pintores y empapeladores, cristaleros, peones de la construcción de edificios, peones de obras públicas y operadores de carretillas elevadoras. Pese a que estos perfiles presentan menor dificultad para las constructoras a la hora de contratar, en realidad se trata de una falta de mano de obra generalizada en el mundo del ladrillo.

SITUACIÓN ACTUAL: PROBLE

La principal amenaza que el sector encuentra en la actualidad es la subida de precios: por una parte en materia energética y logística y, por otra parte, en los propios materiales necesarios para la edificación. Sin embargo, cuando esta situación se estabilice, la falta de mano de obra volverá a resurgir como un verdadero problema para el sector. ¿Qué posible escenario se vislumbra? La CNC avisa con antelación: si no se ataja el problema, la ejecución de los fondos europeos podría verse amenazada.

La patronal, por el momento, propone supeditar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia a la mejora de los oficios que permitan capacitar a estos empleados en áreas como la transición ecológica o la digitalización. ¿El objetivo? Contribuir a que el sector de la construcción sea cada vez más atractivo para jóvenes y mujeres.

La construcción necesitará a cientos de miles de trabajadores, sobre todo jóvenes y mujeres, para impulsar las transiciones digital y ecológica

Pedro Fernández-Alén, Presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC)

En esta línea, la CNC reclama al Gobierno la puesta en marcha de un plan de choque capaz de combatir el paro juvenil, actualmente por encima del 30%. ¿Cómo? Incorporando, en los próximos años, a 700.000 nuevos profesionales, una meta que supondría que el número de afiliados al ámbito de la construcción escalara por encima de los dos millones de profesionales.

La construcción pasa por un momento «dramático». Según la última encuesta de la EPA, durante el último trimestre de 2021, la ocupación bajó en el sector. Concretamente, 7.700 puestos de trabajo menos. Sin embargo, buenas noticias: la variación interanual es positiva: 5.700 puestos de trabajo más.

Tras la pandemia, el sector volvió a crear empleo, fue uno de los primeros en volver al trabajo tras el confinamiento. El empleo no se hundió, pero tuvo que resistir el golpe. Momentos peores se vivieron durante la última crisis financiera, en 2014, que llegó acompañada del pinchazo del boom del ladrillo en España.

Ahora mismo, el panorama es complicado. Parte de los trabajadores de aquel entonces ya se ha jubilado y la otra, sencillamente, cambió en su momento de sector para irse a campos como la hostelería y el turismo. Además, según la CNC, la edad media del sector es de 46 años, así que captar a la juventud es ahora uno de los principales retos. Otro es reducir la brecha de género.

OTROS SECTORES AFECTADOS POR LA MISMA SITUACIÓN

Este, en realidad, no es el único sector afectado por la misma situación. El evento, dirigido a múltiples sectores, ha servido para denunciar la falta de personal -también- en otros ámbitos como la logística, la agricultura o el metal. Al respecto, el presidente de UNO Logística, Francisco Aranda, ha concluido que «el sector logístico no necesita mano de obra sino cerebro de obra». En su opinión, la transformación digital ha acelerado la necesidad de nuevo capital humano.

También el presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), Pedro Barato, ha confirmado que la historia se repite en el campo. En su opinión, este problema no deja de ser «un mal que se viene arrastrando desde hace años». Para más inri, ahora, «con la reforma laboral, las contrataciones se complican».

Por último, el presidente de Confemetal, José Miguel Guerreo, cree que la Formación Profesional «no es suficientemente efectiva para incorporar jóvenes al mundo laboral». Y lanza una propuesta de mejora al Gobierno: hace falta un mayor esfuerzo público para dotar al personal docente.


- Publicidad -