lunes, 4 julio 2022 10:03

Mercadona, Dia, Lidl y Ahorramas suben un 50% el precio de las bolsas

La coyuntura actual en torno a las materias primas y a los problemas logísticos internacionales están ocasionando un dilema con el abastecimiento de algunas bolsas de los supermercados. En concreto, las bolsas de papel son las primeras que ya supone más dificultad encontrar y han empezado a escasear en los comercios. De igual forma, la inflación y la subida en los costes de las materias primas por la guerra de Ucrania, ha provocado un aumento en el precio de las bolsas de plástico reciclado y biodegradables que se ofrecen a los clientes.

La eliminación de las bolsas de plástico de los supermercados es un proceso que lleva un tiempo y que comenzó en 2018, cuando se empezó a cobrar las bolsas de plástico en los supermercados. Más tarde, en 2021, es cuando todas las bolsas de plástico o no biodegradables desaparecen de las tiendas de alimentación.

un gasto que antes corría a cuenta de los supermercados, ahora se ve reflejado en la factura de los consumidores

Así, en 2018, se empezó cobrando 0,2 céntimos por las bolsas de plástico. Después, la cantidad aumentó a 0,5 céntimos. Más tarde, a 0,10 céntimos y, desde el inicio del 2021, los precios de las bolsas del supermercado han seguido creciendo.

De esta forma, un gasto que antes corría a cuenta de las compañías de supermercados, ahora se ve reflejado en la factura de los consumidores.

SUBIDA DE PRECIO EN LAS BOLSAS DEL SUPERMERCADO

La tasa del Índice de Precios al Consumo (IPC) de marzo se ha disparado 2,2 puntos respecto a febrero, ubicándose en 9,8%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Asimismo, se trata de la cifra más alta desde mayo de 1985, y se espera que siga aumentando más.

En concreto, es un hecho que ya se refleja hasta en la subida de los precios de las bolsas que los supermercados ofrecen a sus clientes, aunque ha sido un crecimiento progresivo, los consumidores se han percatado de ello.

En supermercados Día, las bolsas que se ofrecen a los usuarios han pasado de costar 0,10 a 0,15 céntimos. Un cambio de precio que los consumidores detectaron en torno a principios del año. De igual forma, en Mercadona, las bolsas de la compra también se ofrecen a 0,15 céntimos, y es el mismo caso que Lidl. Asimismo, en Ahorramas el precio de las bolsas grandes también es de 0,15 céntimos, aunque antes también se ofrecían en tamaño pequeño, un formato que ya no existe.

En estas cuatro cadenas de supermercados el precio de las bolsas de plástico reciclado o biodegradables han pasado de costar 0,10 a 0,15 céntimos, sin que casi el cliente haya sido capaz de darse cuenta.

Mientras que, en otros supermercados como Alcampo, la bolsa que ofrecen a los clientes continúa en su precio original, 0,10 céntimos. De forma parecida, otra cadena de supermercados, en este caso Carrefour, ofrece a los usuarios la bolsa grande de la compra a 0,12 céntimos y la pequeña a 0,6 céntimos. Sin duda, un incremento inferior al del resto de cadenas, aunque también costaban 0,10 y 0,5 céntimos en sus inicios, y los consumidores han detectado este incremento desde hace dos semanas.

En contraposición, la marca de supermercados Aldi ofrece bolsas de papel sostenible a sus clientes a un precio de 0,17 céntimos, ya que decidió eliminar las bolsas de plástico o biodegradables de todas sus tiendas.

EL BOOM DE LA SOSTENIBILIDAD EN LOS SUPERMERCADOS

Para los supermercados, la sostenibilidad se ha convertido en un elemento fundamental para sobrevivir porque los consumidores, cada vez, demandan que las compañías sean más conscientes y responsables con el medio ambiente.

Uno de los puntos fuertes es el reciclaje. «En los últimos años, estamos llevando a cabo múltiples iniciativas vinculadas a la gestión de plásticos. En este sentido, nos hemos marcado los objetivos de utilizar al menos un 25% de material reciclado, disminuyendo un 20% la utilización del plástico y garantizando la reciclabilidad de la totalidad de nuestros envases de marca propia hasta 2025», ha indicado Lidl a MERCA2.

«Una de las primeras medidas fue la eliminación de las bolsas de plástico en 2018, colocando alternativas reutilizables como la bolsa de rafia, de tela o bolsas de papel, y logrando ahorrar hasta 1.300 toneladas de plástico anuales. En 2019, nos convertimos en la primera cadena de supermercados en eliminar las bolsas de plástico en la sección de fruta y verdura por bolsas 100% compostables, lo que supuso la reducción de hasta 220 toneladas de plástico anuales», ha aclarado Lidl.

Los problemas con las materias primas han afectado a las bolsas de papel. «Con respecto a las bolsas para la compra, debido a la coyuntura actual en torno a las materias primas y a los problemas logísticos internacionales, no disponemos de bolsas de papel suficientes en algunas tiendas. Por ello, además de las bolsas de rafia y tela que habitualmente tenemos, en algunos establecimientos estamos ofreciendo, de forma temporal, la posibilidad de adquirir bolsas de plástico reciclado como alternativa», ha explicado Lidl.

El plástico se ha suprimido de todas las secciones. «Se han eliminado, desde el pasado año, las bolsas de un solo uso de todas las secciones de nuestras tiendas, en el servicio a domicilio y también en el canal online. En todas las secciones ofrecemos a los clientes bolsas compostables, fabricadas a partir de fécula de patata, que deben depositarse en el contenedor de materia orgánica», ha asegurado Mercadona a MERCA2.

«Hace tiempo que hemos eliminado todas las bolsas de plástico de un solo uso de los supermercados. El cliente dispone desde hace tiempo de tres opciones reutilizables y sostenibles: bolsa de rafia, bolsa de papel sostenible o bolsa de plástico, reutilizable y hecha a su vez de plástico en un 65-70% reciclado procedente del plástico del embalaje de nuestras tiendas», ha explicado Mercadona.


- Publicidad -