jueves, 18 agosto 2022 21:45

Castellana 200, el centro comercial fantasma en el corazón financiero de Madrid

El centro comercial Castellana 200 es todo un misterio para los viandantes que caminan por una de las avenidas principales de la ciudad de Madrid. Muchos son los que han paseado por la Castellana y han decidido pasar a echar un vistazo, mientras otros apenas conocen de su existencia. Lo que sí que destaca de este reducido centro comercial es que dispone de pequeños espacios de tiendas de ropa o productos tecnológicos, principalmente, destinadas a un público más exclusivo o Premium. Estamos hablando de marcas de la talla de Scalpers o Bimba y Lola, además de un gran MediaMarkt, que se encuentra en la planta inferior.

las oficinas de castellana 200 son las arterias que nutren el corazón del centro comercial

La pregunta que nos planteamos es a qué se debe que estas tiendas, ubicados en el centro comercial, lleven años sin experimentar un cambio, ya que siempre se han mantenido las mismas marcas. Asimismo, cabe preguntarse hasta qué punto es rentable, porque en la mayoría de las ocasiones las tiendas no tienen clientes gran parte del tiempo. Aquí es donde abordamos uno de los principales temas. Se trata de las oficinas que se encuentran en las plantas superiores de Castellana 200, y que serían las arterias principales que nutren el corazón de este centro comercial.

RECONOCIDAS FIRMAS

En la misma ubicación comparten instalaciones con el centro comercial las oficinas de empresas tan importantes como Linkedin, Sony y la consultora inmobiliaria CBRE. Además de muchas otras compañías como el canal de televisión DMAX y las instalaciones de un coworking del Grupo IWG. Además de la agencia de alquiler de espacios para oficinas en Madrid, Spaces, y la inmobiliaria Allianz Real Estate.

En concreto, los trabajadores de las oficinas de las plantas superiores son el principal público de este centro comercial. Las tiendas de moda que se encuentran en este centro comercial son Bimba y Lola, El Ganso, Scalpers Woman, Scalpers Men, Mr Blue, United Colors of Benetton, Calzedonia, H&M, Cool The Sack y Aïta, entre otras. Asimismo, Castellana 200 también dispone de otros servicios, que no son de moda, como Peluquerías Madrigal, Movistar, el centro de belleza Daimonds Cares y una zona de cafetería.

Como se indica en su página web se trata de un edificio moderno, que cuenta con más de 20.000 metros cuadrados distribuidos en nueve luminosas plantas acristaladas, que disponen de espacios dedicados a áreas de descanso y ocio para los trabajadores, ya que, incluso incluye una zona chill out para los empleados. De hecho, el gran atractivo de sus plantas de oficinas son los distintos espacios y puestos flexibles, así como las salas de reunión para las distintas compañías, además de una zona de cafetería accesibles para los miembros.

Además el centro comercial Castellana 200 tiene varias plantas de aparcamiento cubierto con 844 plazas de garaje, con servicio de lavado de automóvil y puntos de carga de coche eléctrico. Un espacio que se encuentra integrado en el centro comercial y a escasa distancia del estadio Santiago Bernabéu y de Plaza Castilla. Todo ello facilita en gran manera la vida de los empleados de las oficinas superiores.

UN CENTRO COMERCIAL QUE NACIÓ EN 2013

El centro comercial Castellana 200, que se inauguró el 21 de abril de 2013, era propiedad de un grupo de bancos y de la inmobiliaria Reyal Urbis y su objetivo era albergar marcas de primer nivel en la zona comercial. Una meta que se sigue manteniendo, ya que continua con las mismas tiendas, que desde su apertura fueran asignadas a los distintos establecimientos.

A pesar, de que Castellana 200 puede presumir de encontrarse posicionado en una de las zonas con más renta per cápita de España, no ha obtenido el éxito esperado entre el público de a pide calle de la Castellana. Aunque, sí que se ha convertido en un lugar al que los trabajadores de las distintas compañías de las plantas superiores del centro comercial acuden si necesitan cualquier producto tecnológico o para consumir productos de alta moda.

En sus inicios, la construcción se encontraba parada, y tras meses de falta de financiación, se reanudaron las obras del edificio Castellana 200, gracias a la apuesta de un grupo de cinco entidades bancarias: Santander, BBVA, la antigua Bancaja, Banco de Valencia y Banco Sabadell.

Sin embargo, el inmueble ya ha cambiado de manos en varias ocasiones. En concreto, en 2014 los bancos propietarios del complejo lo pusieron en venta y fue comprado por el fondo de pensiones de las fuerzas armadas canadienses, PSP, y Drago Capital por unos 144 millones de euros. Mientras que, en 2019, Allianz Real Estate compró el complejo inmobiliario.

En un principio, el complejo Castellana 200 se construyó con el objetivo de ser un inmueble Premium y la última joya de Reyal Urbis. Sin embargo, el tiempo pasa y este centro comercial sigue sin alcanzar el éxito prometido.


- Publicidad -