martes, 28 junio 2022 20:26

Huelga en Douglas por los cierres y despidos

Una nuevas jornadas de huelga han sido convocadas en Douglas por la decisión de la empresa de despedir a 1.000 trabajadores y de cerrar dos tercios de sus tiendas en España, además de modificar el sistema de incentivos para aquellos que permanezcan en la compañía. A nivel nacional el ERE afecta a 129 tiendas de las 202 de Douglas.

El sindicato CCOO ha presentado ante el SIMA (Sistema Interconfederal de Mediación y Arbitraje) una convocatoria de huelga para los días 13, 16 y 20 de abril como forma de protesta ante las medidas «desproporcionadas y la falta de acreditación», por parte de la empresa, de las causas para despedir a 1.000 personas, el cierre de 129 tiendas y la modificación de las condiciones de trabajo

«Nosotros hemos convocado huelga porque la empresa, el 24 de febrero, nos comunicó que iban a hacer una regulación de empleo para despedir a 1.000 personas. Un expediente desproporcionado, ya que son las dos terceras partes de la compañía», ha explicado a MERCA2 el delegado de CCOO en Douglas y miembro del comité de huelga, Mario Useros.

FALTA DE DOCUMENTACIÓN Y NEGATIVA A NEGOCIAR

Ante el incumplimiento sistemático de los acuerdos entre la empresa y los agentes sociales, la negativa de Douglas a negociar y la falta de documentación que acredite las medidas que la empresa quiere llevar a cabo, a CCOO no le queda más remedio ni opción que la convocatoria de tres días de paros de 24 horas que afectarán a la red de tiendas, oficinas y almacenes. 

La mayoría de los problemas vienen por los costes de estructura y no por el coste de personal

Según ha afirmado Useros, «ya llevamos varios procesos de ERES en los últimos años, desde que Douglas compró a Bodybell y otras perfumerías. Somos un conglomerado de empresas. Hacen expedientes de regulación por problemas económicos, pero normalmente presentan los planes de viabilidad y con eso se evita tomar estas medidas. Pero estos planes de viabilidad no funcionan nunca porque no solucionan el principal problema -que son los costes de estructura que tiene la compañía-, originados por Douglas, y siempre lo intentan solucionar recortando costes salariales».

Con fecha 23 de marzo de 2021, se suscribió un acuerdo en el marco del procedimiento de despido colectivo realizado por la empresa Douglas en ese mismo año. En dicho acuerdo se estableció la llamada ‘Cláusula de Garantía’ para impedir una nueva reestructuración de personal tan dramática como la que se acababa de cerrar. La empresa ha ignorado por completo esta garantía que ofreció al sindicato, y ese incumplimiento del acuerdo es algo que no va a tolerar CCOO. 

«La empresa indica que tiene que poner esas medidas porque tiene graves costes económicos, y la mayoría de los problemas económicos vienen por los costes tan elevadísimos de estructura y, no tanto, por el coste de personal. El coste de personal es mínimo», ha indicado Useros.

PROCESO DE REESTRUCTURACIÓN EN 129 TIENDAS

En las negociaciones llevadas a cabo, Douglas ha manifestado su intención de eliminar el pago extraordinario por fines de semana para toda la plantilla, implantar un sistema de turnos y eliminar el plus de nocturnidad para la plantilla de almacén. Por otro lado, la empresa también quiere modificar el sistema de incentivos de tiendas introduciendo criterios completamente subjetivos que impidan realmente el pago de esa variable. Introducen objetivos totalmente inalcanzables para el pago de las comisiones, como ejemplo pidieron un crecimiento medio de la venta en un 23% para el primer trimestre del año 2022. 

CCOO ratifica con estos hechos que la línea empresarial de Douglas pasa única y exclusivamente por la precarización y la mercantilización de los derechos de la clase trabajadora. Algo contrapuesto a lo que hace con la dirección, a la que el año pasado pagó un total de 131.000 € al año por acabar con la empresa líder en el sector en un plazo de tan solo 5 años. 

«La realidad es que en los últimos años la empresa ha perdido volumen de negocio por la decisión de cerrar tiendas. Y esta vez quiere cerrar tiendas de nuevo, siempre se ha intentado solucionar con los costes laborales, nunca con los costes reales y más gordos que tiene la compañía», ha explicado Useros.

Para el sindicato, el caso de Douglas debe marcar un punto de inflexión a la hora de defender los derechos de los y las trabajadoras y para ello, avisa, va a poner en marcha toda la artillería de la que dispone el sindicato: legal, mediática y de movilización. 

«Ahora mismo estamos en un punto de negociación, para intentar que la medida desafecte a algunas tiendas. De 136 tienda, la compañía, de momento, ha desafectado solo a 7 tiendas. Nuestro objetivo es mantener las tiendas abiertas y pedimos la indemnización por despido improcedente», ha aclarado Useros.


- Publicidad -