lunes, 23 mayo 2022 22:19

Control del estacionamiento como medida para una movilidad sostenible, con Omnilane

Con el objetivo de reducir el tiempo invertido en la movilización y la contaminación, el Plan de Movilidad Sostenible Madrid 360 supone un cambio en la manera en la que se deben transportar los ciudadanos.

Para esto, se han establecido una serie de inversiones en el transporte público con el fin de generar más confianza y seguridad en su uso. También se incentiva el uso de bicicletas, patinetes eléctricos y opciones similares. Sin embargo, aún existen muchos coches particulares y parkings llenos. Para comenzar a solucionar el problema, la empresa Omnilane ofrece su plataforma tecnológica para la gestión eficiente de estacionamientos.

Reducir la contaminación a través de la movilidad sostenible

La movilidad sostenible comprende una serie de acciones que permitan el uso racional de medios de transporte, sean privados o públicos. El principal objetivo es reducir la contaminación al disminuir el uso de vehículos automotores. Para lograr esta meta, los ciudadanos deben ser más conscientes de su estilo de vida. 

Se recomienda caminar más y utilizar medios de transporte alternos como la bicicleta o el transporte público, en lugar de un coche particular. Otras opciones de bajo impacto son los patinetes y coches eléctricos que cada vez están más en tendencia en Europa. La idea de la movilidad sostenible no es negar el uso del automóvil propio, sino usarlo solo cuando sea realmente necesario y que su tiempo de uso sea lo más eficiente posible.

Con la aplicación de estas alternativas, se permitirá disminuir el tráfico, ya que habría menos vehículos en circulación. A su vez, eso propicia que los niveles de contaminación acústica y ambiental bajen de forma notable.

La ayuda de los estacionamientos a la movilidad sostenible

La falta de plazas seguras donde estacionar un coche provoca un exceso de tráfico en las ciudades y hace que se formen largas filas de coches en las calles y estacionamientos. Esta cantidad de vehículos, además de entorpecer el paisaje urbano, impide que las personas transiten con normalidad, ya sea caminando, conduciendo sus propios coches o en bicicleta. Además, la imposibilidad de estacionarse aumenta las horas de movilidad y las emisiones de gas al ambiente.

Para tratar el problema, se necesitan más estacionamientos seguros y modernos, con ubicaciones estratégicas, por ejemplo, cerca de entradas o estaciones de transporte público. De esta manera, los ciudadanos podrán dejar su coche estacionado y usar el metro.

Otro punto importante es la gestión interna del estacionamiento. En la actualidad, algunos softwares permiten llevar un control preciso de la cantidad de coches parados y circulando. Esto puede ser una medida importante para determinar el impacto de los automóviles en la contaminación del ambiente. En el caso de Omnilane, mejora el rendimiento de los estacionamientos al unificar en una plataforma toda la información operativa y financiera del mismo como de pagos, facturación, matrículas, cargadores eléctricos, aforo de plazas y más, pudiendo generar indicadores de rendimiento por metro cuadrado de los estacionamientos.

Pequeñas acciones como estacionar un vehículo a tiempo pueden generar cambios significativos en el medioambiente. Por ello, contar con información a tiempo real de los estacionamientos puede ayudar a optimizar los espacios y ofrecer más plazas.


- Publicidad -