sábado, 26 noviembre 2022 12:52

Los datos de cuota de MásMóvil/Orange dan la razón a Telefónica

La fusión entre MásMóvil y Orange es una operación que, si sale adelante, conllevará que Telefónica ocupe el segundo puesto en varios segmentos del mercado español de telecomunicaciones. Con los datos en la mano, Telefónica se llena de razón a la hora de exponer que Competencia tendría que dejar de considerar a la compañía operador predominante.  Esto beneficiaría a la empresa que preside José María Álvarez-Pallete.

LA DERIVADA DE LA FUSIÓN

MásMóvil y Orange  formarán, si obtienen todas las autorizaciones, una joint venture al 50%, con una valoración conjunta que rozará los 20.000 millones de euros. Se colocaría como colocarse como el segundo gran operador de España. Si esta operación se hace realidad, hay una cuestión que puede beneficiar a Telefónica si Competencia toma cartas en el asunto.

TELEFÓNICA PONE SOBRE EL TAPETE DEJAR DE SER OPERADOR PREDOMINANTE

Desde Telefónica lo explican de modo sencillo: con su unión, MásMóvil/Orange será la primera en cuota de mercado en banda ancha y telefonía móvil. En el primer caso tendría un 42,2% y en el segundo un 43,4%, mientras que Telefónica sería la segunda en cuota con un 35,9% en banda ancha y un 28,6% en telefonía móvil. Mientas, en la tercera posición, Vodafone, con un 19% en banda ancha y el 22,4%  de cuota en telefonía móvil. En cuanto a las líneas fijas, Telefónica se colocaría en primer lugar con 8,2 millones y la joint venture MásMóvil/Orange, en segundo con 6, 49 millones de líneas, dejando a Vodafone en la tercera plaza con 3,81 millones.

EL DEBATE ABIERTO

El debate sobre la posición predominante llegó en el marco de la junta de accionistas de Telefónica, donde el consejero delegado, Ángel Vila, respondió cuando le preguntaron por la operación MásMóvil/Orange, una operación que tendrá múltiples derivadas, algunas de las cuales están claras desde el primer minuto, aunque hay incógnitas por despejar.

En Telefónica lo tienen claro, pero la pelota va a estar en el tejado de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el organismo que dirige Cani Fernández. «Desde el punto de vista regulatorio ya no tendrá sentido considerar a Telefónica como operador dominante en varias áreas: porque en clientes de banda ancha fija y en clientes móviles esta nueva joint venture será mayor que Telefónica; sin embargo, Telefónica de España seguirá siendo líder en rentabilidad”, señaló el CEO en la junta de accionistas.

EL CARTEL DE PREDOMINANTE

Lo que hace que Telefónica esté tan interesada en que la CNMC le quite el cartel de operador predominante tiene que ver con una cuestión regulatoria.  El tema es que si Telefónica ya no fuera considerado operador predominante, ya no estaría obligada por la CNMC a alquilar sus redes de fibra a un precio regulado en aquellos municipios donde no exista suficiente competencia, lo que actualmente supone un 24% de la población, según los requisitos impuestos por el regulador, publicó el medio Xataka. En el 76% restante, el precio mayorista lo establece la propia Telefónica. De este modo, si ya no fuera operador predominante, Telefónica tendría las manos libres para negociar acuerdos con unas condiciones económicas mucho más favorables a sus intereses.

LA DECISIÓN DEPENDE DE LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS MERCADOS Y LA COMPETENCIA (cNMC)

Ahora bien, la decisión sobre la calificación de operador predominante no depende de Telefónica, no está en sus manos, sino que es un asunto sobre el que se tiene que pronunciar la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

BUENOS OJOS

Por lo demás, la operación entre MásMóvil y Orange la ven con buenos ojos en Telefónica. Fuentes de la compañía se expresaron así en declaraciones a MERCA2 cuando se hizo el anuncio de la operación.  «Es una buena noticia para España porque esta unión entre Orange y MásMóvil dará lugara un operador más poderoso y eso es bueno para el país», dijeron. A este respecto, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, señaló en el marco de la junta de accionistas  que la fusión supone «una noticia muy positiva para la sostenibilidad del sector», porque «anuncia unas valoraciones altas para los dos activos que reflejan el mayor valor implícito del sector frente a dónde estamos cotizando». Esto quiere decir que hay recorrido para que las acciones del sector aumenten de precio.

EL DISCURSO DE ÁLVAREZ-PALLETE

En este acto, ante los accionistas, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, destacó la evolución de la empresa. «Los últimos seis años nos han hecho participar en acontecimientos excepcionales», dijo «Nos han sacado de un mundo que conocíamos y comprendíamos, y nos han transportado a territorio inexplorado. Los últimos seis años nos han hecho convivir con la incertidumbre y el temor. Pero también nos han obligado a reaccionar, a cambiar, a sacar lo mejor de nosotros, y a reinventarnos», agregó.

«Este cambio acaba de comenzar y todavía nos ha de deparar acontecimientos excepcionales. Como sociedad debemos hacerlo bueno, construir algo mejor sobre aquello que dejamos atrás, construirlo sobre valores sólidos, construirlo sobre valores humanistas», apuntó.

PUERTA AL FUTURO

Pallete consideró que este sector no es un sector más, sino que es «una puerta al futuro». «Telefónica seguirá cambiando y seguirá siendo relevante. Nos acercamos a nuestro centenario con el mejor equipo humano, con la ilusión, la frescura y la sana ambición de aquellos  ‘telefónicos’  que se imaginaron el futuro y lo construyeron». «Queremos hacer nuestro mundo más humano, conectando la vida de las personas».  «Ese es nuestro propósito. Eso es lo que podemos aportar al nuevo mundo. Nunca antes estar o no conectados había marcado una diferencia tan importante». «Gracias por su confianza. Con ella, llevaremos a nuestra compañía a esa nueva era», concluyó.


- Publicidad -