martes, 4 octubre 2022 12:57

Los sobresueldos bursátiles alivian a los empleados de Caixabank

La absorción de Bankia por Caixabank ha permitido a los empleados del banco que son a su vez accionistas de la entidad mejorar su posición gracias a la subida del precio de la acción. El incremento supera los dos dígitos y sirve para paliar el palazo que supone la inflación actual, que está muy por encima de los aumentos salariales que marca el convenio colectivo de Ahorro. Esta mejora de la acción en bolsa será uno de los puntos que, a priori, destacarán hoy en la junta de accionistas tanto el presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri, como el CEO, Gonzalo Gortázar.

LA PROPUESTA DE DIVIDENDO EN CAIXABANK

El consejo de administración de CaixaBank propondrá a la junta general ordinaria de accionistas el pago de un dividendo en efectivo de 0,1463 euros brutos por acción el próximo 20 de abril y amortizará hasta un 10% del capital para complementar la retribución al accionista, como ya anunció hace meses. Entre los beneficiados, muchos empleados del banco, ya que tienen acciones del mismo. Los trabajadores de la entidad que adquieran acciones tienen ventajas por comprar títulos dentro del programa «Compensa+» de CaixaBank.  

El mercado está valorando el buen trabajo de CaixaBank y de ello se benefician los trabajadores del banco que tienen acciones del mismo. Según los datos de la entidad, los trabajadores cuentan con el 1,7% del capital del banco.

Según los datos de la entidad, los trabajadores cuentan con el 1,7% del capital del banco

Estos trabajadores han visto como los títulos de CaixaBank tienen ahora un precio que es un 21,3% superior al del día 26 de marzo de 2021. Este fue el primer día que Caixabank cotizó con Bankia fuera del parqué. Lo hizo a un precio de 2,59 euros, mientras que el día anterior a la junta, el 7 de abril marcó  3,15 euros.  Los empleados de  la entidad confían en que se cumplan las previsiones de los analistas y la acción siga subiendo. Según Barclays, el potencial de subida es del 1,9% hasta 3,21 euros. Para JP Morgan, el precio objetivo se reduce hasta quedar en 2,95 euros y recomienda que se mantenga la cartera. Esto mismo recomienda Deutsche Bank en un informe en el que otorga un precio objetivo de 3,30 euros a la acción de Caixabank.

UNA SUBIDA DESTACADA

Esta subida de la acción en un periodo algo superior a un año supone un incremento del 21,3% y una ayuda para los trabajadores que cuenten con acciones, ya que la inflación está en torno al 10%. Supone una ayuda porque no se vislumbra que CaixaBank por su cuenta vaya a compensar a los trabajadores la pérdida de poder adquisitivo, algo que el convenio colectivo de Ahorro no hace. Es más ni se acerca. 

El Convenio Colectivo de Ahorro ofrece una subida salarial que no cubre ni de lejos la inflación

Este convenio no dispone de cláusula de revisión salarial y aunque tiene una parte fija de subida e incrementos vinculados a cumplir con determinadas ratios, las subidas posibles no cubren ni de lejos el aumento del coste de la vida. Así, según el convenio, la escala salarial anual se incrementa en el 0,75% con efectos a partir de 1 de enero de 2022 para el período comprendido entre 1 de enero de 2022 y 31 de diciembre de 2023 y el 1% con efectos a partir de 1 de enero de 2023 para el período comprendido entre 1 de enero de 2023 y 31 de diciembre de 2023.

Estos aumentos los pueden compensar en parte los trabajadores que tengan acciones del banco, que sobre el papel,  tendrán la fortuna de que el sector financiero está al alza en bolsa pese al contexto geopolítico. En el caso concreto de CaixaBank, hay buenas perspectivas sobre el incremento del precio de la acción.

EL CAPITAL Y EL PAY-OUT DE CAIXABANK

CaixaBank cerró 2021 con un ratio CET 1«fully loaded» del 12,8%, un nivel por encima del objetivo interno del 11%-11,5%. Tomando de referencia el nivel del 12% que el mercado «exige», el banco distribuirá a los accionistas mediante un programa de recompra de acciones en 2022 el exceso de capital sobre ese 12% (1.800 millones de euros).

Barclays destaca la atractiva política de dividendos con un pay out entre el 50%-60% en efectivo a lo que hay que sumar un programa de recompra de acciones previsto para 2022 y que no hay que descartar que pueda repetirse para años futuros. Mientras, Deutsche Bank considera que pueda darse una recompra de acciones por encima de los 500 millones de euros al año en los próximos años, manteniendo el CET1 por encima del 12%. La recompra hará que suba el precio de la acciones.

En este punto, Barclays se muestra optimista en relación con los bancos españoles por tres razones: el apoyo de los tipos, el apoyo de la cartera ALCO y el limitado riesgo de revisión de estimaciones, dada la limitada exposición a Rusia y Ucrania.

LA REUNIÓN DE LOS ACCIONISTAS

En la junta de accionistas seguro que habrá preguntas sobre la acción y los planes del banco para los próximos años. Uno de los focos de atención estará en las preguntas sobre los cierres de oficinas, la salida de trabajadores y las medidas del banco para mejorar la atención a los clientes, especialmente a los mayores.


- Publicidad -