lunes, 4 julio 2022 8:51

Putin enchufa a Deutsche Bank a las eléctricas españolas

Deutsche Bank ha hecho una apuesta fortísima por las eléctricas en el mercado español. El banco ha realizado varios movimientos importantes en empresas relacionadas con el mundo de la energía mediante la adquisición de acciones en bolsa. Enagás, Iberdrola, Endesa y Naturgy son las compañías en las que la entidad ha comprado títulos. Sin duda, en esta decisión ha influido la situación geopolítica actual -con el presidente ruso, Vladimir Putin como agitador-, que, entre otras cosas, coloca en perspectiva el negocio de las eléctricas y su posible crecimiento en el parqué. La jugada le ha salido muy bien, por ahora, al banco alemán. En esta partida, Deutsche Bank también juega la baza de las renovables. Está claro que ven futuro en este sector, consideran los analistas consultados por MERCA2.

MERCADO AL ALZA

Sea por la situación que se abre para las eléctricas por la situación derivada de Rusia y las perspectivas de sus sanciones o por el futuro que estiman en Deutsche Bank al sector, el banco ha aumentado sus posiciones en varias empresas eléctricas españolas y la jugada le ha salido bien.

La entidad ha aumentado sus posiciones en varias empresas españolas

El mercado asiste a la apuesta eléctrica de Deutsche Bank desde el cinco de abril. Ese día la entidad financiera alemana vendió 123 millones de  acciones de Red Eléctrica, el martes figuraba un movimiento positivo de 82.607 acciones, y compró títulos de Enagás, Iberdrola, Naturgy, Endesa -que tiene al Estado italiano como accionista mayoritario- y Enagás. Todos estos títulos experimentaron subidas al cierre de la bolsa el miércoles 6 de abril.

El mercado asiste a la apuesta eléctrica de Deutsche Bank desde el cinco de abril

En el caso de Enagás, Deutsche Bank adquirió 394.000 acciones, mientras que se hizo con 332.000 acciones de Iberdrola. En un segundo plano, se hizo con 1,819 títulos de Naturgy y 819 de Endesa.

LA JUGADA DE DB

La jugada de Deutsche Bank resultó muy bien a la hora de la cotización en bolsa. Así,  Iberdrola cerró a un precio de 10, 74 euros. De este modo el precio aumentó 0,26 euros, un 2,48% Enagás cerró a 20,58 euros, ganando 14 céntimos, un incremento del 0,68%. Por su parte, Endesa vio como el precio de la acción crecía 0,26 euros, un 1,34% hasta superar los 20 euros, en concreto alcanzó los 20,06 euros. Por su parte, Naturgy, la gasista, cerró a 28,240 el martes, mientras que su precio objetivo -consenso de mercado- es 23,1 euros. 

EL SENTIDO

Cobra sentido la inversión de Deutsche en Iberdrola, que tiene un precio objetivo de 12 euros y por tanto tiene recorrido para crecer. También resulta acertada, sobre el papel, la apuesta por Endesa, ya que el precio objetivo de la acción de esta empresa se sitúa en 23,75 euros frente a los 20,06 actuales. En Enagás el precio objetivo está por debajo de la cotización actual, lo hace pensar que quizás Deutsche pueda pensar en vender títulos de la misma. Naturgy también esta cotizando por encima del precio objetivo, al igual que Red Eléctrica Española REE). Mientras la empresa que preside Francisco Reynés tiene un precio objetivo de 23,1, sus títulos en bolsa están a un precio muy superior:28,24 euros. Mientras, las acciones de REE tienen un precio en bolsa de 19,6 euros, frente a un precio objetivo de 16,71 euros. Todos estos precios objetivos son en base al consenso del mercado.

Hubo un movimiento destacado por parte de Deutsche Bank en renovables

MOVIMIENTO DESTACADO

En este punto, hay que señalar que hubo un movimiento destacado por parte de Deutsche Bank en lo referido a las renovables, pues compró 349.339 acciones de EDP Renováveis. Esta inversión no pasó desapercibida para los analistas del mercado, que tienen claro que Deutsche Bank ve capacidad de crecimiento de este sector. «El evento más reciente del que tenemos conocimiento es la revisión a la baja del precio objetivo de su departamento de análisis sobre varias cotizadas energéticas españolas, sobre todo de renovables como Siemens Gamesa, a pesar de que no han cambiado su perspectiva sobre el valor, que se encuentra en comprar», señala el analista de XTB Darío García. Este experto agrega que « el hecho de que Deutsche Bank no haya cambiado esta perspectiva se debe a que por la guerra, el apremio sobre la descarbonización del sector energético se ha vuelto una carrera espacial en el sector». Por ello, las renovables tienen una ventaja considerable que les ha llevado a revalorizarse con fuerza desde el inicio del conflicto.

FUERTE MOVIMIENTO

En otro orden de cosas, Deutsche Bank ha llevado a cabo un fuerte movimiento bursátil. Y es que el día cinco de abril  tuvo un cambió de posiciones de 3,79 millones de acciones.

Destaca la desinversión en Solaria (883.044 acciones), Grifols (15.872 títulos), Gamesa Corporación Tecnológica (7.601) y Banco Santander (551.701 acciones). También vendieron acciones de Bankinter (629.163) y Repsol (246.000). Resalta la compra de acciones de Ferrovial (381.565).


- Publicidad -