martes, 6 diciembre 2022 1:46

El Banco de España y la CECA condicionan el mandato de Alejandra Kindelán en la AEB

La asamblea de la Asociación Española de Banca (AEB) elige hoy a Alejandra Kindelán como nueva presidenta. Será la primera mujer en estar al mando de la patronal de los bancos. Hasta ahora la AEB solo había tenido hombres como máximos responsables. El Banco de España y su presión para que la patronal de Banca y la CECA se fusionen serán factores muy relevantes de cara cómo se desarrolle la labor de Kindelán.

EL MANDATO

De cara al mandato de cuatro años, Kindelán, que procede de Banco Santander, tiene numerosos retos por delante, pero hay una cuestión que será un factor determinante: la posible fusión entre la AEB y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA). El Banco de España (BdE) ha dejado claro que apuesta por esta unión y fuentes financieras señalan que el BdE va a aumentar la presión a este respecto. Una de las claves está en la resistencia del presidente de la CECA, Isidro Fainé, a esta operación. La fusión de ambas organizaciones supondría un cambio muy significativo: CaixaBank sería la entidad con más peso, una fuerza que ganaría en detrimento de Banco Santander, que es quien lleva la voz cantante en la AEB, según destacan fuentes financieras.

LA POSICIÓN POR DETERMINAR y EL BANCO DE ESPAÑA

La unión de las dos grandes patronales del sector financiero es el elefante que siempre está dentro de la habitación. La fusión de la AEB y la CECA es una apuesta de los bancos y del supervisor, el Banco de España. El hasta hoy presidente de la Asociación Española de Banca, José María Roldán, es uno de los grandes valedores de la misma.

La primera cuestión es saber qué posición tendrá la AEB una vez que Kindelán tome posesión como presidenta. Es probable que cuando le pregunten por esta cuestión que se limite a señalar que esta recién aterrizada y que es una tema que ya se analizará cuando sea oportuno. Según fuentes financieras, lo lógico es que Kindelán mantenga la opinión de su antecesor y apueste por la fusión con la CECA. Otra cuestión es cómo se pase de las musas al teatro, entre otras cosas porque la patronal de Ahorro no quiere unir su destino al de la AEB. Está por ver si cambiará de opinión.

LA POSTURA DE KINDELÁN

La primera cuestión es saber qué posición tendrá la AEB una vez que alejandra Kindelán sea presidenta

Está operación tiene mucho sentido para diversos analistas consultados porque «todo son bancos en el sector financiero español, salvo dos cajas (Ontinyent y Pollença) y las cajas rurales y cooperativas de crédito». Sin embargo, en la CECA el mensaje que lanzan es que esta unión no les interesa porque su modelo de hacer banca es distinto al de los bancos. Se refieren a que, en su opinión, las entidades de la CECA cuidan más los terrenos de origen. El otro punto es la obra social, una obra, que según fuentes financieras no va a desaparecer por el hecho de se unieran la AEB y la CECA. «La obra social es un tema que depende de cada entidad», argumenta una fuente procedente del ámbito bancario.

CUATRO AÑOS POR DELANTE Y LA POSTURA DEL BANCO DE ESPAÑA

Lo que está por ver si la presión del Banco de España tanto a una patronal como a la otra a la que se alude es suave o fuerte y la frecuencia de la misma. Kindelán tendrá cuatro años por delante para desarrollar su labor al frente de la patronal de Banca. 

La cuestión que se preguntan fuentes financieras es cómo puede condicionar o afectar el tema de la unión con la CECA a la AEB y al propio mandato de Kindelán. «Tiene mucho que ver con que la CECA cambie de opinión», indican fuentes financieras. «Lo relativo al run-run sobre este tema no tiene porque afectar al día a día de la AEB, aunque es obvio que si la fusión se da, habrá consecuencias», indican fuentes del ámbito financiero. No obstante, hay quien opina, parafraseando al presidente de la CECA y de la Fundación Bancaria La Caixa, que «el ruido no hace bien».

EL BENEFICIO PARA CAIXABANK 

Isidro Fainé termina su mandato al frente de la CECA en 2024. La fusión depende, sobre todo, de que esta organización patronal modifique oposición actual a la unión con la AEB, una fusión a la que Fainé se opone. «Veremos qué pasa si el Banco de España presiona a la CECA», apuntan fuentes del sector financiero. «Desde luego la entidad más favorecida por la unión AEB-CECA sería CaixaBank, que pasaría a ser la entidad con más fuerza en la nueva patronal merced a los votos en base a los activos totales en España», señalan fuentes financieras. «En caso de fusión, a futuro, hay muchas posibilidades de que la persona que encabece la patronal sea aquella por la que apueste la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri», indican a MERCA2 fuentes del sector financiero.

LA REPUTACIÓN DEL SECTOR

Kindelán es experta en temas de regulación de bancaria, así que la defensa de los intereses de las entidades a este respecto, está en buenas manos. Está por ver cómo podrá empujar la patronal de banca española en un tema clave: la culminación de la unión bancaria europea. A nivel doméstico, tendrá como reto fundamental el de la reputación de la banca.

LA REPUTACIÓN DEL SECTOR REMONTÓ PERO LOS ERES HAN AFECTADO A LA MISMA

«La reputación es una cuestión que siempre está ahí, que cambia de forma, pero que siempre está presente. Va a ser el mayor reto de Alejandra Kindelán en la AEB», auguran fuentes financieras. Estas fuentes reconocen que será complicado que la banca goce permanentemente de buena imagen y reconocimiento por parte de la sociedad.  Y es que los ERE llevados a cabo, los cierres de oficinas, las comisiones y las críticas por la atención a los mayores han dañado la reputación del sector. Esta reputación estuvo en mínimos en el marco de la crisis y reestructuración del sector financiero español, una crisis que se puede encuadrar entre 2007 y 2013 y que remontó después. Lo hizo hasta que comenzaron los ERE, los cierres masivos y las quejas generalizadas por el servicio en las sucursales.  

Los clientes ahora tienen muchas herramientas para hacer llegar sus quejas sobre las entidades

Además, los clientes ahora tienen muchas herramientas para hacer llegar sus quejas, lo que hace que la cuestión reputacional sea un tema central para las entidades y no les permita ni un respiro.


- Publicidad -