martes, 6 diciembre 2022 2:38

La banca de Andorra vuelve por sus fueros millonarios

La banca andorrana cierra el ejercicio 2021 con un resultado agregado de las entidades de 102 millones de euros, un nivel similar al de la prepandemia. En un año marcado por las adquisiciones de BancSabadell d’Andorra por parte de MoraBanc y de Vall Banc por Crèdit Andorrà, la banca ha conseguido crecer en beneficios, un 22%, pero también en el volumen de los recursos gestionados de clientes, un 19%, hasta los 61.647 millones de euros. La inversión crediticia en Andorra ha aumentado también en un 0,2%, hasta los casi 5.000 millones de euros. En este ámbito de negocio se incluyen 884 nuevas hipotecas que suman un importe total concedido de 317,5 millones de euros, una cifra muy por encima de los niveles del 2019.

MÁS ACTIVIDAD

La actividad bancaria se ha acelerado asimismo gracias a la reactivación del sector del turismo. Así, durante el último semestre del 2021, el volumen y el número de operaciones de tarjetas de débito y crédito nacionales e internacionales se situaron por encima de los valores del 2019.

La banca andorrana mantiene su solidez con una fuerte capitalización de las entidades con una ratio de solvencia CET1 (phase-in) del 17,03% a 31 de diciembre del 2021, ligeramente por debajo del ejercicio anterior, que era del 18%, pero por encima de la media de los bancos europeos, que se sitúa en el 15,4% según datos de la EBA del 3.er trimestre del 2021.

LA RENTABILIDAD

La rentabilidad financiera de las entidades, medida con el ROE, se ha recuperado este 2021 y presenta un dato consolidado del 6,33%, y ello pese a los bajos tipos de interés, las operaciones de concentración de mercado bancario, la adaptación continuada a la normativa bancaria internacional y las inversiones tecnológicas que continúan presionando los resultados del sector.

Esta ratio se ha visto afectada por las operaciones corporativas que se han producido en la plaza. MoraBanc ha adquirido el 50,97% de BancSabadell d’Andorra, hoy BSABanc, a BancSabadell por 68 millones de euros y, durante el 2022, ha procedido a presentar una oferta de compra de acciones a los accionistas minoritarios para culminar la fusión hacia finales del 2022. Por su parte, Crèdit Andorrà formalizó la adquisición del 100% del Vall Banc el pasado 11 de febrero de 2022. La concentración de la banca andorrana debe dar lugar a un sistema más eficiente, más sólido y con más capacidad de respuesta para los clientes.

LA LIQUIDEZ

La ratio de liquidez (LCR) es del 206%, superior asimismo a la media de los bancos europeos, que se sitúa en el 174% al cierre del tercer trimestre de 2021. Por su parte, la ratio de morosidad ha bajado durante el 2021 hasta el 3,4%, desde el 4,49% del 2020.

Estas cifras constituyen un adelanto de los cierres oficiales a 31 de diciembre de 2021, a la espera de que sean revisadas por los auditores y aprobadas por los órganos de administración de cada entidad.

VALORACIONES

En cuanto al proceso de consolidación del sector en este país, Esther Puigcercós destaca que «contamos con unas entidades y un sistema financiero más consolidados, más eficientes y con más capacidad de dar respuesta a las necesidades de los clientes, a los requerimientos reguladores y a la exigencia de los mercados financieros, cada día más globales y sujetos a un nivel más elevado de competencia y excelencia».  

La directora general de Andorran Banking, Esther Puigcercós, destaca que «2021 ha sido un año de recuperación y optimismo en el que hemos dejado atrás las consecuencias económicas de la pandemia. Las entidades andorranas han mantenido su fortaleza y atractivo a nivel de captación de recursos de clientes y de crecimiento de beneficios».

MEDIDAS COVID EN ANDORRA

Al cierre del ejercicio 2021, el 7,75% del importe concedido en crédito blando en el marco del programa extraordinario de avales para empresas y negocios puesto en marcha al inicio de la crisis sanitaria, ha sido ya devuelto por las empresas y negocios, y supone el 15,26% de las operaciones concedidas. En total, se concedieron 2.019 créditos blandos a empresas y autónomos por un importe de 152 millones de euros.

Asimismo, las entidades bancarias andorranas otorgaron un total de 353 carencias hipotecarias y no hipotecarias a los afectados por la crisis de la COVID-19. Al cierre del ejercicio 2021, todas las carencias han llegado ya a su vencimiento.

LA PATRONAL DE LOS BANCOS QUE OPERAN EN ANDORRA

Fundada en 1960, la Asociación de Bancos Andorranos agrupa a las entidades bancarias de Andorra, representa sus intereses, vela por el cumplimiento de las buenas prácticas bancarias e impulsa iniciativas orientadas a la mejora de los estándares del sector. 


- Publicidad -