martes, 7 febrero 2023 3:13

Josep Oliu (Banco Sabadell) echa el candado a TSB 

Banco Sabadell celebra hoy en Alicante la junta de accionistas en el marco de un contexto geopolítico complicado. Antes de este acto, el presidente de la entidad, Josep Oliu, quiso dejar claro que ni el banco no tiene intención de vender TSB, su filial en Reino Unido, ni tampoco busca comprar ninguna entidad financiera. Banco Sabadell mantiene el objetivo de adelantar a este año el objetivo de rentabilidad fijado para 2023.

BUEN RENDIMIENTO

TSB no se vende. Este fue uno de los mensajes que lanzó Oliu durante la tradicional comida previa a la junta de accionistas, una comida con directivos y periodistas que se celebró el 23 de marzo. La filial británica de Banco Sabadell está yendo muy bien, va a ir mejor porque se dedica al negocio hipotecario, los tipos de interés van a seguir subiendo en Reino Unido y no tiene sentido deshacerse de la misma ahora que funciona excelentemente. «TSB fue un dolor de cabeza, pero después de los problemas relacionados con la migración tecnológica y de dos años con un plan de recortes, está haciendo una gran aportación», dijo el máximo responsable de la entidad de origen vallesano. «TSB contribuirá de modo importante al beneficio y tiene riesgos relativos muy limitados», agregó el banquero, que. insistió en que no está en los planes vender la filial británica.

La filial británica va muy bien e irá mejor aún, estiman en Banco Sabadell

MERCADO ESPAÑOL

Ahora bien, si la filial dejase de aportar el valor que quiere Sabadell, ahí ya podría entrar otro tipo de consideración, deslizó Josep Oliu. TSB aportó el 22% del beneficio de Banco Sabadell en 2021 y la sensibilidad a la subida de tipos -10 puntos básicos tienen un incremento positivo de entre un 2-3% en margen de intereses en el segundo año respecto al margen de 2021- hace que tengan muy buenas perspectivas sobre TSB, ya que su foco es un negocio como el de hipotecas y el mercado inmobiliario británico ofrece grandes posibilidades.

UNA JOYA INTOCABLE

La rentabilidad de TSB (7%) supera a la del grupo, así que es una joya intocable, al menos por ahora. «De momento no tiene ningún sentido», dijo Oliu sobre una posible venta de la filial británica de Banco Sabadell. «Este año nos seguirá dando buenas noticias TSB. Contribuye en los negocios y ayuda a equilibrar el perfil de riesgos. Hace cuatro años tuvimos un percance que puso en duda en el mercado nuestra habilidad para sacar TSB hacia adelante. Eso despertó en otros grupos la apetencia sobre TSB, pero ahora no hay ninguna razón para que no forme parte del grupo», afirmó el presidente de la entidad vallesana. «Hoy no está encima de la mesa, sino todo lo contrario», dijo Oliu sobre la venta de TSB. Fuentes del mercado consideran que solo si llegase una propuesta que ponga en la mesa 2.300 millones de euros, lo que pagó Sabadell por TSB, la entidad española se plantearía la venta de su filial en Reino Unido.

BANCO SABADELL NO TIENE INTENCIÓN DE COMPRAR NINGUNA ENTIDAD FINANCIERA

MERCADO DE ADQUISICIONES

En este marco, Oliu también recalcó que no están interesados en comprar en el mercado español, donde los analistas mantienen la idea de que puede retomarse la fallida fusión con BBVA. Por ahora, el banco está centrado en seguir adelante para cumplir el plan estratégico 2021-2023, un plan que prevé alcanzar una rentabilidad del 6% en 2023. «Sabemos que esta rentabilidad no cubre el coste de capital (9%)-10%», dijo Oliu, deslizando que esta rentabilidad no será sencillo que llegue tan pronto como le gustaría a los inversores. «No nos ponemos un horizonte temporal» en este aspecto, apuntó el banquero.

MENOS COSTES

Al respecto, una de las maneras ser más rentable es reducir costes. El banco lo ha logrado reduciendo plantilla y oficinas en Reino Unido y España. En este último caso, el número de empleados se ha reducido un 22% en quince meses, mientras que este porcentaje se eleva al 24% en el caso de las sucursales. No tienen previsto hacer nuevos recortes en el marco del plan de reestructuración 2021-2023. Después ya se verá. Por ahora, están revisando todos los costes y no solo los que tienen que ver con recursos humanos, dijeron en el banco.

BUENAS PERSPECTIVAS

Las perspectivas del banco son buenas porque el crecimiento continuará y, entre otras cosas porque los tipos van a subir. En este marco, el banco no va revisar el plan estratégico. De hecho.mantienen la meta de cerar 2022 con un RoTe del 6%, que era el objetivo marcado para 2023. A este respecto, está por ver si el próximo plan estratégico comprenderá también tres años. A corto plazo es muy complicado vislumbrar los efectos de la invasión de Rusia, pero el banco asume que tendrá que ayudar a sus clientes para que un bache no les mande a la lona. Esto lo dejaron claro tanto el CEO, César González-Bueno, como el presidente, Josep Oliu.»La prioridad del banco va a ser aprovechar la ola favorable y tener controlada la evolución de la tasa de morosidad, pero al mismo tiempo estar cerca de los clientes y evitar que circunstancias temporales perjudiquen el tejido empresarial», apuntó Oliu.

BUENA RESPUESTA

Los clientes están respondiendo bien pese a complicada situación y no se está notando en la morosidad, apuntan en el banco. Puede que se acabe notando, pero será algo transitorio.

Al respecto, para, al menos paliar, la situación en la que estamos, Oliu y González-Bueno estiman que se requieren medidas de política monetaria y fiscal.

En cuanto a decisiones del Ejecutivo, el banco ve bien que el Gobierno aplace los vencimientos de los créditos ICO y lance una nueva línea de estos préstamos. Además, el presidente de la entidad ha pedido apoyos públicos para empresas viables, mientras que el CEO, César González-Bueno, reclama que se compense la subida de la factura energética.


- Publicidad -