domingo, 3 julio 2022 23:16

Búsqueda de empleo

Con la estandarización de Internet son muchas cosas las que han cambiado, entre ellos, la forma de buscar trabajo. Cada vez existen más herramientas para la búsqueda de empleo, pero hay que saber cómo hacer una buena estrategia para que la búsqueda sea efectiva. Para empezar, es imprescindible elaborar un plan para hacer una buena búsqueda y asegurarte de que podrás lograr tus metas, pero teniendo siempre un objetivo real. También es imprescindible crear una buena marca personal con la que resultar llamativo para las empresas.

Plan de acción para la búsqueda de empleo

Para empezar a realizar el plan es imprescindible tener claro que el primer paso no es ponerse a buscar trabajo, sino que hay un proceso previo. Para empezar, hay que marcarse una serie de objetivos, lo que implica hacer un análisis previo y tener claro a dónde queremos acudir. Para ello puede resultar interesante elaborar una lista con los trabajos anterior y las habilidades que se hayan adquirido en ese tiempo, posteriormente es importante identificar las profesiones que encajan con la formación que se tenga y el talento que se tiene para aportarlo en la empresa.

Cuando se tenga claro cuál es la profesión o profesionales que pueden resultar de interés es importante saber cuál es la situación del mercado laboral, si hay mucho paro en esta profesión, de los sectores en los que se puede cuadrar cuales están más activos en la zona en la que vivo. A su vez, es muy importante saber cuánto es el salario establecido en los convenios y qué condiciones específicas tiene.

Una vez tenemos todo esto claro hay que empezar a conocer los canales de publicación de oferta y de búsqueda de candidatos. Para ello se ha de hacer una búsqueda de los mejores canales para encontrar empleo en el sector y aprender a utilizarlos. Por ejemplo, es interesante conocer los sistemas de selección y el lenguaje que utiliza cada portal o cómo funciona LinkedIn. Es recomendable combinar LinkedIn y algún portal de empleo genérico, aunque también hay portales especializados con algún metabuscador como Indeed.

Aunque estas son las formas más habituales de buscar a día de hoy el boca a boca sigue resultando una buena forma de buscar empleo. Por eso, es importante informar a familiares, amigos y conocidos para que puedan ayudar a difundirlo o que sepan de alguien con el que se puedan poner en contacto. También es importante acudir a las oficinas de empleo donde además de buscar trabajos vacantes ofrecen asesoramiento profesional.

Una vez se haya investigado un poco acerca del sector es interesante preparar el material para presentarnos. Preparar un buen curriculum es fundamental para llamar la atención de las empresas, dependiendo del sector en el que se quiera trabajar se ha de adaptar y se puede hacer en diferentes formatos como puede ser un videocurriculum. También es interesante realizar una buena carta de presentación adaptada al puesto de trabajo y tener un book con los trabajos realizados. Si se va a enviar el CV a diferentes puestos se puede hacer una adaptación para cada uno. De igual forma es conveniente tener otra documentación como pueden ser los títulos, las cartas de recomendación o certificados de cursos que se hayan realizado.

A la hora de elaborar el curriculum se ha de conocer muy bien los puntos fuertes para destacarlos tanto en el CV como en la entrevista de trabajo y así poder articular un buen discurso sobre quienes somos profesionalmente. De igual forma es imprescindible saber también cuáles son los puntos débiles ya que así se puede trabajar en ellos.

Redactar cartas de presentación para las respuestas a una oferta a modo de guía donde se puede adaptar y también hacer cartas de presentación para las auto candidaturas.

Una vez realizado todo este proceso llega el momento de ponerse manos a la obra y comenzar la búsqueda activa de trabajo. Para eso, es importante hacer una buena planificación del tiempo. Es bueno prepararse unas horas al día en los que solo dedicarse a la búsqueda de trabajo, como si fuera una jornada laboral. Los expertos recomiendan invertir unas 6 horas diarias en la búsqueda de empleo.

Entre las mejores opciones para encontrar trabajo se encuentran las auto candidaturas buscando a las empresas de interés y las personas que trabajan en los recursos humanos de esas empresas, así se les puede mostrar el perfil, aunque no haya ningún puesto vacante. Para ello es importante realizar una lista de empresas y personas con las que se ha contactado, incluyendo los datos de contacto y el puesto que ocupaba. De igual forma es importante apuntar las fechas en las que se han enviado las solicitudes, cuán se recibió la respuesta, si llega a haber una entrevista apuntar como se planificó y cuál es el nombre de la persona que realizo la entrevista.

También hay que rellenar los perfiles de los portales y de LinkedIn a consciencia. Cuando no se hace así puede ser uno de los motivos por los que no se sea seleccionado para realizar la entrevista.

La entrevista de trabajo

Cuando se consigue la entrevista de trabajo es fundamental recopilar toda la información que sea posible acerca de la empresa para poder preparar la entrevista de forma concienzuda. Una ves se tiene información acerca de la empresa es más sencillo evaluar qué conocimientos y habilidades se tienen y se adaptan mejor al puesto al que se presenta. De igual forma es conveniente practicas las respuestas a las posibles preguntas que pueden hacer en la entrevista para al menos llevar algunas respuestas sobre seguro. También es conveniente llevar los documentos que puedan ser necesarios para enseñarlos.

Las primeras impresiones son importantes. Por eso, en el momento de realizar la entrevista es importante elegir una buena indumentaria que transmita parte de la personalidad. Llegar un poco antes de la hora concertada también da buena impresión, por eso hay que ser cuidadoso en todo momento. De igual forma hay que tener especial cuidado con la actitud que se refleja durante la entrevista. Siempre se ha de intentar ser lo más amable posible, positivo y mantener buenos ánimos. Cuando la entrevista termina es muy recomendable hacer una serie de preguntas sobre la empresa y las condiciones como: ¿cuál es la filosofía de la empresa? ¿Cómo es el trabajo en equipo en la empresa? ¿Qué es lo que más valoran?

Cuando llegue el momento de la despedida siempre es recomendable dar las gracias por su tiempo a la persona de Recursos Humanos y asegurarse de que los datos de contacto son los correctos.

La búsqueda de empleo no acaba con la entrevista. Tras la realización de esta es conveniente mandar un correo electrónico de agradecimiento 24 horas después de realizar la entrevista.

Si no se recibe una respuesta en un periodo de una semana es conveniente llamar o mandar un correo para saber cuál es el estado del proceso de selección.

Si tras la realización de varias entrevistas no logras ningún puesto de trabajo es conveniente hacer una revisión tanto del curriculum como de la carta de presentación. También es importante seguir formándose e ir agregando esta información tanto al CV como a la carta de presentación para que las empresas lo tengan en cuenta y mostrar de esta forma que aunque se este desempleado se sigue en activo realizando diferentes actividades o cursos.

Aceptar la oferta de trabajo

Tras pasar la prueba de selección y finalmente ser el candidato seleccionado la empresa se pondrá en contacto con nosotros, pero puede hacerlo por diferentes vías para la que tenemos que estar preparados.

Si recibimos la noticia a través de una llamada telefónica se espera una respuesta inmediata pero antes de aceptar la oferta se puede negociar. Negociar no significa ser agresivo ni rechazar la oferta, siempre ha de hacerse transmitiendo amabilidad, agradecimiento y estando abierto. Una vez que se ha llegado a un pacto es imprescindible dar las gracias por la oportunidad. De igual modo, es muy importante confirma la fecha y hora de reanudación y de igual forma esperar la oferta formal por escrito.

Otra de las opciones es que llegue la oferta de trabajo por correo electrónico muchas veces incluyen una fecha límite para aceptar el trabajo, es fundamental pensar en la oferta detenidamente y seguir todos los requisitos.

Soft Skills, ¿qué son?

Este anglicismo habla sobre las habilidades que una persona tiene sin haber tenido que estudiar para ellas. Entre las más valoradas por las empresas se encuentra la creatividad, la capacidad de comunicarse tanto verbalmente como a través de la escritura, ya que estas personas pueden resolver los problemas y retos que aparezcan en el desarrollo de los proyectos. También se destaca la capacidad de liderazgo entre las mejores cualidades para un seleccionar un candidato. En resumen, todas aquellas habilidades que se tengan han de mostrarse en la entrevista para que el entrevistador vea todo el potencial. Cada vez las empresas tienen más en cuenta estas características y las ponen más en valor por lo que es importante distinguir cuáles son las tuyas para hacérselo saber a la persona que esta realizando la entrevista.


- Publicidad -