viernes, 20 mayo 2022 15:45

Discord intriga al mercado con su posible salida a bolsa

Las recientes reuniones con bancos y las contrataciones de directivos expertos en salidas a bolsa han hecho saltar las alarmas. Discord, la popular plataforma de chatrooms, está aplazando una salida a los mercados prácticamente inevitable. La empresa declinó una oferta de compra por Microsoft de 10.000 millones de dólares el año pasado. Sus motivos fueron preservar la posibilidad de cotizar sus propias acciones algún día.

Miles de personas llegan a sus ordenadores cada día dispuestos a encontrarse con sus amigos en sus comunidades favoritas de Discord. Si nos remontamos al apagón del pasado martes 8 de marzo podemos ver el nivel de popularidad.

Aquel día, a los usuarios les fue imposible conectarse a las salas. El estado del servicio avisaba de un error API. La reacción fue inmediata. 65.000 usuarios reportaron problemas para conectarse a la plataforma en el portal de seguimiento de interrupciones Downdetector. La dimensión de la histeria, si parece menor, fue la de 150 millones de usuarios activos al mes, 19 millones de servidores activos a la semana y 4 mil millones de conversaciones al día. Números que constatan que esta es una de las aplicaciones de comunicación preferida por los usuarios.

ESPERANDO EL ‘MOMENTUM’ Y SOSTENIDOS POR SU GRAN POPULARIDAD

Quizás, es esta popularidad la que está retrasando una inevitable salida a los mercados. Algo que se espera como uno de los grandes eventos económicos del año. Discord no ha parado de crecer, desde siempre, pero con un pico exponencial en la cuarentena.

Si ha llegado ya o no el momento, puede tener que ver con la intención de abrirse a nuevos públicos. Quiere dejar lo suficientemente atrás sus inicios como chat de voz de videojuegos, lo han subrayado una y otra vez desde la empresa, o quizás, simplemente de un pulso estratégico.

Según informa Bloomberg, este podría ser el año. Parece ser que la compañía ya se está moviendo para ello. Cuando hablamos de la plataforma que rechazó 10.000 millones de dólares para ser comprada por Microsoft en 2021, precisamente alegando preservar la posibilidad de cotizar acciones por si misma, nada es seguro.

Respecto a como abordar ese proceso, fuentes dentro de Discord consideran que tienen el reconocimiento de marca necesario para evitar los lanzamientos de inversión tradicionales. Es algo que ya hicieron antes Spotify o Coinbase, y aseguran ya está manteniendo reuniones con el sector bancario en esta dirección.

Por el momento, no hay documentos que avalen este camino. “Si bien parece que la compañía está en contacto con bancos para programar una posible colocación, no ha habido anuncios oficiales para la salida a bolsa de Discord. De hecho, la compañía aún tiene que presentar la documentación ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), oficialmente”, explica el analista Darío García, de XTB.

Discord se situó en su última valoración en torno a los 15.000 millones de doláres

Las contrataciones de los directores ejecutivos expertos en salidas al mercado sí podrían, sin embargo, señalar la intención de una salida a bolsa pronto. “Es interesante observar cómo la compañía está contratando a directivos ejecutivos provenientes de otras compañías tecnológicas como Netflix o Block. Como Leslie Kilgore, exdirectora de marketing de Netflix, y Amrita Ahuja, exdirectora financiera de Block»,  apunta García.

“Sobre todo, estas dos últimas incorporaciones pueden evidenciar una intención de salir a bolsa, puesto que en el pasado han trabajado en otros proyectos con ese fin. Puede significar que la OPV de Discord está en camino y los inversores deben empezar a prepararse», señala el analista.

En Discord creen que la popularidad actual les ayudaría a atraer a Wall Street. A tenor de este argumento, señalan un crecimiento significativo en los ingresos. Por ello, barajan la posibilidad de una cotización directa, aunque aún no han tomado una decisión y podrían optar por una Oferta Pública Inicial. “Por ahora ambas opciones serían posibles”, explican desde XTB. Dado que “no hay documentos oficiales presentados ante la SEC, no podemos considerar una salida a bolsa aún”.

Discord, hoy por hoy, es una compañía de capital privado. Es posible que las reuniones con bancos no sean más que nuevas rondas de financiación. Como la que tuvo lugar más recientemente en septiembre de 2021, donde recaudó 500 millones de dólares. Después de esta ronda de financiación, la valoración de Discord se situó en 15.000 millones de dólares. Esto supone más del doble de su valoración anterior: 7.300 millones en diciembre de 2020.

DIFERENCIAS ENTRE DISCORD Y OTRAS PLATAFORMAS SIMILARES

La plataforma comenzó como una aplicación de comunicación por voz para gamers, y es la favorita de estos.  Bien es cierto que en ese ámbito desterró a la austera Team Speak, enfocada totalmente en el rendimiento. Que más adelante se quedó con el espacio que le cedió Curse. (cuando esta se fusionó con la famosa plataforma Twitch y se especializó en el streaming). Y que en definitiva ha sido la alternativa y refugio a los imprevisibles chats de voz de los videojuegos online.

Sin embargo, relegarla al gaming sería, cuánto menos, quedarse corto. En este sentido la empresa ha anunciado su constante intención de abrirse más y más a nuevos públicos. Lo cual es ya una realidad.

En esta plataforma concurren todos los streamers con sus amigos personales, si, (y dejan OBS o Twitch para sus audiencias). Pero también es el paraíso de las comunidades cripto, (al menos de aquellas que huyen del caótico Telegram). Aúna miles de grupos de amigos sin más pretensión que tener un espacio común para llegar y encontrarse, (sin llamar como en Zoom o Skype). Además, ha albergado proyectos como la “biblioteca” del youtuber Jaime Altozano, dónde su comunidad ‘timea’ cuánto estudia y trabaja cada uno para realizar descansos, tomar un café y charlar después. Hogar de proyectos de rol colaborativo como Umbral, dónde cada usuario fue creando la historia de un enclave ficticio cada día. E incluso, sus chatrooms fueron aulas durante el confinamiento, cuando 20 profesores de la Escuela de Nuevas Tecnologías Interactivas de la Universidad de Barcelona dieron allí sus clases.

El boom de la plataforma, como el de tantas otras, vino, efectivamente, durante la cuarentena. Ya en junio de ese año realizó una ronda de financiación que se cerró con más de 100 millones de dólares, dedicada, según la propia compañía, a extender la red fuera del entorno de los videojuegos.

LA FORMAS DE FINANCIACIÓN USADAS Y EXPERIMENTADAS

Así, llegaron las nuevas formas de financiación: el servicio Prémium Nitro, de pago, que dota de emojis personalizados desde todos los canales a los que pertenece. También una placa de Discord personalizada, avatares animados y mejoras de servidor para las comunidades. Paralelamente, se probó a cobrar entradas para eventos. Medida interesante que por el momento quedó en el aire y que podría volver en cualquier momento como una herramienta para la plataforma, pero también para los promotores de eventos online.

La diferencia, así, con Twitch, Skype o Zoom, a pesar de sus similitudes, es la posibilidad de crear salas, y comunidades, algunas de miles de personas, a las que los usuarios pertenecen, pueden personalizar y administrar con diferentes roles. Se puede chatear por voz, vídeo o streaming. Además, allí se pueden compartir archivos multimedia e incluir bots con diferentes funciones. Desde la limpieza de mensajes antiguos al lanzamiento de respuestas automático o la reproducción de música,  que se integran en las salas.  

Entre los patrocinadores de Discord se encuentran Index Ventures, Greylock Partners, Benchamark y Spark Capital.


- Publicidad -