lunes, 3 octubre 2022 20:27

La financiación de empresas de defensa irrumpe en la junta de BBVA

En el marco de un contexto geopolítico muy complicado derivado de la invasión de Ucrania por Rusia, el presidente de BBVA, Carlos Torres, y el consejero delegado, Onur Genç, van a tener que lidiar, presumiblemente, con intervenciones duras en la junta de accionistas de hoy. Seguro que muchos mostrarán su preocupación por cómo pueda afectar este conflicto al banco. Otros aprovecharán para solicitar de nuevo a la entidad que no financie actividades relacionadas con defensa. Según ha podido saber MERCA2, las entidades involucradas en la campaña «Banca Armada» estarán entre los que se dirijan a Torres Vila y Genç. BBVA niega que invierta o financie a compañías relacionadas con la fabricación, desarrollo, mantenimiento o comercio de armas controvertidas».

PREGUNTAS SOBRE «EMPRESAS DE ARMAMENTO»

Fue un clásico en los tiempos de Francisco González como presidente de BBVA: las preguntas y críticas de diversas organizaciones en relación a entidades involucradas en la campaña «Banca Armada».  En la junta de 2022 también estarán, según reveló a MERCA2 el activista de esta campaña, Eduardo Aragón Aragón, es, además, «investigador de las cuestiones relacionadas con la financiación de las armas del Centre Delás estudis per la pau». «Un año más, las entidades involucradas en la campaña Banca Armada participaremos en las juntas generales de accionistas de estos cuatro bancos para denunciar sus políticas de inversiones en empresas de armamento», indicaron desde la web.

LAS PREGUNTAS SOBRE INVERSIONES EN ARMAMENTO FUERON UN CLÁSICO DE LAS JUNTAS EN ÉPOCA DE FRANCISCO GONZÁLEZ

POLITICA DE INVERSIONES EN DEFENSA DE BBVA

En la junta del año pasado, se refirieron a la política de BBVA en materia de inversiones en defensa. Apuntaron que según dice BBVA, el banco «no invertirá ni ofrecerá servicios financieros a empresas relacionadas con armamento que se considera controvertido», entre ellas las armas nucleares.

La cuestión que afearon a BBVA en la junta de accionistas de 2021 es que, según el informe «Shorting our security: Financing the companies that make nuclear weapons», publicado en junio de 2019 por PAX, Profundo y ICAN, BBVA ha invertido 2.275 millones de euros en la empresa General Dynamics. Desde el ámbito activista, apuntaron que esta empresa de armamento tiene una serie de contratos relacionados con componentes clave para el misil nuclear Trident II que comparten el  Reino Unido y Estados Unidos. «En total, BBVA ha invertido más de 3.800 millones de euros en empresas relacionadas con el armamento nuclear, señores y señoras accionistas, más de 3.800 millones de euros», dijeron los activistas en la junta del banco celebrada el año pasado.

COMERCIO Y DERECHOS HUMANOS

Durante este acto, la activista María de Lluc, Elisenda Ribes se refirió a una de las partes de la norma de actuación de BBVA en materia de defensa «El banco no participará en operaciones relacionadas con el comercio armamentístico con países donde hay un alto riesgo de violación de los derechos humanos», indicó. Según dijo de Lluc en la junta de 2021, «solo el período 2014-2019, ustedes han financiado con un total de 3.000 millones de euros a General Dynamics, Boeing, Airbus Group, Leonardo, Navantia y Raytheon Technologies». «Estas seis empresas tienen en común que exportan su armamento a Arabia Saudí, un país no muy amigo de los derechos humanos», remarcó.

los activistas vuelven a la carga en la cita anual de la entidad con los accionistas

LO QUE DICEN LAS NORMAS DE BBVA

En torno a este tema, BBVA señala que cuenta con una «norma de actuación en Materia de Defensa que aplica a todas las unidades, franquicias y filiales del grupo». Lo hace «mediante listas de exclusión de actividades relacionadas con la industria de defensa que van en contra de los principios del grupo, tanto de compañías como de países». «Estas listas las actualizan periódicamente con el asesoramiento de expertos independientes de reconocido prestigio mundial», inciden en el banco.

La entidad ha invertido en General Dynamics y Boeing, entre otras, según los dijeron los activistas en la junta de 2021

Desde BBVA señalaron a MERCA2 que «publicó su primera norma de actuación en materia de defensa en 2012. Desde entonces la ha ido revisando y actualizando periódicamente». «Actualmente la norma ha sido integrada en el marco medioambiental y social del banco, que establece líneas rojas claras en la gestión de clientes y operaciones en los sectores con un mayor potencial de impacto ambiental y social», apuntaron en la entidad financiera. 

LAS DISPOSICIONES DEL BANCO

Según el banco, «las disposiciones para el sector defensa contenidas en dicho marco se aplican en todos los países en los que el grupo tiene presencia. Toman como referente los estándares más exigentes a nivel mundial, contando además con el asesoramiento de expertos de reconocido prestigio». «La entidad ni invierte ni financia a compañías relacionadas con la fabricación, desarrollo, mantenimiento o comercio de armas controvertidas», remarcan. El banco entiende por tales las bombas de racimo, las minas antipersona, las armas químicas o bacteriológicas y las nucleares en algunos supuestos. «De acuerdo a lo establecido en el marco, BBVA tampoco participa en operaciones relacionadas con material de defensa con países con alto riesgo de vulnerar los derechos humanos o que se encuentren bajo embargo de armas».


- Publicidad -