sábado, 2 julio 2022 7:37

La crisis geopolítica fortalece a Garamendi al frente de la CEOE

El contexto actual no está para bromas ni juegos oportunistas. Lo piensan el Gobierno, los sindicatos y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Estos actores tan relevantes del tablero español, entre otras cosas, están centrados en encauzar la complicada situación derivada de la invasión de Ucrania por Rusia. Hay mucho en juego y es necesario llegar a acuerdos que aporten tranquilidad. Este es el marco en el que emerge la figura del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, para aglutinar y salir adelante. El ruido interno en la CEOE ha pasado a un plano secundario, pero eso no quiere decir que la película haya finalizado.

LA RESISTENCIA DE GARAMENDI

El contexto actual intranquiliza a empresarios, sindicatos, trabajadores, Gobierno y oposición. Sin embargo, este marco ha servido para que el líder de la patronal gane tranquilidad. En esto influye que sus adversarios internos han frenado las hostilidades que abrieron por temas como el salario mínimo o la reforma laboral. No estaban conformes con lo pactado y cargaron las tintas sobre Garamendi.

Garamendi tiene un arduo trabajo por delante pero, salvo que se vuelva a las andadas por parte del reducido sector que enreda en la CEOE, podrá desarrollarlo con tranquilidad. Por ejemplo, la patronal tiene por delante con la mesa relativa al Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC). Este es un punto relevante y ha adquirido una importancia vital en el marco de todos los frentes e incertidumbres que provoca la invasión de Ucrania por Rusia.

La CEOE es el foco principal que sirve de guía para los empresarios y Garamendi es quien está al mando de la nave. De ahí que, ahora más que nunca, su preocupación sea que las empresas sigan funcionando, resolver todas aquellas cuestiones que sean de importancia en este momento crucial. «No es tiempo de pensar en las elecciones y Garamendi no piensa en los comicios de la patronal porque no toca», apuntan en ámbitos empresariales.

Garamendi está centrado en el complejo momento actual y no piensa en las elecciones a la presidencia de la ceoe

HACER PIÑA CON EL NÚMERO UNO

En una situación como esta, lo normal es que los miembros de la CEOE hagan piña con el número uno de la CEOE. En este punto, lo que menos le interesa al país es que haya marejada interna en la patronal, que es un punto neurálgico, tal y como señalan fuentes empresariales.

El panorama actual hace que los empresarios hagan piña con el máximo responsable de la CEOE. La figura de Garamendi cobra fuerza en un momento complicado para el país y, por ahora, quedan aparcados temas como las elecciones y que solo hacen ruido. La oposición dentro de la CEOE no es tanta como se publica y ahora está tapada y a la espera de una mejor oportunidad para tratar de erosionar a Garamendi de cara a la elecciones de la patronal, apuntan fuentes empresariales.

PLANES Y MOVIMIENTOS

Lo cierto es que el número uno de la CEOE resistió el desgaste al que le sometieron ámbitos patronales muy concretos. Estos contaron con la estrecha colaboración del ex secretario general del Partido popular, Teodoro García Egea, pero los planes de Egea fracasaron. «Ahora los que maniobraban contra Garamendi no pueden moverse porque quedarían en evidencia», apuntan fuentes del diálogo social. «No hay que hacerse ilusiones, ya que no se van a quedar quietos eternamente», aseguran. En este sentido, está por ver si alguien da el paso y monta una candidatura alternativa para desbancar al actual presidente de la patronal, que, en todo caso, tiene pendiente revelar si se presentará a la reelección.

Lo relevante, en este momento, no son los comicios en la patronal sino las empresas

LAS ELECCIONES Y LA OPOSICIÓN

Por ahora, en la patronal CEOE no están preocupados por el tema de las elecciones a la presidencia de esta organización. Los comicios se celebrarán en noviembre y aunque se viene hablando mucho de este asunto, sobre todo, en los medios y mentideros madrileños, ahora ya ha bajado el interés, que lo copa el contexto que vivimos, las incertidumbres, la luz, los salarios, los impuestos… Todo lo que tiene que ver con lo relevante en este momento, señalan fuentes vinculadas al dialogo social.

Quedan más de ocho meses para los comicios que decidirán la presidencia de la patronal CEOE. Es un mundo, pero ahora ese mundo electoral no le preocupa a Garamendi. El empresario vasco está centrado en su labor y no ha puesto la mente a trabajar en repetir en la presidencia. De hecho, lo primero es saber si se presentará a la reelección. Los primeros en saberlo serán los suyos, es decir, los que forman parte de la CEOE, apunta una fuente empresarial que conoce bien al número uno de la patronal.

FACTORES FAVORABLES AL PRESIDENTE

Hay varios factores que refuerzan a Garamendi y favorecen que opte a la reelección. El primero es que podrá trabajar con tranquilidad por el cese de las maniobras de desgaste emprendidas por adversarios empresariales y políticos. El segundo factor es que cuenta con el respeto de los sindicatos mayoritarios: CC OO y UGT. En ambos se destacan los acuerdos alcanzados y el talante de Garamendi. Esto es clave de cara a las negociaciones en marcha. Un nuevo acuerdo dejaría en muy buena posición al líder de la CEOE. «Los argumentos contra Garamendi no se sostienen», asegura a MERCA2 una fuente de la cúpula de UGT.

LOS SINDICATOS Y EL GOBIERNO

En el lado gubernamental también se valora mucho el talante y la capacidad para alcanzar pactos del número uno de la patronal. El presidente de la CEOE tiene una gran valedora en el Ejecutivo: la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Otra cosa es que el Gobierno se pronuncie en público en favor de la reelección de Garamendi. Es improbable que eso suceda.

MÁS FACTORES

En cuanto al principal partido de la oposición, todo hace indicar que el Partido Popular (PP) dejará de jugar a las confabulaciones. La hostilidad permanente del PP en relación con Garamendi, sobre el papel, se acabó. Los ataques del PP de Pablo Casado a Garamendi y los intentos del el ex secretario general, Teodoro García Egea, de armar una candidatura alternativa al presidente de la CEOE serán cosa del pasado, al menos sobre el papel.

El PP DE TEODORO GARCÍA EGEA FRACASÓ EN SU INTENTONA CONTRA GARAMENDI

Ahora bien, este fracaso no implica que pueda haber una candidatura alternativa a Garamendi. El empresario vasco no ha tocado aún el tema de las elecciones, pero sería una sorpresa que no optase a la reelección. Si hay un acuerdo de rentas entre la patronal y los sindicatos será difícil que no intente repetir en la presidencia.

Garamendi ha resistido las embestidas, pero aún es pronto para vislumbrar qué pasará de cara a las elecciones en la patronal. De estos comicios puede derivar algún ajuste en la cúpula de la CEOE.


- Publicidad -