lunes, 23 mayo 2022 0:43

Las emprendedoras buscan al consumidor

Según el Estudio elaborado por el Observatorio del Emprendimiento de España, más del 15%, en concreto el 17% de las españolas se encuentran inmersas en alguna de las fases de procesos de emprendimiento. Casi un 80% de los proyectos pertenecen al sector servicios y, de ellos, un 48% van dirigidos al consumidor final.

El Estudio ha sido elaborado por el Observatorio del Emprendimiento de España con datos de GEM (Global Entrepreneurship Monitor por sus siglas en inglés) en colaboración con ENISA, Empresa Nacional de Innovación del Ministerio

Para favorecer el ecosistema del emprendimiento femenino ENISA ha creado la nueva línea Emprendedoras Digitales que está dotada con 51 millones de euros por parte de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Una financiación hecha a la medida de emprendedoras, dirigida tanto a startups en fase pre-seed como seed.

ESPAÑA DESTACA

El Estudio destaca el hecho de que España se encuentra por encima de la media europea a nivel emprendedor. Mientras que en Europa hay seis mujeres emprendedoras por cada diez hombres, en España ya son nueve mujeres por cada diez.

Aunque la brecha entre hombres emprendedores y mujeres emprendedoras se ha visto reducida sustancialmente en los últimos 15 años, el impacto de la crisis de la covid ha sido leve, aunque negativamente en este avance. El estudio también refleja el incremento en un 10% de la actividad emprendedora de las mujeres a nivel internacional.

EL PERFIL

Son, mayoritariamente, las emprendedoras mayores de 35 años quienes han optado por poner en marcha una startups. Sin embargo, las millennials son quienes muestran una mayor predisposición a iniciar un proyecto emprendedor.

Según el estudio, para poner en marcha y desarrollar una iniciativa de emprendimiento, las emprendedoras necesitan realizar una inversión inicial de más de 65.000 euros de media, de los cuales un 66% proviene de ahorros personales. El 70% de las mujeres emprendedoras asegura que su decisión de emprender fue cuando se le presentó la oportunidad.

Además, ocho de cada diez emprendedoras valoran muy positivamente poseer conocimientos y habilidades que les ayuden en el proceso emprendedor en el momento de poner en marcha un proyecto de estas características. Por otra parte, el 59% de ellas consideran el miedo al fracaso como el principal obstáculo para desarrollarlo.

PROYECTO DESARROLLADO

El estudio traza el perfil de la emprendedora en España. Las que cuentan con un proyecto iniciado con más de tres años y medio, tienen en su mayoría una edad superior a los 45 años y casi un 45% de ellas un nivel de renta alto y más de un 35% estudios de formación profesional.

En paralelo, las emprendedoras nuevas -aquellas con negocios de menos de tres años y medio- suelen tener edades comprendidas entre los 35 y los 44 años, tienen niveles de renta altos (un 46% de ellas) y estudios de formación profesional (un 44%).

En cuanto a los negocios puestos en marcha por mujeres en España, más del 80% se dirige al mercado nacional. El 27% de los negocios nuevos y consolidados generan productos y servicios innovadores que transforman o modifican la oferta existente en el mercado.

Los datos demuestran que sigue existiendo una importante brecha entre las posibilidades de emprender de las mujeres frente a los hombres, principalmente cuando se trata de proyectos de un grado tecnológico medio y/o elevado.

PILAR ANDRADE, HAYDÉE BARROSO Y MÓNICA CASADO

Con motivo del día Internacional de la Mujer (8 de marzo), varias emprendedoras destacadas hablaron sobre el emprendimiento femenino. La co-fundadora de la InsurTech LISA Seguros Inteligentes, Pilar Andrade, es una de ellas.»Me gustan los retos y cuando decidí crear LISA, una InsurTech con un modelo muy disruptivo, ya llevaba años en el sector del seguro en compañías de primer nivel, aun así, emprender como mujer requiere de un esfuerzo extraordinario todavía hoy, porque tenemos que responder a la vez a los roles familiares que todavía recaen sobre nuestro género. A pesar de ello, es apasionante liderar tu vida profesional, tienes mucho más control sobre tu vida y el esfuerzo siempre se ve recompensado».

Por su parte, la co-fundadora y Directora de Operaciones de Atani, Haydée Barroso, indicó que “emprender es no focalizarse en todas las cosas que pueden salir mal o no sabes y potenciar lo que te hace brillar, hay que explotar lo que te hace única. Además, emprenden ofrece la libertad de crear algo único a tu manera. Ellos no permiten que el miedo al fracaso les robe la oportunidad de brillar, hay que lazarse”.

Asimismo, la fundadora de Tattoo Cleaners, Katya Elez, afirmó que «tras años trabajando para otros, sentí la necesidad de hacer algo propio y con propósito y así surgió Tattoo Cleaners, para ayudar a las personas a borrar su pasado para que puedan construir un futuro mejor y también quería ser dueña de mi propia vida, que conlleva libertad y también la máxima responsabilidad”. “Emprender es un reto enorme, pues implica al principio incertidumbre, riesgo económico, algo de miedo y vértigo, aunque supongo que esto es igual para hombres como para mujeres, creo que la gente aprecia ver a mujeres liderando empresas porque tenemos un estilo de liderazgo diferente, quizás con más valores de humanidad, por ejemplo, en Tattoo Cleaners prestamos especial atención al trato personal de nuestros clientes y no tanto foco en lo puramente económico».

La co-fundadora y CEO de la startup Tandem Up, Monica Casal, considera que «Aunque el número de C-Suits aumenta también en empresas tecnológicas, nuestra presencia en alta dirección sigue siendo minoritaria. Las mujeres que me cruzo en el camino son abrumadoramente competentes, destacan por tener una visión clara, fuerte determinación y un liderazgo carismático». «Me atrevo a decir que carreras tradicionalmente masculinas hoy ya ven clara la lenta pero inexorable incorporación de talento femenino gracias a mujeres»first in class que con inteligencia, buen hacer y a menudo un estilo singular,  nos sirven de inspiración al abrirse camino y demostrar que el único techo de cristal que no podemos romper es el que cada una de nosotras cree ver o peor aún el que dejamos que alguien más nos dibuje».


- Publicidad -