jueves, 2 febrero 2023 12:21

Pérez Dolset pide 1.800 millones de fianza para Fridman y sus socios por la quiebra de Zed

El magnate ruso Mijail Fridman puede ser un poco menos rico si se atiende la petición del abogado del ex CEO de Zed, Javier Pérez Dolset. El letrado reclama reclama se le imponga una fianza de 1.800 millones de euros a Fridman y sus socios tras aparecer unos emails y extractos bancarios que «demuestran cómo llevaron intencionadamente» a la tecnológica a la «quiebra». Pese al palo que puede suponer para el multimillonario, su fortuna seguirá siendo inmensa: superará de largo los 10.000 millones de euros.

PRUEBA DE LA IMPLICACIÓN

La representación de Javier Pérez Dolset. ha entregado en el Juzgado de Instrucción Nº6 de la Audiencia Nacional un escrito que contiene una serie de emails y extractos que, según señalan, «demostrarían como Fridman y sus socios se coaligaron para hacerse con el control de ZED en 2014, sustraer todo su valor, bloquear la compañía hasta el año 2017, falsificar pruebas y litigios contra el equipo directivo de ZED (especialmente Javier Pérez Dolset) y llevar a Zed intencionadamente a la quiebra y liquidación.

En resumen, la planificación de un «resteveo» (palabra rusa que define el asalto) con todas sus fases, que incluirían cómo el ex consejero de LetterOne, Mijail Fridman, y sus socios se introdujeron fraudulentamente en ZED falsificando la documentación sobre blanqueo de capitales, cómo Fridman y sus socios bloquearon la marcha de ZED con una serie de pleitos que en realidad estaban gestionados por los propios empleados de la compañía haciéndose pasar por terceros.

El precio que ponen a la responsabilidad de Fridman por la quiebra de Zed y el quebranto para la familia Pérez Dolset es 1.800 millones de euros

UN PLAN EN TRES PASOS

Este plan incluye «cómo Fridman y sus socios se introdujeron fraudulentamente en la empresa falsificando la documentación sobre blanqueo de capitales como bloquearon la marcha de Zed con una serie de pleitos que en realidad estaban gestionados por los propios empleados de la empresa, haciéndose pasar por terceros y cómo Fridman y sus socios sobornaron al Arbitro de la Corte de Ámsterdam, Peter WAKKIE, que, finalmente, orquestó un plan para asegurar el cierre y la liquidación de Zed.

JUZGADO Nº6

El abogado remarca que «en uno de los emails entregados al Juzgado Nº6, uno de los asociados dice literalmente que, además del litigio civil definitivamente exitoso contra todas esas personas, incluido yo, Sergey y tú, para devolver el préstamo en su totalidad, la ley penal rusa prevé una pena de prisión de hasta 10 años por tal distracción de fondos de significado volumen por grupo organizado. En opinión del abogado esto supone reconocer la culpa. «Como se puede leer, los mismos firmantes reconocen la realidad de la operación, su calificación penal de 10 años de cárcel y su pertenencia a una Organización Criminal. Todo ello haciendo referencia a uno de los préstamos fraudulentos que se auto concedieron con el fin de bloquear la sociedad y garantizar su liquidación».

ALFABANK, FRIDMAN Y AVEN

En el escrito, agrega que «la salida de los fondos de las filiales rusas de Zed, que en otro documento interno los propios asociados de Fridman calculan en 914 millones de euros, se realizó a través de Alfa Bank, propiedad de Fridman y Aven, mayoritariamente.

Tanto Alf Bank, como los Fridman y Aven «se encuentran en estos momentos sancionados, con todos sus activos congelados y bajo la prohibición de entrada en la Unión Europa, entre otras razones por el papel que este banco  ha tenido en las maniobras de apropiación ilegales que desplegaron en Ucrania.

DOS EMPRESAS ESPAÑOLAS

El abogado de Pérez Dolset pone el foco en dos gran empresas. «De todos los fondos distraídos, llama la atención la llegada de 1 millón de dólares que fue recibido por el Grupo Planeta, en concreto por una sociedad creada al efecto de nombre Moalney S.L. «Esta transacción fue identificada por Banco Sabadell como una operación de posible lavado de dinero, pero el banco, que participaba en el consejo de administración a través de José Lara  García, advirtió a Luis Elias Viñeta (secretario del Consejo de Planeta) de este hecho, que llevó a este a coordinarse con los asociados de Fridman para falsificar la información de lavado de dinero y ocultar el verdadero origen de los fondos», señala.


- Publicidad -